REFERÉNDUM

Para derogar la LUC, el Pit-Cnt precisa 3.600 firmas por día

El movimiento sindical, junto a varias organizaciones sociales y el Frente Amplio, lanzó ayer la campaña de recolección de firmas para impulsar un referéndum contra gran parte de la LUC.

Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt, dijo que pese a la pandemia confía en llegar a juntar las firmas. Foto: Leonardo Mainé
Fernando Pereira, presidente del Pit-Cnt, dijo que pese a la pandemia confía en llegar a juntar las firmas. Foto: Leonardo Mainé

La dirigencia del Pit-Cnt sabe que la tarea no es nada fácil. Todo lo contrario. El presidente de la central de trabajadores, Fernando Pereira, es consciente que el objetivo de derogar 135 artículos de la Ley de Urgente Consideración (LUC) es bien complejo.

El movimiento sindical, junto a varias organizaciones sociales y al principal partido de la oposición, el Frente Amplio, lanzó ayer la campaña de recolección de firmas para impulsar un referéndum contra gran parte de la LUC.

Para llegar a esa instancia deberán presentarle a la Corte Electoral las adhesiones del 25% del padrón electoral. En la última elección nacional los habilitados para votar fueron 2.694.369, por lo que un 25% implica 673.592 adhesiones.

De todos modos, en cada recolección de firmas para alcanzar consultas populares en las urnas hay un número importante de “descartes”, es decir hojas no aceptadas por la Corte debido a que carecen de parte de la información requerida, son ilegibles o las firmas no son verdaderas. También se suelen dar casos de firmas repetidas. Por eso el Pit-Cnt se puso como objetivo alcanzar las 700.000 rúbricas.

La central de trabajadores y el Frente Amplio tendrán 192 días, hasta el sábado 9 de julio de 2021, para entregar las firmas. El plazo empezó a correr desde ayer y deberán recolectar 3.645 adhesiones por jornada. Si lo logran se habilitará un referéndum para ahí sí ir hacia una consulta popular masiva en la que la LUC se ponga en tela de juicio.

El proceso de recolección de las firmas tiene su complejidad en momentos donde el país atraviesa una pandemia por el coronavirus. Es que además de los datos y la firma de cada uno de los adherentes, estos deben estampar en un papel la huella del dedo pulgar de la mano derecha tres veces con tinta.

Para evitar posibles contagios, el Pit-Cnt diseñó un protocolo de higienización en cada proceso de estampar la huella, para que la almohadilla donde tienen la tinta no se infecte por el virus y contagie al resto de las personas que quieran derogar la ley, dijo Pereira.

“Será una tarea capilar. Creo que tenemos la potencia para llegar al objetivo. Tenemos la capacidad organizativa para conseguirlo, ya lo vamos a ver el 9 de junio”, dijo el presidente del Pit-Cnt ayer en la conferencia de prensa.

“La gente está mucho más motivada de lo que creemos. Hay ganas de salir a dar la pelea, hay ganas de que algunos artículos no queden en nuestro ordenamiento jurídico. Por eso nos atrevemos a semejante desafío”, remarcó Pereira.

Michelini: “Fue un atropello”

El Frente Amplio también participó de la conferencia de ayer, y Rafael Michelini sostuvo que “la LUC fue un atropello”. Y continuó: “El pueblo se queja firmando. Es importante generar un bloque social y político que le ponga freno. Desde el FA creemos que estos 135 artículos de la LUC deben ser derogados”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados