"NUEVA NORMALIDAD" 

Esto dice el borrador del protocolo para la reapertura de los shoppings

El País tuvo acceso al borrador del protocolo que alcanzaron las partes involucradas, donde establece horarios, uso obligatorio de tapabocas, entre otras medidas.

Bolsas de compras. Foto: Shutterstock.
Compras en centros comerciales. Foto: Shutterstock - Archivo

El 13 de marzo se informaron los primeros cuatro casos de coronavirus en Uruguay. Apenas cuatro días después, los shoppings comunicaron el cierre de sus locales por tiempo indeterminado.

Las autoridades resaltan que la batalla no está ganada contra el coronavirus, pero sí constatan que la curva de contagios se ha aplanado en el último tiempo, lo que hace prever una próxima reapertura de estos centros comerciales.

Las fechas son claves para los comerciantes porque se fijó la edición 2020 del Día de la Madre para el próximo 14 de junio. Fuentes del sindicato de comercio indicaron que esperan la apertura de los centros para el próximo lunes 8 de junio. Sin embargo, resta la luz verde del Poder Ejecutivo. De hecho, una fuente de los shoppings dijo a El País que están "esperando que el gobierno fije la fecha de reapertura".

El País tuvo acceso al borrador del protocolo de reapertura que alcanzaron las partes involucradas, que una vez se ponga en práctica "estará vigente hasta el momento en que el Poder Ejecutivo de por finalizada la emergencia sanitaria por COVID-19". Se estima que el protocolo se firmaría antes del viernes de esta semana. 

Uno de los principales aspectos es que no se buscará una apertura total de los espacios sino que tiene el objetivo de un "incremento gradual de los locales y servicios operativos siguiendo las recomendaciones del MSP para los espacios comunes de Plaza de Comidas, Cines, Hípica Rioplatense y locales de juegos para niños, así como aumento progresivo de los horarios de funcionamiento".

El horario de atención al público será de "lunes a viernes de 12:00 hasta las 20:00 horas", mientras que los sábados y domingos se extenderá el horario una hora, desde las 11:00 hasta las 20 horas.

Como sucede en los supermercados, "en las primeras dos horas los mayores de 65 años tendrán prioridad en las cajas de los comercios", agrega el texto.

En tanto, en el caso de las plazas de comidas "operarán desde las 12:00 a las 20:00 horas, pudiendo extender sus operaciones hasta las 21 horas de manera opcional".

Sin embargo, respecto a estos comercios habrá algunos cambios según indica el borrador. "En una primera etapa la apertura en plaza de comidas será de venta de alimentos para llevar o delivery en mostrador, sin la permanencia de clientes en mesas", y presenta el siguiente matiz: "En los locales gastronómicos que se encuentran fuera de la plaza de comidas se procederá de la misma forma solo con atención al mostrador, sin uso de las mesas".

La apertura de las plazas será progresivo. "A las dos semanas de este inicio se podrá pasar a venta con público en mesas manteniendo 2 metros de distancia", señala el texto.

Para el caso de los locales gastronómicos "que tienen apertura al exterior del centro comercial, se podrá hacer uso de las mesas manteniendo la distancia de 2 metros entre las personas, con una menor dotación de mesas y cerrando el acceso a los locales desde el interior del centro comercial", agrega.

La circulación también está contemplada en el documento. "El aforo general para control de ingreso se determinará en función de 1 persona cada 5 metros cuadrados, siguiendo las pautas de la autoridad competente".

En esa línea, "se exhorta a evitar aglomeración de personas en general, tanto de compañeros de trabajo como con el público, buscando respetar la medida de distanciamiento físico de 1,5 metros, y minimizar la circulación interna", señala el texto.

Para el caso de los clientes, el borrador estableció la "prohibición de concurrir al shopping si presenta algún síntoma de enfermedad: fiebre, problemas respiratorios, tos seca, resfrío, dolor de garganta, trastornos en el olfato o en el gusto, etc., o si se encuentran en cuarentena o aislamiento por contacto con caso COVID-19 confirmado".

Además, se hará el control de la temperatura para aquellos que ingresen a los centros comerciales, "mediante termómetros láser de manejo manual o mediante cámaras termográficas".

En los casos en que se constate que la temperatura supera los 37 grados, "no se le permitirá el acceso al shopping y se esperará unos minutos para volver a controlar la temperatura. Si se repitiera la temperatura superior a 37°, se le recomendará ir de inmediato a su vivienda y consultar a un médico", dice el texto.

El uso del tapabocas es otro aspecto destacado ya que establece el "uso obligatorio de máscaras para poder ingresar al shopping, de forma permanente mientras dure su estadía en el shopping".

Para el caso de niños "donde no sea posible exigir la colocación de máscaras, será responsabilidad del adulto que lo acompañe que permanezca a su lado todo el tiempo para evitar contacto cercano con otras personas".

Se estableció también el distanciamiento físico "con una distancia mínima de 1,5 metros con otras personas al circular por el shopping o ir a los baños". Sin embargo esta distancia se modifica para los pagos en los locales porque el borrador establece "mantener al menos 2 metros de distancia con respecto a otras personas al hacer la cola para pagar en cualquier caja".

Para la circulación dentro de los centros comerciales se llama a "evitar todo tipo de aglomeración durante la estadía en el shopping, con la excepción del grupo familiar, los que podrán circular juntos".

Para ello, consideran "recomendable establecer flujos de circulación dentro del shopping que aseguren el no encontrarse cara a cara mientras se circula en los corredores. La misma recomendación se aplica para las puertas de acceso (entrada y salida)", detalla el borrador.

La circulación de un piso a otro también se espera que sea diferente porque se va a "desestimular el uso de ascensores. Colocar cartel con el aforo máximo para cada ascensor disponible".

También se llama a respetar "la capacidad máxima indicada (aforo de una persona cada cinco metros cuadrados), impidiendo el ingreso cuando esa capacidad esté colmada".

Para el caso de los baños, el borrador establece que en los mismos "deberá haber funcionarios de aseo" en "forma permanente, realizando la higiene y controlando el cumplimiento de las recomendaciones por parte de los usuarios".

Al respecto, "se deberá definir la cantidad máxima de personas a ingresar al mismo tiempo en estos espacios, en función del tamaño y disposición de los mismos en cada piso, asegurando el distanciamiento mínimo previsto".

En tanto, "se colocarán carteles informando la cantidad máxima establecida y solicitando no realizar higiene bucal ni retirarse la máscara en el baño".

"Los servicios sanitarios deben disponer de papel higiénico, jabón líquido para manos, y basureros con tapa de accionar con el pie. También podrá contar con dispensadores de alcohol gel", agrega al respecto.

Para el caso de los baños de hombre "se deberá evitar el uso de mingitorios contiguos. Deberá dejarse un mingitorio libre entre usuarios siempre que la instalación lo disponga", sostiene el texto.

Por otro lado, se establece que las salas de cine se reabrirán "cuando las autoridades competentes permitan el reinicio de los espectáculos públicos".

En el caso de los locales de juegos para niños y adolescentes dentro de los centros comerciales "requerirán de aprobación municipal expresa para reabrir. Deberán adaptarse a los requisitos que se le planteen a este tipo de locales por las autoridades competentes. Sin perjuicio de ellos, regirán las condiciones previstas para el acceso, circulación, distanciamiento y obligatoriedad de uso de máscaras, que rigen para el resto del Shopping Center", señala el borrador.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados