LA DEFINICIÓN

Especialistas estiman que el debate presidencial no movió la aguja electoral

Tres expertos en opinión pública, Rafael Porzecanski, Oscar Bottinelli y el académico Jorge Lanzaro, coincidieron en que el efecto del contrapunto en el resultado electoral será escaso.

Los expertos consultados destacaron que el debate se desarrolló en términos “civilizados”, más allá de algunos momentos intensos. Foto: Gerardo Pérez
Los expertos consultados destacaron que el debate se desarrolló en términos “civilizados”, más allá de algunos momentos intensos. Foto: Gerardo Pérez

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Tras un cuarto de siglo sin debates entre los grandes bloques políticos, el miércoles por la noche más de 270.000 uruguayos destinaron dos horas a ver el intercambio entre Daniel Martínez y Luis Lacalle Pou.

Los candidatos se encerraron en sus war room con sus tácticas para delinear las estrategias para la batalla. Lacalle Pou y Martínez lucieron sus mejores galas para un evento que se suponía trascendental para la campaña electoral.

Pasada la adrenalina de la jornada, parece que tanto esfuerzo tuvo un resultado más pirotécnico que efectivo. De hecho, los expertos en opinión pública no esperan grandes variaciones sobre lo más importante de la campaña: la decisión del voto.

Hasta el momento, el Frente Amplio no había precisado de debates para ganar. La ley que obliga a debatir en el balotaje tiene un valor histórico. Es por eso que los candidatos se enfrentan a una novedad cuyo impacto final se desconoce.

Ritual

Rafael Porzecanski, director de Opinión Pública y Estudios Sociales de Opción Consultores, explicó a El País que “los debates mueven escasamente la aguja en materia de preferencia, cumplen la función, son un rito de la celebración del disenso”.

Con respecto a los dos últimos debates -el anterior a las elecciones del 27 de octubre y el de este miércoles-, destacó que “no hubo hechos extraordinarios, se vieron rispideces mayores en el primero pero fue un intercambio civilizado”.

Aclaró que “el que manda es la opinión pública y es ella la que puede decidir sobre cómo terminó el debate, el dato hoy no lo tenemos”.

Opción Consultores realizó una encuesta pocos días después del primer debate del 1° de octubre, donde se reflejó un resultado “parejo y muy condicionado por las preferencias políticas propias y los indecisos fueron los que menos tendieron a mirar el debate”.

Porzecanski aguarda que este escenario se repita de cara al balotaje. “Los indecisos son personas de menor nivel educativo y menos interesados en la política. Si uno asume que las preferencias electorales están bastante sólidas y no hubo hechos extraordinarios en el debate, se puede presumir que si hay algún efecto, sea modesto. Ese escenario favorece a Lacalle Pou que tiene la ventaja”, dijo.

Por otro lado, Porzecanski destacó que los debates ayudaron a “generar un clima más politizado que el que existía previamente dentro de un contexto en que el sistema político uruguayo está teniendo algunos desafíos, que comparte con la región, en términos de valoración de la democracia, confianza en los partidos políticos y una serie de indicadores sobre la satisfacción con el sistema político en su conjunto”.

Personal 

Para Óscar Bottinelli, director de Factum, no habrá “demasiados impactos” en la intención de voto tras el debate presidencial. Pero marcó algunos aspectos que considera relevantes: a su juicio el debate del miércoles confirma que Martínez volvió a la estrategia de una campaña “muy presidencialista, muy personalista”, despegándose del Frente Amplio y de la posibilidad de un gobierno más colectivo.

“Él se hace cargo de los éxitos de los 15 años de gobierno y a su vez asume reiteradamente que hay que corregir errores. Es un gobierno al cual no le pone nombre, no se mencionó nunca ‘presidencia Vázquez’ ni ‘presidencia Mujica’”, indicó ayer Bottinelli a El País.

Por otro lado, el especialista dijo que esa es una definición relevante de Martínez, una semana después del anuncio de un eventual gabinete con José Mujica y Danilo Astori. El candidato del Frente da marcha atrás en esa estrategia, opinó.

“Eso se complementa con otra definición, cuando a raíz del tema impuestos, Lacalle Pou lee el programa y Martínez dice que importa lo que dice el candidato”, indicó. Y agregó: “Pero el programa del Frente, en el error o en el acierto, es producto de un congreso de más de 1.000 personas. Es un programa elaborado y discutido por varios miles de personas en los comités de base”.

Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto
Luis Lacalle Pou y Daniel Martínez en el debate previo al balotaje. Foto: Fernando Ponzetto

Bottinelli indicó que las dudas que podía plantear la coalición que respalda a Lacalle Pou “quedaron como dudas, no fueron despejadas”. “La primera es si esto verdaderamente es una coalición de gobierno. No se firmó un documento sentados en una mesa todos los líderes, no hubo foto. Y el documento no es una clara agenda de gobierno, hay muchos enunciados genéricos”, opinó.

Y marcó otro elemento: “En el debate, cuando Lacalle planteó en forma dura el tema de Venezuela, Martínez no replicó con Bolivia, que divide a la coalición. Talvi calificó la situación de golpe de Estado, como el Frente Amplio. Los demás en general rechazaron esa calificación con distintos matices”.

A su juicio, hay otro tema relevante que divide a la oposición y en el que Martínez no hizo foco: la educación. “La postura de Pablo Da Silveira, muy contraria al centralismo estatal de la enseñanza pública y que apuesta a esquemas descentralizadores, es muy distinta a la del colorado Robert Silva, que estuvo durante la reforma de Rama”.

Producción: Sebastián Cabrera

Lanzaro: el debate tiende a reforzar a los ya decididos

Jorge Lanzaro, profesor Grado 5 de la Facultad de Ciencias Sociales, consultado ayer por El País destacó que “en principio la incidencia del debate es bastante menor, se podrá dar en algún caso que haya inclinado alguna voluntad”.

Insistió en que el efecto del intercambio, en términos electorales, “no moverá la aguja”.

“Los dos candidatos se mantuvieron en sus trece con cierta disciplina. Se les puede hacer algunas críticas pero no cometieron grandes errores”, destacó el catedrático.

Por otro lado, mencionó que otro efecto del debate es que “tiende a reforzar a los que estaban decididos y tal vez capte algún indeciso”.

Sobre el comportamiento de los candidatos mencionó que, si bien Lacalle Pou llegó con “cierta ventaja porque las encuestas lo daban como favorito, comenzó atacando” y que Martínez “tuvo mejor reacción después del primer bloque” aunque “le faltó mayor síntesis para marcar bien la diferencia de modelos en la que se insiste tanto en la publicidad”.

"Loli" Ponce de león cada vez más activa en la campaña

En este tramo final de la campaña para el balotaje del domingo 24, Lorena Ponce de León, esposa del candidato del Partido Nacional Luis Lacalle Pou, está adquiriendo un mayor protagonismo.

Ayer jueves, Ponce de León salió al cruce del video del Pit-Cnt en el que el carnavalero Raúl Castro afirma que la elección es entre “un país con carnavales” y “otro país en donde ni siquiera podamos tenerlos”, en caso de que gane Lacalle Pou. Ponce de León le respondió en Twitter: “Esto es mentira, es increíble el grado de inventiva”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)