Publicidad

Un cráter en el espacio ahora se llama Tamboril, tras participación de astrónomo uruguayo en misión de la NASA

El docente Gonzalo Tancredi integró el equipo de la misión DART, que desvió un asteroide en 2022, y tras el hallazgo del gran pozo que se formó por el impacto, propuso un nombre asociado al candombe.

Compartir esta noticia
Cráter Tamboril. Foto: Gonzalo Tancredi.
Cráter de Dimorphos denominado Tamboril.
Foto: Twitter del astrónomo Gonzalo Tancredi.

Redacción El País
“Ya es oficial, ahora tenemos un Tamboril en el espacio”, publicó en su cuenta de Twitter el astrónomo y docente universitario Gonzalo Tancredi, dando a conocer así la decisión que había tomado el Grupo de Trabajo para la Nomenclatura del Sistema Planetario de la Unión Astronómica Internacional en referencia a un cráter recientemente descubierto.

Todo tiene que ver con la misión DART de la NASA, en la que él participó, y que en 2022 logró desviar la trayectoria del asteroide llamado Dimorphos por medio del impacto de una astronave enviada un año atrás a más de seis kilómetros por segundo, unos 22.000 kilómetros por hora. La idea era “poner a prueba una técnica de defensa planetaria, la técnica de desvío por impacto”, contó a El País Tancredi, que participó de la misión.

Nave de la NASA impactó contra el asteroide Dimorphos. Foto: AFP
Nave de la NASA impactó contra el asteroide Dimorphos. Foto: AFP
-/AFP fotos

El plan, en resumidas cuentas, era saber si un objeto enviado por los humanos podía llegar a desviar un asteroide al impactar contra él. Y la conclusión fue afirmativa. Si bien “el desvío es muy pequeño”, Dimorphos, que mide aproximadamente 160 metros de diámetro y orbitaba sobre otro asteroide más grande llamado Dídymos habitualmente en 12 horas, ahora cambió su período orbital a 11 horas y media.

El aparato enviado por la NASA, que pesaba aproximadamente 600 kilos y que tenía “el tamaño de una heladera, más los paneles solares-”, capturó algunas imágenes que permiten ver formaciones irregulares en Dimorphos. “Para identificar lugares les ponemos nombres”, dijo Tancredi, y señaló que esto se hace tanto con cráteres como con rocas y con cualquier cosa extraña que se vea.

En el grupo de trabajo “hubo un acuerdo de que los nombres fueran sobre instrumentos de percusión, porque nosotros lo que íbamos a hacer era golpear, pegarle a un asteroide”, resumió el astrónomo, que agregó que en primera instancia “se hizo una lista bastante larga”. Si propuesta iba a ser “Chico, repique y piano”, instrumentos característicos del candombe, pero una de las condiciones es que “fueran instrumentos que estuvieran reconocidos” en textos internacionales con especialización, y esos no están.

“Pero sí está Tamboril”, celebró. Y de esa forma se identificó un cráter en la superficie de Dimorphos.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Astronomía

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad