CUMBRE EN BRASIL

Uruguay eliminará la tasa consular para el Mercosur

El acuerdo prevé plazos para la eliminación de tasas a la importación que cobran tanto Argentina, Paraguay y Uruguay.

Presidentes y representantes oficiales de los países del Mercosur se reunieron en Brasil. Foto: Reuters
Los presidentes del Mercosur celebraron su reunión semestral y Brasil pasó la presidencia temporal del bloque a Paraguay. Foto: Reuters

En la cumbre de presidentes del Mercosur que se celebró ayer en la ciudad gaúcha de Bento Gonçalves en Río Grande del Sur, Brasil, de la que por Uruguay participó la vicepresidenta Lucía Topolansky, se firmó un acuerdo de facilitación del comercio por el cual Uruguay se comprometió a eliminar paulatinamente la tasa consular que el país aplicó a las importaciones desde todo el mundo a partir de enero de 2017 en el marco del ajuste fiscal que dispuso el gobierno de Tabaré Vázquez.

El acuerdo prevé plazos para la eliminación de tasas a la importación que cobran tanto Argentina, Paraguay y Uruguay. Nuestro país dispondrá de un plazo de tres años para la puesta en práctica de la decisión.

El asunto fue comunicado antes de viajar a Brasil por miembros de la administración actual a delegados del gobierno electo en la transición entre ambos.

Diego Escuder, integrante del equipo de Luis Lacalle Pou especialista en derecho internacional, viajó a la cumbre junto a Lucía Topolansky.

También hubo acuerdos sobre integración en las fronteras y cooperación policial. Los jefes de Estado afirmaron que “el diálogo, en el marco de las instituciones y los ordenamientos jurídicos nacionales, son la mejor manera de atender las demandas sociales de la región”.

Situación regional.

Topolansky, alertó al Mercosur que el bloque “no es un paraíso ni una isla de la fantasía”, por lo que deben estar “más atentos” a un “contexto regional preocupante”.

Topolansky intervino en la cumbre semestral que el bloque celebra en la ciudad brasileña de Bento Gonçalves en representación del presidente Tabaré Vázquez, quien debió ausentarse debido al cáncer que padece.

Frente a los presidentes de Brasil, Jair Bolsonaro, Argentina, Mauricio Macri, y Paraguay, Mario Abdo Benítez, Topolansky hizo alusión al reciente proceso electoral en Uruguay La vicepresidenta subrayó que “esa jornada electoral, más allá de su resultado, fue una celebración de la democracia y la ciudadanía”, y lamentó que esa misma situación no se repita en otros países de la zona.

Cumbre del Mercosur en Bento Goncalves, Río Grande del Sur. Foto: AFP
Cumbre del Mercosur en Bento Goncalves, Río Grande del Sur. Foto: AFP

“Esta reunión se realiza en un contexto regional preocupante” y en momentos en que “son varios los países de la región sacudidos por protestas, crisis económicas o políticas y hasta golpes de Estado”, dijo Topolansky frente a los otros presidentes que, aún con matices, están todos situados en el arco de la derecha. Tal vez consciente de eso, la vicepresidenta reconoció que sus palabras podían ser “incómodas”, pero afirmó que no podría “dejar de decirlo”.

Más allá de las consideraciones estrictamente políticas, la vicepresidenta uruguaya valoró la apertura al comercio adoptada por el Mercosur. “El pasado semestre ha sido muy fructífero para el Mercosur”, que tras anunciar el acuerdo comercial con la Unión Europea (UE) alcanzó un pacto similar con la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA).

Topolansky subrayó el apoyo que el gobierno de Vázquez le ha dado a esos procesos, pero también aseguró que el Mercosur “no debe nunca alejarse de la gente” para centrarse en lo puramente comercial. “No queremos un Mercosur devaluado ni de baja calidad” ni tampoco “alejado de sus ciudadanos”, sostuvo.

Proteccionismo.

El Mercosur reafirmó en su cumbre semestral su rumbo liberal y su “vocación” por el libre comercio, así como envió un claro mensaje en contra de las prácticas proteccionistas y los posibles “retrocesos ideológicos”.

La cita también sirvió para despedir al argentino Mauricio Macri, quien la semana próxima le entregará el poder al presidente electo, Alberto Fernández, un peronista de línea progresista que desentona con la mayoría conservadora que existe hoy en el Mercosur.

De hecho, algunos de los mensajes de esta cumbre parecieron casi dirigidos a Fernández y a sus supuestas intenciones de rechazar una revisión a la baja del Arancel Externo Común (AEC) del Mercosur, que ya está siendo negociada, o de implantar medidas proteccionistas a fin de hacer frente a la difícil situación económica de su país.

Bolsonaro envió un mensaje a Alberto Fernández
Jair Bolsonaro, presidente de Brasil. Foto: AFP

Jair Bolsonaro, como el presidente anfitrión de la reunión de presidentes del Mercosur, destacó la “renovación del bloque”, dada por los recientes acuerdos comerciales firmados con la Unión Europea y con los países del EFTA.

Bolsonaro instó a los países miembros del bloque a continuar trabajando para incrementar los “flujos globales de comercio e inversión” y a aplicar rápidamente los acuerdos.

En un breve mensaje inicial, el mandatario brasileño fue directo a uno de los temas que se anticipan más urticantes en la discusión con la administración del presidente argentino electo, Alberto Fernández: la revisión de la tarifa externa común del bloque.

Bolsonaro manifestó que el Mercosur debe avanzar en la reducción del arancel que cobran los países miembros a otras naciones para comerciar.

“Las tasaciones excesivas afectan la competitividad y es perjudicial para quien produce. Brasil confía en la apertura comercial como herramienta de desarrollo”, dijo Bolsonaro.

Y agregó: “No podemos perder tiempo, necesitamos llevar adelante las reformas que están dando vitalidad al Mercosur, sin retrocesos ideológicos”.

El mandatario brasileño saludó especialmente a Macri, a quien felicitó por haber sido “muy importante” en las reformas del bloque alcanzadas este año.

En la misma sintonía, Macri destacó que el Mercosur alcanzó “logros concretos en beneficio de la gente y de la producción regional. Estoy convencido de que no existe futuro para la Argentina ni para ningún país de la región sin una integración inteligente”. Brasil traspasó la presidencia al Paraguay.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados