Publicidad

El proyecto para extrabajadores de Casa Galicia va a comisión y el Frente Amplio buscará “opciones”

La iniciativa aprobada en el Senado no pudo ser tratada en Diputados por falta de quórum.

Compartir esta noticia

La Cámara de Representantes tenía en el orden del día de este jueves el tratamiento del proyecto de ley aprobado en el Senado para financiar los despidos de extrabajadores de Casa de Galicia, entre otras medidas que apuntan a atender sus demandas laborales.

Hubo 49 legisladores en la Cámara de Representantes a la hora 15.18, cuando Gustavo Olmos, del Frente Amplio, quien presidió la sesión de Diputados, la cerró por falta de quórum.

La definición tomada por los blancos, colorados y el Partido Independiente fue no presentarse en sala para impedir que la cámara baja sesione, con el fin de que la iniciativa fracasara al filo del plazo constitucional, pues la carta magna determina que todos los proyectos que implican un aumento de gasto, como establece el aprobado en el Senado, tienen que votarse un año antes de las próximas elecciones nacionales.

Sin embargo, tras el cierre de la sesión, la bancada de Diputados de la oposición dio una conferencia de prensa en la que la diputada Lucía Etcheverry del MPP explicó que el proyecto será derivado a una comisión y que el Frente Amplio buscará “opciones” para mantener con vida este proyecto.

Sin quórum en Diputados para tratar proyecto de Casa de Galicia
Sin quórum en Diputados para tratar proyecto de Casa de Galicia
Foto: Estefanía Leal

“Lamentablemente, la mayoría del Partido Nacional, la totalidad del Partido Colorado y el Partido Independiente no estuvieron presentes a las tres de la tarde”, dijo Etcheverry, que es la coordinadora de la bancada de la oposición, quien recordó que por “cortesía parlamentaria” se inician las sesiones “votando las licencias, cosa que no sucedió”.

“Esta fuerza política va a seguir buscando opciones. Ya hay equipos nuestros trabajando porque creemos que todavía hay caminos que pueden dar un mínimo de satisfacción a trabajadores de la salud que en la pandemia aplaudimos todos, el gobierno también, y hoy se les dio la espalda”, expresó. “En este proyecto de ley, que tiene la media sanción del Senado, hay todavía una modificación que permitiría resguardar, absolutamente, que no está afectado por ninguna restricción desde el punto de vista de los tiempos y de los plazos constitucionales; y ese es el camino que vamos a transitar para garantizar el derecho que tienen esos trabajadores”, anunció.

Además, la vocera de la bancada opositora dijo que “con celeridad el proyecto será derivado como corresponde a la comisión que ha establecido la cámara y allí se presentarán las opciones para que inmediatamente el pleno de la cámara lo pueda votar”.

Está previsto que la comisión correspondiente, que es la de Trabajo, se reúna el próximo miércoles. Allí el Frente Amplio planteará modificaciones al proyecto, para que los despidos y las indemnizaciones sean pagadas a través del Fondo de Garantía de Créditos Laborales, ya existente, por lo que la iniciativa no incrementaría el gasto estatal. Un diputado del Frente Amplio explicó a El País que de esa manera no debe limitarse la iniciativa al plazo constitucional que vence este jueves a la medianoche, un año antes de las elecciones nacionales.

No hubo quórum

El Frente Amplio, que tiene 42 representantes, el partido que presentó el proyecto de ley, necesitaba de la mayoría de los diputados de Cabildo Abierto, con 11 bancas, para superar los 50 votos necesarios para poder abrir la sesión. Si se alcanzaban esas presencias, los legisladores tenían previsto enviar el proyecto a comisión y reenviarlo al plenario esta noche, al filo del plazo establecido por la Constitución para legislar con aumento del gasto público.

Hubo 38 diputados en sala a la hora 15 del Frente Amplio, siete de Cabildo Abierto, César Vega, del PERI; Daniel Peña, del Partido de la Gente; y dos del Partido Nacional: Carmen Tort y el diputado suplente Marcos Portillo.

Suplentes del Frente Amplio esperaban en los pasillos para entrar a sala, pero para hacerlo necesitaban al menos el quórum que no fue logrado al inicio de la sesión. Luis Gallo y Cristina Lustemberg, por ejemplo, no están en el país y sus licencias no fueron aprobadas en anteriores sesiones, por lo que sus suplentes no pudieron entrar.

Aprobación en el senado

En el Senado, el proyecto fue aprobado con votos de la bancada frenteamplista y la cabildante, además de dos legisladores blancos: Sergio Botana, que había presentado un proyecto similar, y Juan Straneo, suplente de Juan Sartori.

Botana trabajó en el proyecto de los extrabajadores de Casa de Galicia desde que la mutualista cerró en diciembre de 2021. Su iniciativa, al igual que la aprobada en Senado, también proponía la creación de un fondo de US$ 30 millones para los créditos posconcursales de los exempleados. Ese fondo permitiría asumir las deudas que la quebrada institución dejó por indemnizaciones por hasta el equivalente a $ 600 mil por cada trabajador.

El del proyecto gobierno, que no fue tratado, limitaba para los reclamos un total de US$ 8 millones y un tope de $ 174 mil por cada exempleado.

A pesar de que el presidente envió este miércoles a tres ministros al Senado para impedir que la iniciativa del Frente Amplio prosperara, el proyecto había sido aprobado en la cámara alta este miércoles. De todas maneras, no fue tratado en Diputados porque faltó un voto para alcanzar el quórum.

Diputados tenía previsto tratarlo en calidad de “grave y urgente” para votarlo este jueves en el plenario. Para eso necesitaba dos tercios en sala: 66 diputados. Si no se alcanzaban esas presencias, la alternativa era enviarlo a la comisión de Trabajo y que regresara en cinco horas, sobre las 20.00 para ser votado en el plenario antes de la medianoche, pero esa posibilidad tampoco se concretó.

Cuando Olmos (que estaba presidiendo la sesión en lugar del titular de la cámara baja, Sebastián Andújar, del Partido Nacional, que está en Angola por un viaje oficial) anunció que la sesión quedaba cerrada por falta de quórum, la diputada Etcheverry, aplaudió una vez, en evidente señal de lamento. Y levantó su voz para que se escuchara en toda la sala, a pesar de que los micrófonos estaban apagados: “Perfecto, excelente. Van contra todos los trabajadores. Hemos hecho un esfuerzo enorme, pero lamentablemente es vergonzoso”. La diputada Cecilia Cairo, de su mismo sector, el MPP, se sumó a la queja, al definir también la falta de quórum como “vergonzoso”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad