CANELONES

Gobierno suspendió la instalación de un megabasurero en Cerro Mosquitos

"Es una buena decisión la de darnos un tiempo, y la de repensar para encontrar una mejor solución", dijo el ministro Peña.

Adrián Peña, este martes de noche en Torre Ejecutiva. Foto: Pablo S.Fernández
Adrián Peña en Torre Ejecutiva. Foto: Archivo El País

El ministro de Ambiente, Adrian Peña, informó este miércoles de noche en rueda de prensa en la Torre Ejecutiva que tras una reunión con el presidente Luis Lacalle Pou se resolvió suspender por "tiempo indeterminado" la instalación de un megabasurero en Cerro Mosquitos, cerca de la localidad de Soca, destinado a la disposición final de residuos para todo el departamento de Canelones,. El proyecto generó críticas desde el ámbito civil y político.

Peña aseguró que han asumido hace "muy poco tiempo", por lo cual no han tenido el tiempo de "trabajar en otra alternativa superadora". Para encontrar una solución "quizás más integral, y una visión más regional, no solo el departamento de Canelones" es que desde el gobierno se entiende conveniente esperar a que pasen las elecciones departamentales para contar no solo con los intendentes de los próximos cinco años sino con los responsables de las áreas ambientales.

"Es una buena decisión la de darnos un tiempo, y la de repensar para encontrar una mejor solución", dijo Peña, quien precisó que si bien la gestión y la propiedad del basurero es de las intendencias, las habilitaciones son del Ministerio de Ambiente.

A pesar de la pausa anunciada, el ministro indicó: "No encontramos lugar al planteo técnico de los vecinos, pero sí entendemos el tema de la ruralidad de esa zona y que no sea afectada por este tipo de prácticas".

Los vecinos de la zona se vienen movilizando hace más de un año en contra de esta iniciativa, que plantearon, tendrá un impacto ambiental irreparable. Entienden que contaminará el arroyo Solís Chico -ubicado a corta distancia de la futura usina-, el cual desemboca en el Río de la Plata, en la cadena de balnearios de la Costa de Oro.

Sin embargo, el exintendente de Canelones, Yamandú Orsi, que ahora busca la releección, defendió la instalación al señalar - a través de una carta que publicó en El Observador titulada "Seamos serios" - que la idea es “construir una moderna planta de tratamiento de residuos”, que incluirá “un relleno sanitario” que cumpla con “todos los lineamientos indicados” por organismos internacionales como las Naciones Unidas y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Las críticas también vinieron desde el arco político. El diputado César Vega, del PERI, participó de una manifestación frente a la Torre Ejecutiva el lunes pasado, en oposición a la instalación de este megabasurero, bajo el entendido de que "se está eligiendo un lugar que está sano y se está eligiendo un procedimiento que es antiguo, se debe hacer todo distinto", había declarado a El País.

Además, a comienzos de setiembre el diputado blanco Alfonso Lereté le envió una carta a Peña manifestando su preocupación porque "el proyecto ha tenido variantes significativas que dejan como resultado un impacto medioambiental que tendría consecuencias negativas para una zona del departamento que entre sus principales atractivos tiene un paisaje de alta calidad ambiental”.

El proyecto original impulsado por Orsi se iba a ubicar en las orillas del arroyo Solís Chico, pero a comienzos de 2019, la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) rechazó esa localización.

Actualmente, toda la basura de Canelones se vierte en la zona conocida como Cañada Grande, cercana a la localidad de Empalme Olmos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error