CAMPAÑA POR REFERÉNDUM

¿Cómo se juntaron 140.000 firmas contra la LUC en tres días?

Recibieron papeletas del interior con las que no contaban, dijeron a El País fuentes del FA. La coalición de gobierno espera a ver qué dice la Corte Electoral.

Cajas con firmas contra la LUC salen de la sede del Pit-Cnt hacia la Corte Electoral. Foto: Francisco Flores
Cajas con firmas contra la LUC salen de la sede del Pit-Cnt hacia la Corte Electoral. Foto: Francisco Flores

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

En la coalición multicolor reina la mesura. Antes de salir a defender los 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) que el Frente Amplio y el Pit-Cnt se proponen derogar, están decididos a esperar a ver qué dice la Corte Electoral en cuanto a las casi 800.000 firmas que se entregaron el jueves para habilitar el referéndum.

Desde el Partido Nacional, el Partido Colorado y el Partido Independiente, distintas fuentes señalan que no se entiende cómo el FA informó el lunes que necesitaban 40.000 para llegar, y en tres días consiguieron 140.000 adhesiones. En el Frente Amplio y el Pit-Cnt, en tanto, las palabras que se usan para responder son: “oleada”, “batacazo” y “épica”.

La Comisión Pro Referéndum informó el 1° de julio, o sea el jueves de la semana pasada -a siete días de la fecha límite para entregar las rúbricas- que les faltaban 80.000. Para llegar a este número, según dijeron a El País fuentes del Frente Amplio, se tomaron en cuenta las aportadas por la fuerza política, por el Pit-Cnt, por las organizaciones departamentales, por coordinadores y por sindicatos “que inspiraban una cuota del realismo”. “Al resto no les creímos”, advierten.

El resto son comités de base y organizaciones, sobre todo del interior, que juntaban firmas pero que, hasta ese momento, solían dar números errados en cuanto a la cantidad que tenían para aportar. “Venían un mes y te decían: ‘tenemos 120’. Después te ponías a contar y había 80”. En los últimos días estas organizaciones daban, siempre según las fuentes de la oposición, números que eran considerados irrisorios: “Hablaban de 7.000, cuando sabíamos que nunca llegaban ni a 1.000. Lo que pasó luego fue que en realidad tenían las 7.000 o incluso más”.

Más allá de esto -a través de los distintos actores que se encargaron de juntar las rúbricas- se notó en los últimos 10 días un importante aumento, si se tiene en cuenta que en mayo había solo 572.000 y que en junio, según admiten, no hubo tantas como esperaban.

El número mágico para llegar al referéndum era el 672.000. Cuando el 1° de julio la Comisión Pro Referéndum dijo que les faltaban 80.000, en realidad no era para llegar a esa cifra sino a 700.000, el mínimo que se impusieron para tener aire en caso de que hubiera muchos descartes (por huellas mal impresas, por firmas que no coinciden, por rúbricas duplicadas, etc.).

El domingo pasado en horas de la noche hubo una reunión por Zoom entre referentes del FA, el Pit-Cnt y otras organizaciones que participaron de la campaña. Cuando ese día lanzaron en las redes sociales que faltaban 40.000, “también, según el cálculo que se tenía, eran esas las que faltaban”, dijo un importante dirigente del FA. Y agregó: “Nunca mentimos en el número, lo que decíamos era lo que sabíamos en función de los datos que nos llegaban y que entendíamos que ameritaban mayor seriedad”.

Pero para ese entonces, tampoco tenían claro cuánto habían logrado sumar algunas organizaciones sindicales y comités de base que no habían llegado a contar lo que tenían. De modo que esos datos no se tuvieron en cuenta. Tampoco estaban las que llegaron el lunes de mañana de Canelones, que fueron 13.000.

“No es que sumamos 140.000 firmas en tres días, había otras de días anteriores que no se habían contado y siempre el número que manejamos fue el de 700.000 como mínimo. Lo que sí es verdad es que prácticamente en 10 días hubo unas 150.000 firmas más”, insistió la fuente del FA.

La madrugada del jueves en la sede del Pit-Cnt se quedaron trabajando hasta las 5:20 horas, agotados por el conteo de todas las rúbricas que tenían a disposición hasta el momento. En la conferencia del mediodía, Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt, informó que se había llegado a la cifra de 763.443. Ese número era el del conteo hecho hasta las 5:20.

Pero en ese entonces, mientras Pereira hablaba, en la sede del Pit-Cnt seguían llegando cajas con firmas de distintos puntos del país, y sobre todo de los comité de base frenteamplistas de la capital. Por ejemplo, en Brazo Oriental entregaron 300 formularios más.

A la Corte le dieron, en horas de la tarde, 309 cajas. A último momento se pidió una más donde se sumaron apenas otras tres papeletas. En total, se superaron las 797 mil firmas.

Desde el FA y el Pit-Cnt advierten que, pese a todas estas explicaciones, no entienden cómo tanta gente firmó a último momento. Desde la fuerza política creen que “el aumento del combustible, un movimiento que se hizo en función de la LUC, pudo haber tenido que ver”. Por otro lado creen que para ellos esto es “el contraataque”, un “ahora nos toca a nosotros” y “la consolidación de un cambio de espíritu para la izquierda”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados