PODER LEGISLATIVO

El Parlamento gastó $ 10 millones en 60 aparatos de aire acondicionado

Con esta licitación, el Parlamento intenta cumplir en parte uno de los reclamos del Sindicato de Trabajadores del Poder Legislativo, sobre las condiciones en las que trabajan los funcionarios.

En el Parlamento hay oficinas "ciegas", sin ventanas ni ventilación. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)
En el Parlamento hay oficinas "ciegas", sin ventanas ni ventilación. Foto: Gerardo Pérez (Archivo)

Tras una licitación global por unos 10 millones de pesos, la Comisión Administrativa del Poder Legislativo compró 60 aparatos de aire acondicionado para oficinas y espacios comunes del primer y segundo piso del edificio principal, el salón central, la biblioteca y 27 “oficinas ciegas” -esto es, sin ventanas ni ningún tipo de ventilación- en el subsuelo. Es el “último paso para que todo el edificio quede cubierto con equipos de aire”, dijo a El País el secretario de la Comisión Administrativa, Wilder Leal.

Con esta licitación, el Parlamento intenta cumplir en parte uno de los reclamos del Sindicato de Trabajadores del Poder Legislativo (Sipole), sobre las condiciones en las que trabajan los funcionarios. El gremio -que responde al Pit-Cnt, fue creado hace unos tres años y lucha por su reconocimiento ante las autoridades parlamentarias- elaboró una carta este fin de semana donde dice que espera que la próxima vicepresidenta Beatriz Argimón “quiera salvar al Palacio Legislativo” y que hoy la mayoría de las oficinas “no cumple con la normativa de salubridad laboral” del Ministerio de Trabajo.

“Nos animamos a decir que el 50% de los lugares donde hoy hay funcionarios, antes eran depósitos herméticos y seguro serían clausurados”, dice la nota, a la que accedió El País. Y agrega: “Aún hay trabajadores de electrónica e impresos que trabajan en sótanos o cubículos improvisados sin ventilación adecuada, hay trabajadores que realizan sus tareas en cantinas improvisadas sin que se cumplan las medidas básicas de seguridad laboral”.

La licitación del Poder Legislativo ya fue adjudicada y en días empieza la instalación de los aparatos por parte de la empresa Oceanlux, según información oficial a la que accedió El País.

Costos de los equipos.

Cada aparato costará unos 166.000 pesos, esto es unos 4.300 dólares. Pero Leal aclaró que el precio incluye la realización de obras, como romper ductos y trabajos de estructura. “Hay requisitos por ser un edificio patrimonial. No se puede comparar con un aire en un hogar”, indicó el funcionario.

Con estas compras, en el Parlamento entienden que cumplen el requisito de ventilar oficinas “ciegas”, como las que hay en el subsuelo. Es un pedido que hizo el Ministerio de Trabajo ante el reclamo del sindicato.

“Hay un concepto que es una oficina, un equipo de aire. Es razonable que todos tengan su espacio adecuado”, indicó Leal. “No se puede corregir de otra forma porque hay lugares donde no es viable poner una ventana”, agregó.

Fernando Talento, copresidente de Sipole y empleado de la Comisión Administrativa, dijo a El País que aprecian “el esfuerzo” de Leal pero tienen dudas que los aires sean “una solución aprobada” por el ministerio para este caso.

En su carta, el sindicato también recuerda que el Parlamento sigue sin habilitación de Bomberos. En ese sentido, las autoridades parlamentarias dicen que a fines de 2019 enviaron toda la documentación tras dos años de trabajo y esperan la respuesta del organismo, así como la inspección final. Por ser un edificio de casi cien años y porque hay protocolos que no pueden cumplir, el Palacio recibiría una habilitación especial. Pero en el Sipole dicen que el edificio es “inhabilitable”. En el Anexo, en cambio, ya consiguieron la certificación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados