Publicidad

Maciel confirmó que el gobierno analizó los chats con Ache antes de la interpelación, donde no los mostraron

El subsecretario del Interior, que presentó hoy su renuncia al cargo, reclamó que el excanciller Bustillo lo tratara de “tarado y anormal” por intentar “blanquear” el intercambio con Ache sobre Marset.

Compartir esta noticia
Guillermo Maciel y Luis Alberto Heber
Conferencia de prensa de Luis Alberto Heber y Guillermo Maciel tras sus renuncias en el Ministerio del Interior
Foto: Darwin Borrelli

Redacción El País
La crisis política que atraviesa el gobierno por estos días por derivaciones del caso de la entrega del pasaporte al narcotraficante Sebastián Marset, y que generó hasta el momento la renuncia de tres jerarcas, tenía hasta este momento un asunto central sin confirmarse, en el que el Frente Amplio ha puesto la lupa: si el gobierno faltó o no a la verdad en la interpelación del 22 de agosto de 2022, en la que el entonces canciller Francisco Bustillo —quien renunció el miércoles pasado— dijo que las autoridades no sabían “quién era Marset” al momento de tramitarle el pasaporte el delincuente, cuando este estaba detenido en Dubái.

Cuando Carolina Ache —exsubsecretaria de Relaciones Exteriores— declaró la semana pasada ante la Fiscalía, entre varias otras cosas dijo que hubo una reunión en la casona del Prado (perteneciente al Ministerio del Interior) a la que fueron varios jerarcas ministeriales como preparación de la interpelación que en las horas siguiente llevaría adelante la oposición, y que allí se planteó ocultar el contenido de una conversación clave que tuvo por mensaje con Maciel el 3 de noviembre de 2021. Incluso dijo que los presentes —entre otros, la cúpula de los ministerios del Interior y Relaciones Exteriores y el asesor presidencial Roberto Lafluf— tenían arriba de la mesa ese intercambio de Whatsapp, en el que en resumidas cuentas el subsecretario de la cartera de seguridad quería averiguar detalles sobre Marset, en ese momento detenido en Dubái, a quien calificó de “narco pesado y peligroso” cuya liberación “sería terrible”.

Ache aportó a la Fiscalía incluso el audio de una grabación telefónica entre ella y Bustillo, diálogo en el cual el entonces canciller calificó de “tarado” a Maciel por estar dispuesto a mostrar ese chat en el Parlamento.

Ahora, este mediodía, el propio Maciel —que junto con Heber presentaron hoy sus renuncias— habló sobre esto mismo y confirmó —en este punto— la versión de Ache.

“Yo soy el que en la preparación de la interpelación muestro los chats (a las autoridades ministeriales) para mencionar que existen las comunicaciones y que hay que mencionarlas en la interpelación, dando la fecha”, dijo el ahora exjerarca.

Luis Alberto Heber y Guillermo Maciel
Conferencia de prensa de Luis Alberto Heber y Guillermo Maciel tras su renuncias en el Ministerio del Interior
Foto: Darwin Borrelli

“Soy yo el que desde el primer día expongo los mensajes de chat arriba de la mesa”, dijo y agregó: “Sin embargo, soy yo (al) que agravian injusta y despectivamente, al que en el audio que se ha hecho público por filtración entre Francisco Bustillo y Carolina Ache, el excanciller me trata de tarado y anormal por blanquear los chats. ¡Tarado y anormal por blanquear los chats! Y la exvicecanciller me acusa de andar volanteándolos”.

Ese famoso intercambio no fue expuesto en la interpelación. Allí solo se habló “comunicaciones” y Bustillo declaró que el gobierno no sabía quién era el delincuente, pese a que luego dijo que lo decía en un sentido figurado, que lo que no se sabía era el nivel de peligrosidad que tenía. Y en este tema, los dirigentes del Frente Amplio han dicho en reiteradas ocasiones que se “mintió” en el Parlamento.

De todas formas, en su declaración en Fiscalía la semana pasada, Maciel también entró en contradicción con lo aportado por Ache en su declaración, ya que negó que hubiera una intención de no aportar el intercambio ante los senadores, como sí lo dijo la exvicecanciller.

“Previo a la interpelación —dijo Maciel ante el fiscal Machado— nos reunimos los dos ministerios, la cúpula y los asesores, y reafirmo todo lo que se mencionó en esa interpelación. Allí se planteó contar lo que había ocurrido en el trámite y no había ninguna intencionalidad de ocultar conversaciones con la subsecretaria”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad