LICITACIÓN POLÉMICA

Multinacional aporta nuevas denuncias contra la IMM en compra millonaria de luminarias

Otra empresa que participó en el proceso licitatorio de la comuna salió a cuestionar la licitación de luminarias de Montevideo por US$ 21,5 millones.

Luminarias. Foto: AFP
Una nueva empresa internacional que participó del polémico llamado objetó el proceso de compra de luminarias para Montevideo. Foto: AFP

La mayoría de las denuncias sobre irregularidades en la multimillonaria compra de luminarias para Montevideo (además de las formuladas por diferentes actores políticos) fueron realizadas por la empresa Habilis S.A., una de las competidoras que quedó por el camino en el proceso licitatorio.

Ahora, tras el anuncio de la IMM de otorgar el negocio de US$ 21,5 millones a Prodie S.A., desoyendo varias observaciones del Tribunal de Cuentas y antes de que se pronuncie la Justicia sobre una denuncia que la propia comuna realizó contra esta empresa del PTI del Cerro, un nueva firma sale a la palestra.

Se trata de la multinacional Teslights, que participó del llamado junto a la firma Sonda Uruguay S.A. y cuenta con operaciones en varios países.

“Tenemos nuestra casa matriz en Hong Kong y una planta en Shenzhen (China), la cual se compone por un 100% de capitales nuestros y fabrica exclusivamente productos Teslights”, explicó a El País desde Estados Unidos el CEO de la compañía, el uruguayo Fernando Cancela.

“Nuestra fábrica de China es lo que se conoce como WFOE (Wholly Foreign-Owned Enterprise, una compañía completamente extranjera). Poseemos sucursales en España, México, Argentina, Uruguay y Estados Unidos. Y en Chile tenemos un distribuidor. Somos la marca que más puntos de iluminación inteligente tiene instalados en Uruguay, con 30.000 luminarias distribuidas entre los departamentos de Artigas, Paysandú, Salto, Tacuarembó, Rivera y Montevideo (en la Avenida Millán). También estamos presentes en el sector comercial”, agregó Cancela.

Teslights tiene 12 años de experiencia y pertenece a tres socios uruguayos: dos que residen en Uruguay y Cancela que vive en San Francisco desde hace 20 años. Desde el año 2010 es proveedora de iluminación especializada para la Marina de Estados Unidos.

La empresa admite que la oferta económica de Sonda era más cara que la de Prodie, aunque aclara que ante irregularidades como la falsificación de certificados, la propuesta técnica presentada por la empresa adjudicataria no puede ser tomada en cuenta.

La denuncia equivocada.

Pablo Schoenig, otro de los directivos de Teslights, dijo a El País que la IMM optó por denunciar penalmente a la adjudicataria Prodie (tras detectar que presentó certificados presuntamente falsificados) cuando podría haberlo hecho administrativamente ante el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE). Esto, aseguró el empresario, la habría descalificado inmediatamente para participar en el llamado. Y en otras compras estatales.

“El intendente (Christian) Di Candia dijo en un programa que una denuncia penal le puede llevar diez años y que ellos no pueden estar diez años para cambiar una luz. Eso es medio vidrioso, porque cuando hay un cuestionamiento hacia una empresa del RUPE, lo que se hace es una denuncia administrativa”, sostuvo Schoenig.

“Esa denuncia la hace la Intendencia al RUPE, y lo que se hace es suspenderle el registro a la empresa. La Intendencia optó por la denuncia penal contra Prodie y Habilis, pero el camino que imposibilitaría participar en cualquier licitación del Estado es la denuncia administrativa. Una empresa con una mancha en el RUPE no le vende a más nadie”, reflexionó.

Según el empresario, a diferencia de los fallos del Tribunal de Cuentas de la República (TCR), que no son vinculantes, una resolución del RUPE debe ser acatada por la Intendencia. En el caso de las observaciones del TCR, la IMM puede reiterar los gastos (algo que ocurre frecuentemente) cuando no comparte la opinión del organismo. La compra de las luminarias, en la que el TCR se pronunció en contra, es un ejemplo de ello.

La Intendencia de Montevideo pretende invertir US$ 21,5 millones para cambiar las luminarias de toda la ciudad. Foto: Nicolás Pereyra
Foto: Nicolás Pereyra

“Estoy totalmente de acuerdo con que no pueden esperar la denuncia penal. Pero: ¿por qué no ingresaron una denuncia administrativa también?”, se preguntó Schoenig.

Otra falsificación.

“Hay un tema más grave: en la tercera licitación, que en realidad es una compra directa por excepción, hay nuevamente un certificado falso presentado por Prodie, que las empresas no pudieron recurrir porque cuando se descubrió, ya estaban fuera de plazo”, agregó Cancela.

“Cuando uno falsea un certificado es porque no logra llegar a los parámetros exigidos”, anotó el CEO de Teslights.

Cancela aclaró que la propuesta de Sonda no tuvo ningún tipo de observación en la parte técnica. “Nos remitimos al certificado de UNIT (Instituto Uruguayo de Normas Técnicas): puntuamos primeros en las tres licitaciones. Somos la única empresa que tiene el certificado de UNIT sin observaciones”, dijo.

“Es entendible que un ingeniero como (Pablo) Chavarría (responsable de la Unidad Técnica de Alumbrado Público de la IMM) no conozca de certificaciones porque lo que él recibe es la certificación completa. Pero el pliego obligaba a que UNIT corrobore que esa certificación exista, que se hizo en un laboratorio aprobado internacionalmente y que ese laboratorio entregaba el reporte. Y en el segundo llamado, UNIT le revoca el certificado a Prodie”, destacó Cancela.

Tránsito nocturno en la avenida 18 de Julio. Foto: Fernando Ponzetto
La Intendencia admitió que la empresa preseleccionada presentó documentos “presuntamente falsos”. Foto: Archivo El País

La prensa y otras comunas

Al comparecer el 12 de junio ante la Junta Departamental, el intendente Christian Di Candia defendió el proceso licitatorio iniciado por su predecesor, Daniel Martínez. Apuntó a los titulares de prensa y a otras intendencias que no son del Frente Amplio.

“El entramado burocrático que nos da las garantías de los debidos procesos (...) no lo hace a este irregular, y mucho menos oscuro, como se ha querido plasmar una y otra vez a través de la prensa”, sostuvo el jefe comunal.

“Cuando uno escucha algunas declaraciones de prensa ―como, no quiero decir que por mala fe, prefiero pensar que por desconocimiento, pareciera que la Intendencia fue a una empresa local y le pidió unas miles de lámparas en el mostrador, a dedo. Esto es de un nivel de irresponsabilidad que a nosotros nos preocupa”, agregó.

Di Candia dijo que en otros departamentos del Uruguay se hicieron compras de luminarias de menor calidad, a mayores precios. Y habló de irregularidades en esos procesos.

“En esas ciudades y departamentos el Tribunal de Cuentas de la República sí ha determinado irregularidades flagrantes, ‘constantes’ y sonantes de gobernantes de otro partido al que pertenezco. Pero no quería dejar de hacer mención al tema, porque creo que cuando se mide la ética y la transparencia, la vara tiene que ser la misma en todos los casos”, indicó el intendente de Montevideo.

Y destacó: “Este proceso estuvo reglado por la transparencia, por la ética, por un sentido de máxima responsabilidad pública y por un respeto irrestricto de la institucionalidad”.

Tiempos que no coinciden con el proceso licitatorio
Nuevo plan de la IMM. Foto: N. Pereyra

Teslights entiende que no se pueden colocar las lámparas de Prodie en Montevideo “en un mes, como aseguró el intendente”, porque “no dan los tiempos para ello”. Este punto fue manejado también por el edil Javier Barios Bove (PN) en la interpelación que le realizó al intendente Di Candia en la Junta Departamental.

“Lo que más nos llamó la atención es que el intendente dijo en VTV hace un par de semanas que de esta forma las luminarias pueden estar instaladas en un mes, cuando el pliego condiciona los tiempos a la fabricación, a la inspección de la Intendencia de la fabricación en sí (en este caso en una planta industrial en China) y al envío”, dijo Cancela.

“Si hay que esperar a los inspectores de la IMM, producir con ellos ahí y enviar la mercadería, estaríamos hablando de tiempos muchos más largos que 30 días. Eso es lo que más nos llamó la atención, porque lo que dice el intendente es logísticamente imposible”, agregó.

Pablo Shoenig fue más lejos: “O el intendente de Montevideo habla sin saber, lo cual lo desacredita enormemente, o está sabiendo algo que es más grave. Él no puede decir que en un mes está colocando las luminarias”.

En la interpelación al intendente Di Candia, Barrios Bove se refirió puntualmente a una compra de 1.000 luces LED que hizo la IMM a Prodie: “No dan los plazos materiales para que los funcionarios de la Intendencia hayan ido a la fábrica en China a inspeccionar el producto, tal cual lo establece el punto 7.1.7.4 del Anexo Técnico; para que la fábrica en China haya despachado las luces; para que estas hayan sido transportadas vía marítima como se dice que ocurrió, ni para que luego de llevado a cabo todo el proceso se las haya sacado de Aduana antes del 4 de diciembre de 2019”, indicó el legislador.

Alumbrado público

Una nueva empresa internacional que participó del polémico llamado objetó el proceso de compra de luminarias para Montevideo. Se trata de un negocio de US$ 21,5 millones que la Intendencia adjudicó a la empresa Prodie S.A., acusada de presentar certificados falsos y denunciada judicialmente por la propia comuna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados