DESCUENTO A SUELDOS Y JUBILACIONES

Blancos acusan al Frente de "chicana demagógica" por "impuesto político"

El Senado aprobó ayer por unanimidad el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que crea el Fondo Coronavirus para atender la emergencia sanitaria.

La ministra Azucena Arbeleche informó del proyecto ayer en la Comisión de Hacienda. Foto: Francisco Flores
La ministra Azucena Arbeleche informó del proyecto ayer en la Comisión de Hacienda. Foto: Francisco Flores

Todo el sistema político apoyó ayer en el Senado el proyecto de ley del Poder Ejecutivo que crea el “Fondo Coronavirus”, pero hubo cruces entre el Partido Nacional y el Frente Amplio por el aditivo presentado por la izquierda para que la rebaja salarial del 20% se extienda de forma permanente a todos los cargos políticos. Hoy la iniciativa se someterá a votación en la Cámara de Diputados.

El proyecto redactado por el Ejecutivo rebaja transitoriamente los salarios de funcionarios públicos que ganan más de $ 80.000 líquidos y las jubilaciones superiores a $ 100.000 líquidos, así como los ingresos de los cargos políticos en un 20% para atender la emergencia sanitaria derivada de la pandemia.

La Comisión de Hacienda aprobó que el impuesto sea cobrado por un período de dos meses extensible a dos más y no tres, como se proponía desde el gobierno. A eso se le sumó un texto propuesto por el senador nacionalista y miembro informante Jorge Gandini, para que también se aplique el descuento a los funcionarios de personas de derecho público no estatal y sociedades anónimas que perciben sus sueldos a través de fondos del Estado.

Tras la comparecencia de la ministra de Economía Azucena Arbeleche a la Comisión de Hacienda, el Frente Amplio anunció en conferencia de prensa la presentación de otro aditivo para que el descuento a los cargos políticos sea permanente y no transitorio, según anunció el senador Charles Carrera.

La idea fue manejada en varias oportunidades por su sector, el Movimiento de Participación Popular, pero nunca llegó a ser aprobada. “El aporte solidario no debería durar solo dos meses”, argumentó el senador Alejandro Sánchez, del MPP. Y aseguró: “Es bueno tener autoridad moral para asumir que primero nos bajamos nosotros. Este aditivo no va en contra del sistema político, lo enaltece”.

Beatriz Argimón, presidenta de la Cámara de Senadores, este miércoles. Foto: Francisco Flores
Beatriz Argimón, presidenta de la Cámara de Senadores, este miércoles. Foto: Francisco Flores

Una larga lista de oradores del Frente apoyó la propuesta que tomó por sorpresa a los partidos políticos que integran la coalición de gobierno, porque no fue presentada durante la reunión de la Comisión de Hacienda. El sustitutivo no llegó a ser votado porque careció de apoyo en el oficialismo.

El primero que salió al cruce del planteo fue el senador Sebastián Da Silva, quien fustigó al Frente. “Se hacen gárgaras de solidaridad teórica y no práctica. Conceptos sobre lo magnificente del Estado, versus lo malo que son los empresarios. Inexistencia de la palabra perdón, cero autocrítica”, reprochó el senador.

Da Silva insistió en que el Frente dejó un déficit del 5% del PBI: “No escuché ni una sola palabra de disculpas de los responsables de haber dejado los cajones del Estado sin plata (…) Un país que, como bien dijo la ministra, no tiene liquidez”. Habló de una “picardía rastrera” y preguntó: “¿En el plan integral nacional, patatín y patatán, estaba esta maniobra chiquita, minúscula de ampliarlo a los cinco años el descuento?”. El legislador cuestionó que el expresidente Tabaré Vázquez hubiera reclamado la cuarentena obligatoria y el Pit-Cnt -al que definió como “primo hermano” del FA- convocara a un caceroleo.

El senador comunista Óscar Andrade contestó: “¿Cuál es la molestia? Cuando la plantea el gobierno está bien y cuando plantea la oposición es molesta. ¿Por qué está mal que se extienda por todo el período? ¿A quién perjudicamos?”. El otro que marcó el malestar fue el senador Amín Niffouri (Partido Nacional), quien acusó al Frente Amplio de caer en una “chicana demagógica” al presentar una moción para extender de forma permanente el descuento a los políticos. “Se plantean ideas que nada suman, se gastaron 2.800 millones más”, aseguró en relación al déficit. “Nos llama la atención por qué no lo hicieron cuando tuvieron las mayorías absolutas”, finalizó el legislador.

Cuestionan que proyecto solo apunte a públicos

Si bien acompañó el proyecto de ley del Poder Ejecutivo, el Frente Amplio criticó que el impuesto recaiga sobre los funcionarios públicos y no en el capital o el sector privado. La senadora Carolina Cosse (Lista Amplia) habló de una “falsa dicotomía” entre trabajadores públicos y privados que plantea la iniciativa. Mientras que el senador Daniel Olesker (PS) consideró que hay una discriminación entre el capital y el trabajo. “Nos parece injusto porque las rentas del capital no aportan y algunas del trabajo sí. Y dentro de las del trabajo hay un problema porque se discrimina entre lo público y privado”, argumentó.

Los senadores nacionalistas Jorge Gandini y Graciela Bianchi no dejaron pasar los comentarios. “No voy a permitir que se diga que tenemos odio a lo público, es un prejuicio”, remarcó Bianchi. A su vez, Gandini explicó que se grava a los públicos porque, cuando termine la crisis, “ni uno solo perderá su trabajo”.

Este es el texto del proyecto de ley que aprobó el Senado: 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados

/***** Chat Bot ******/