ELECCIONES 2019

Lacalle comienza a definir las piezas que integrarán su equipo de gobierno

Con un lunes atípico según lo planeado, Lacalle Pou aprovechó para iniciar los primeros contactos para agendar las reuniones y buscar armar el gabinete ministerial.

Lacalle Pou, Argimon y líderes de la coalición en el acto tras el balotaje del domingo. Foto: Gerardo Pérez
Lacalle Pou, Argimon y líderes de la coalición en el acto tras el balotaje del domingo. Foto: Gerardo Pérez

Un lunes más tranquilo de lo normal en la larga campaña electoral de Luis Lacalle Pou. El candidato blanco nunca se esperaba lo que pasó en la noche del domingo de elecciones: la espera para ser proclamado presidente se extiende una semana más. Por eso aprovechó el día para almorzar con amigos y descansar en familia.

Pero el teléfono celular volvió a ser un protagonista en el día después del balotaje. Es que Lacalle Pou se comunicó con los líderes de los partidos que integran la coalición para comenzar a delinear el gabinete ministerial. Un puzle que va a integrar representantes (piezas) de los cinco partidos que integran la coalición multicolor, lo que lo hará inédito en la historia política del país.

Con una oreja en la Corte Electoral para conocer la apertura voto a voto de los sobres observados a partir de hoy, el blanco busca lograr un equilibrio en el armado del Poder Ejecutivo, pero al mismo tiempo conformar un grupo con “mucha espalda y solidez política”. Así lo manifestaron a El País tres fuentes allegadas al candidato.

Lacalle Pou jugó pocas cartas a la hora de anunciar ministros en esta campaña electoral. A los que ya había propuesto en 2014 cuando perdió, Azucena Arbeleche para el Ministerio de Economía y a Pablo da Silveira como ministro de Educación, les sumó a Pablo Bartol en el Ministerio de Desarrollo Social.

Es que el candidato blanco tenía claro desde un principio que necesitaría de los otros partidos de la oposición para darle solidez al gabinete. Así lo acordó con Ernesto Talvi del Partido Colorado, Guido Manini Ríos de Cabildo Abierto, Edgardo Novick del Partido de la Gente y Pablo Mieres del Partido Independiente.

El blanco no ha conversado sobre otros futuros integrantes del gabinete, negociaciones que iniciará esta semana.

A pesar de que aún no se iniciaron formalmente las conversaciones para armar el gabinete, varios de los futuros ministros ya manejaban la posibilidad de ser designados.

De acuerdo al relevamiento realizado por El País, con al menos siete informantes blancos y al menos cuatro fuentes de los partidos que integran la coalición, el candidato electo ya tiene un bosquejo completo en su cabeza del futuro gabinete.

Según las fuentes del entorno del candidato consultadas por El País, la intención de Lacalle Pou es que en el equipo económico estén representados todos los partidos de la coalición. En esa línea la ministra de Economía designada solicitó que quien esté al frente de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) sea el colorado Isaac Alfie.

La relación entre ambos es muy buena. Alfie fue profesor de Azucena Arbeleche y quien la llevó a trabajar al Ministerio de Economía y Finanzas en 2001. De hecho, fue quien le pidió que comenzara a ver temas de la deuda, cuando aún no existía la Unidad de Gestión de Deuda de la que Arbeleche fue directora entre 2010 y 2014 bajo la segunda administración frenteamplista. Trabajó codo a codo con Alfie (y otros funcionarios) en el armado del canje de deuda de 2003.

En la Secretaria de la Presidencia, y la Prosecretaría buscará tener el equilibrio de un peso político fuerte, y una espalda técnica solida; ambos de mucha confianza de Lacalle Pou. Por eso una de las opciones que tiene en mente es que Álvaro Delgado, ocupe la Secretaría, según publicó el Semanario Búsqueda el jueves 21.

De acuerdo a lo confiado por informantes a El País, del Partido Nacional, Rodrigo Ferrés es el nombre que se maneja para la Prosecretaría, desde donde liderará le armado la ley de urgente consideración.

Luis Lacalle Pou y Lorena Ponce de León. Foto: Gerardo Pérez
Luis Lacalle Pou y Lorena Ponce de León. Foto: Gerardo Pérez

Sin embargo el nombre de Delgado también circuló como posible ministro de Industria, por el perfil político que ha tenido el senador desde el Parlamento; siendo esta la alternativa B para su futuro político.

Luis Alberto Heber, del Herrerismo, y Javier García del Espacio 40, y Jorge Larrañaga de Alianza Nacional son otros de nombres para armar el puzle ministerial.

El primero es manejado para liderar el Ministerio de Transporte, García para comandar el Ministerio de Defensa y Larrañaga el Ministerio del Interior. Álvaro Garcé, quien fue el referente en materia de seguridad del candidato es la alternativa para ocupar la subsecretaria de Interior, y el colorado Guillermo Maciel la Dirección General de esa cartera.

En el caso de la Cancillería, Ernesto Talvi fue el elegido por Lacalle Pou, y aunque este aún no dio su respuesta es casi un hecho que ocupe el cargo. En Ganadería Carlos María Uriarte, también de Ciudadanos del Partido Colorado, lideraría esa secretaría de Estado, el segundo sería el nacionalista Juan Ignacio Bufa.

Un representante del sanguinettismo estaría al frente del Ministerio de Turismo y ese sector colorado también pretende la secretaría de Trabajo y Seguridad Social, pero en los planes de Lacalle Pou ese ministerio debería ser blanco.

Para Cabildo Abierto el ofrecimiento pasará por el Ministerio de Salud y el Ministerio de Vivienda. Guido Manini Ríos, así como Irene Moreira, su esposa, son las opciones que están en el bosquejo inicial, no obstante el general retirado preferiría mantenerse en el Senado y su cónyuge ocuparía Vivienda. A su vez quien fue el compañero de fórmula de Manini, Guillermo Domenech, es manejado para ser el “número dos” de Defensa.



Y para secundar a Bartol, el nombre que aparece es el de Javier Lasida, del Partido Independiente.

Los nombres que se manejan para los ministerios

Un fortín reservado para Eduy21

El año electoral fue, para el colorado Robert Silva, una montaña rusa. Lo había empezado sin grandes ambiciones políticas, pensando en culminar su mandato como consejero del Codicen en representación de los docentes (cargo que le caducaba en 2021). Pero renunció para completar la fórmula presidencial liderada por Ernesto Talvi y ahora es el nombre de la coalición para presidir el futuro Codicen. El propio Talvi dijo ayer que “le gustaría” que así fuera.

Aunque mantiene diferencias sobre la representación docente, Silva tiene sintonía con Pablo da Silveira, el futuro ministro de Educación y hombre del colectivo Eduy21. Entre ambos, si el resto de la coalición multicolor se los permite, intentarán situar a referentes de Eduy21 en los distintos sillones de la comandancia de la educación.

Esta estrategia, que a priori parece lógica al mirarse los programas de gobierno de los partidos de la coalición opositora, se enfrenta a un obstáculo: la normativa.

La ley de Educación establece que los cinco integrantes del Codicen tienen que haber actuado “en la educación pública” por un lapso no menor a diez años. Eso, por más que reviste discusión respecto a si la UdelaR es educación pública, anularía la presencia de la colorada Adriana Aristimuño o el independiente Javier Lasida. Sí le daría oportunidad a otras figuras cercanas a Silva, como la exinspectora técnica de Primaria Milka Shannon.

Parte del equipo de Eduy21, de no modificarse la normativa, podría integrarse a cargos del Ministerio de Educación o bien del Instituto Nacional de Evaluación Educativa (Ineed), organismo que podría presidir el frenteamplista Fernando Filgueira.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados