POLÉMICA LICITACIÓN

Por tercera vez, el Tribunal de Cuentas rechazó compra millonaria de la IMM

Por tercera vez el TCR rechazó el proceso de compra de 60.000 luminarias iniciado por la comuna a un costo de US$ 21,5 millones.

La Intendencia de Montevideo pretende invertir US$ 21,5 millones para cambiar las luminarias de toda la ciudad. Foto: Nicolás Pereyra
La Intendencia de Montevideo pretende invertir US$ 21,5 millones para cambiar las luminarias de toda la ciudad. Foto: Nicolás Pereyra

Se trata de la mayor compra de luminarias callejeras de la historia de Montevideo: 60.000. Un negocio de US$ 21.5 millones que generó tres observaciones del Tribunal de Cuentas de la República (TCR) a la Intendencia de Montevideo (IMM) por violar los principios de buena administración y de igualdad de los oferentes.

En 2017, la IMM capitalina anunció la adquisición señalando que pretendía transformar las luces de la ciudad. El plan municipal preveía una resolución del llamado para agosto de ese año y las primeras luminarias ya instaladas en 2018.

Sin embargo, el camino resultó lleno de piedras para la administración frenteamplista. La comuna otorgó la compra a la empresa Prodie ad referéndum, es decir, condicionada al pronunciamiento del TCR. Esta empresa fue acusada de haber falsificado los resultados de sus luminarias de origen chino y denunciada penalmente por la propia intendencia.

Prodie S.A. opera en el Parque Tecnológico Industrial (PTI) del Cerro, un bastión del Frente Amplio.

Además, existieron recursos presentados por las empresas perdedoras, los cuales enlentencieron el proceso de compra de la comuna capitalina.

El intendente Christian Di Candia revocó la adjudicación en febrero de este año tras una observación del Tribunal de Cuentas a la oferta de Prodie.

El Tribunal de Cuentas se refirió al proceso de compra: “No se trató por igual a las empresas oferentes, pues habiendo radicado la administración denuncias penales cercanas en el tiempo contra las mismas, en un caso se descarta a un oferente por carecer de confianza para contratar y en el otro se le adjudica la contratación”.

Tránsito nocturno en la avenida 18 de Julio. Foto: Fernando Ponzetto
La empresa preseleccionada habría presentado documentación falsa, según consta en una resolución de IMM. Foto: Fernando Ponzetto

A fines de mayo de 2020, la administración resolvió retomar la compra porque entendía que la propuesta de Prodie S.A. -una de las empresas denunciadas- representaba un ahorro para la comuna capitalina de unos US$ 6 millones.

En una resolución fechada el 24 de junio de 2020, el Tribunal de Cuentas volvió a rechazar la compra por parte de la intendencia de las luminarias viales, el suministro de un control inteligente y analizadores de redes y un servicio de retiro e instalación de las luces viejas de la ciudad.

El organismo de contralor dice que “se retrocedió” en el procedimiento de contratación, al volver la IMM a analizar las ofertas para la compra de las 70.000 luminarias.

Y agregó que, al realizar la valoración de las propuestas, la intendencia “ignoró” los antecedentes de Prodie, en especial su conducta en el procedimiento frustrado, por lo cual el procedimiento de la IMM “colide” con el principio de buena administración establecido por la Constitución de la República.

Por ende, señala el Tribunal, “no correspondía” que la Intendencia de Montevideo adjudicara la compra por US$ 21,5 millones sin que previamente se resolviera la investigación penal llevada a cabo contra Prodie y, en caso de confirmarse los hechos denunciados, dicha firma “debería ser sancionada” por su “proceder arbitrario” al principio de buena fe en las contrataciones. Ello, dice la resolución del organismo de contralor, implicaría “su exclusión” del procedimiento de compra de las luminarias.

Además, el Tribunal de Cuentas cuestionó a la administración frenteamplista por no cumplir con el Texto Ordenado de Contabilidad y Administración Financiera (Tocaf), que regula la actividad pública, ya que no permitió que la empresa Habilis tuviera acceso a la totalidad del expediente de compra de luminarias.

Y agregó que no sirve de justificación para el apartamiento legal la afirmación de que no mostró el expediente a Habilis porque el país se encontraba en una situación de emergencia sanitaria.

El TCR también criticó a la Intendencia de Montevideo por no haberle remitido información contable relacionada con el gasto por la compra de las 70.000 luminarias.

Irregularidades.

Habilis S.A., una de las empresas competidoras, denunció el proceso licitatorio por irregularidades. Fuentes de esta firma dijeron a El País que la diferencia de ofertas es de 2,1 millones de dólares y no de 6 millones, como sostiene el secretario general de la comuna, Fernando Nopitsch.

“La luminaria de Habilis genera aproximadamente US$ 41,4 millones de ahorro en 11 años, mientras que la de Prodie genera un ahorro de US$ 40,6 millones en el mismo período. La IMM no desembolsa el dinero, ya que paga con el 90% de los ahorros generados con las luminarias. Por tanto, genera más ahorro con las de Habilis que con las de Prodie”, indicaron desde esa firma. Y agregaron: “Las lámparas de Prodie tienen certificados falsos, esto confirmado por UNIT y denunciado penalmente por la propia IMM. Y no tiene un solo antecedente a nivel mundial”.

Uno de los argumentos utilizados en contra de Prodie es que, con luminarias chinas, esta pequeña empresa ganó una licitación multimillonaria compitiendo con otras firmas que ofrecían, por ejemplo, lámparas General Electric.

En este sentido, Nopitsch dijo que Prodie ya ganó licitaciones abreviadas y que sus lámparas se encuentran funcionando correctamente en Montevideo desde hace un año y medio.

El próximo jueves Daniel Martínez tomará las riendas de la IMM. Foto: N. Pereyra
IMM. Foto: Nicolás Pereyra

Con respecto a la denuncia que hizo la Intendencia por hechos que podrían tener el carácter de “delictivos” en este llamado, el secretario general indicó que todavía no hay un pronunciamiento de la Justicia.

Nopitsch sostuvo que, así como hubo sospechas por un certificado falso de Prodie, en una de las etapas que tuvo el llamado, la firma Habilis “adulteró” un certificado para poder calificar.

El 1° de junio de 2020, el ministro blanco del Tribunal de Cuentas, Francisco Gallinal, dijo a El País que la única forma que tienen las autoridades de la Intendencia de reparar los vicios que posee la compra es anularla y empezar todo el proceso otra vez.

Una compra que derivó en cuestionamientos políticos

A instancias del edil Javier Barrios Bove, la bancada del Partido Nacional realizó un llamado a sala al intendente Christian Di Candia, por la reciente adjudicación de una licitación de US$ 21,5 millones para la compra de luminarias a una empresa denunciada por la competencia y por la propia intendencia.

Eso se concretó el viernes 12 de junio. La bancada oficialista respaldó todas las actuaciones del intendente y su equipo. “No hay ninguna duda de este proceso. Este llamado a sala fue apoyado por la bancada, más allá de que se hizo sobre especulaciones y dichos en la prensa”, dijo el edil Sebastián Valdez. Pero el edil Barrios Bove dijo a El País que a su entender “el proceso que ha rodeado la compra de las luminarias LED para Montevideo se ha visto plagado de irregularidades”.

En la junta departamental, Di Candia se amparó en la “complejidad” del trámite de adjudicación y advirtió que “las dificultades surgieron por el comportamiento de las empresas” que se presentaron al llamado. Tras el llamado, la oposición resolvió enviar a la Justicia Penal todas las actuaciones relacionadas con la adjudicación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados