PARLAMENTO

Sanguinetti se va “para trabajar” y Mujica para “dar consejos”; hoy renuncian al Senado

Mientras Sanguinetti imagina su futuro trabajando sin cesar, Mujica se ve más como “un consejero” de sus compañeros del Movimiento de Participación Popular (MPP).

Sanguinetti habla con Mujica durante una sesión en la Cámara de Senadores. Foto: Leonardo Mainé
Sanguinetti y Mujica acordaron irse del Senado hoy; se espera que digan unas palabras. Foto: Leonardo Mainé

"El Parlamento es un desastre, está bestializado”, dijo a El País el expresidente José Mujica, que hoy presentará su renuncia a la Cámara de Senadores. Será un día histórico, porque también se concretará la salida de otro exmandatario, Julio María Sanguinetti.

Mientras el frenteamplista señaló que el coronavirus lo “tiró para afuera”, el colorado contó a El País que se va porque era algo que ya tenía previsto, y porque necesita tiempo “para trabajar más en política”.

“Antes de la elección dije que mi idea no era quedarme en el Senado. Hoy me alejo de esa tarea para dedicarme a otras. Además, estoy tratando de estar constantemente presente en el debate doctrinario e histórico de nuestro tiempo”, dijo Sanguinetti.

En algo coincidieron los dos: la actividad parlamentaria es intensa. Pero mientras el primero señaló que no puede responder a la cantidad de reuniones que le piden -por el COVID-19 y porque sufre una enfermedad inmunológica, vasculitis Strauss-, el segundo sostuvo que necesita horas para dedicarle a su cargo de secretario general del Partido Colorado y a su actividad periodística, que desempeña en el Correo de los Viernes, El País y La Nación de Argentina.

Mientras Sanguinetti imagina su futuro trabajando sin cesar, Mujica se ve más como “un consejero” de sus compañeros del Movimiento de Participación Popular (MPP). “No me van a dar pelota, porque siempre las cosas son así. Pero después, con el tiempo, me dicen que tengo razón”, dijo.

Coordinaron la salida conjunta en la misma fecha y pensaban presentar una carta de renuncia. Sin embargo, según supo El País, la vicepresidenta Beatriz Argimón les pidió que fueran hoy a la cámara.

Sanguinetti ayer no sabía qué iba a decir: “Si tengo que hablar, hablo; pero no tengo nada planeado”. Mujica tenía previsto referirse a la figura del exministro de Economía colorado, Alejandro Atchugarry, que cuando estuvo en el Senado se sentaba en la misma butaca que hoy ocupa él.

“Atchugarry era un tipo tan especial que con él no te podías pelear; podías discrepar, pero no pelearte. Solo una persona así podía lograr que votáramos en el gobierno de Batlle un presupuesto de 300 artículos que no estaban redactados, que no existían, que eran apenas intenciones bucólicas”, recordó Mujica. También se espera que hable de la unidad entre partidos, “para evitar grietas como en Argentina”.

Mujica divisa a dos sucesores claros: el diputado Alejandro Sánchez, que será el que se quede con su banca en el Senado, y el intendente de Canelones, Yamandú Orsi. “El mejor dirigente no es el que hace más, es el que deja una barra que lo supera”, advirtió.

Sanguinetti, en tanto, aclaró que su tarea no será salir a buscar quien lo suceda, sino trabajar para que su partido crezca.

“Le peor que a uno le puede pasar es salir a buscar sucesores. En el Senado va a asumir Tabaré Viera, que es una figura con gran experiencia y capacidad”, expresó. Sobre nuevos líderes colorados, sostuvo que “la gente no se inventa, sino que va a salir de la actividad política”.

Sanguinetti fue diputado por primera vez en 1963 -un año antes de que Mujica se integrara al Movimiento de Liberación Nacional (MLN)-; el frenteamplista llegó a la Cámara Baja en 1995. Ambos entraron al Senado en 2000; el colorado, tras entregarle la banda presidencial a su correligionario Jorge Batlle.

Sánchez renovará pase en comisión de Mevir

Alejandro Sánchez, que se quedará con la banca en el Senado que hoy deja José Mujica, mantendrá los tres pases en comisión del exmandatario, uno de ellos el de Mario Piacenza, que ocupaba el cargo de gerente en Mevir, y que por esta razón la organización debió buscar un sustituto y por eso se vio obligada a pagar dos sueldos, de unos $ 300.000 cada uno.

“No sabía ni lo que ganaba, me enteré ahora”, dijo Mujica a El País. Y agregó: “Es absolutamente legal, pero no me gusta. Cuando me vaya todos los pases en comisión van para atrás, ahí verá (Sánchez) si lo renueva”. Consultado por El País, el diputado dijo: “Yo voy a renovar los tres pases en comisión que tenia Pepe. Después habrá que ver qué pasa si se cambia la ley y se inhabilita a que haya pases en comisión de personas públicas no estatales”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados