REDES SOCIALES EN ENTREDICHO

Campaña sucia: fiscal inició su investigación

Talvi declaró ante Lovesio por el uso de una cuenta falsa.

Talvi dijo en la Fiscalía que hay campañas que prostituyen "la democracia". Foto: Francisco Flores
Talvi dijo en la Fiscalía que hay campañas que prostituyen "la democracia". Foto: Francisco Flores

Ernesto Talvi bajó del auto en la esquina de Cerrito y Misiones y caminó veloz hacia donde estaba un pequeño grupo de periodistas. “Es la primera vez que vengo a un juzgado”, dijo el precandidato colorado, sonriente pero también algo nervioso. En rigor iba a entrar a la Fiscalía General de la Nación, y un rato después declararía ante la fiscal Sylvia Lovesio, tras la denuncia por difamación e injurias que presentó a inicios de abril por un usuario de WhatsApp que se creó con su nombre y desde el cual se difundió una versión adulterada del libroLuis Lacalle Pou, un rebelde camino a la Presidencia”.

Ansioso, le preguntó a su asistente si había llegado la abogada, con quien se iba a encontrar para dejar en claro algunos aspectos de la denuncia. “¿Está Georgina?”, insistió Talvi, el primer candidato que declara ante la Fiscalía por un caso de información falsa, en una campaña electoral en la cual las llamadas fake news empiezan a ser una de las grandes protagonistas en las redes sociales, como sucedió en otros países.

Talvi se refería a la abogada Georgina Dell’Acqua, integrante del estudio Guyer & Regules, que lo asesora. La asistente no tenía el teléfono de la abogada a mano y se desesperó buscando el contacto. “No pasa nada, fin”, dijo Talvi tras resolver su duda. Y luego aseguró que es la primera vez en la historia de Uruguay que hay “una campaña en la que se busca enchastrar con fuentes anónimas”.

Dijo que es “una campaña profesional, con maldad premeditada y seguramente muy costosa” que “prostituye nuestra democracia”. El objetivo es “enchastrar reputaciones” y opinó que “más que nunca el periodismo serio e independiente” debería volverse fundamental en el país como fuente de información.

Ya adentro, Talvi le explicó a Lovesio los hechos que había denunciado en un escrito. Le dijo que el mensaje que se viralizó y que envió el Talvi falso incluye una cita sobre Lacalle que simula estar incluida en el libro y también simula pertenecer al candidato colorado: “Un nene bien con demasiados complejos, problemas emocionales y cargos de conciencia, no puede ser presidente de un país grande como Uruguay”.

En el escrito, Talvi dice que ese mensaje no es de su autoría y que jamás lo envió ni conoce el número de teléfono. También afirma que el autor de la campaña pretendió “atacar con falsedades el honor, la credibilidad y conducta de una persona, y hacerlo con el fin de exponerlo al odio y desprecio público”.

Fue el propio Lacalle Pou quien hace más de un mes le advirtió a Talvi que había una cuenta falsa de WhatsApp con su imagen y usando el eslogan de campaña de Ciudadanos, su grupo. Los mensajes del Talvi falso habían llegado al celular del senador nacionalista.

El precandidato colorado dejó por fuera de su denuncia otro episodio que ocurrió en abril: se hizo viral mediante WhatsApp un audio en el que un hombre ofrece entre 450 y 500 pesos a 50 personas para asistir a un acto suyo en la sede del Partido Colorado. Talvi negó que ese audio sea real, pero dijo a El País que no hay suficientes datos como para presentar una denuncia.

La fiscal Lovesio confirmó a El País que ahora se inicia la investigación. Actuará Delitos Informáticos y Delitos Complejos, para intentar encontrar responsables. De hecho, el Departamento de Delitos Informáticos ya investiga las denuncias de, al menos, ocho políticos que se han sentido afectados por información falsa, tal como publicó El País en abril.

Una de esas denuncias es por la difusión en redes sociales de una versión adulterada del libro de Lacalle Pou, donde se cuenta que en la década de 1990 atropelló y mató a una mujer en un accidente automovilístico cuando su padre Luis Alberto Lacalle era presidente. Su jefe de campaña, Nicolás Martínez, presentó la denuncia, que es analizada por la fiscal Brenda Puppo.

El libro apócrifo fue subido a una cuenta de la plataforma Scribd y publicada en Facebook. Martínez dijo a El País que no lo han citado aún y que se enteró que los peritos pidieron datos a Facebook pero no han logrado avances concretos. “Solo me dijeron que no es fácil encontrarle el rastro y parece que tiene la huella digital borrada”, indicó. Martínez no es muy optimista de que la historia tenga un final feliz.

ESPECIAL

Para saber más

Elecciones 2019: encuestas, noticias, frases, entrevistas, imágenes y videos de la campaña electoral en Uruguay los encontrás en nuestro especial Uruguay Vota.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)