"FONDO CORONAVIRUS"

Proyecto de ley del gobierno grava jubilaciones que superen los $120 mil nominales

Estarán gravados los ingresos correspondientes a las jubilaciones, pensiones y prestaciones de pasividad similares, servidos por instituciones públicas y privadas.

Azucena Arbeleche, ministra de Economía, en conferencia de prensa por el coronavirus. Foto: Gerardo Pérez
Azucena Arbeleche, ministra de Economía. Foto: Gerardo Pérez - Archivo El País 

El gobierno redactó un borrador de proyecto de ley que establece la rebaja salarial para ciertos funcionarios públicos —anunciada días atrás— y además marca que se gravará a las jubilaciones tanto públicas como privadas que superen cierto monto. Estarán gravados los ingresos correspondientes a las jubilaciones, pensiones y prestaciones de pasividad similares, servidos por instituciones públicas y privadas.

El artículo 3 del borrador detalla cómo se hará esto: se creará un impuesto mensual —llamado "Impuesto de Emergencia Sanitaria COVID-19"—, que se aplicará a los salarios de los funcionarios públicos que superen los $80.000 líquidos. En tanto, las jubilaciones antes mencionadas serán gravadas por un adicional al Impuesto de Asistencia a la Seguridad Social (IASS), de acuerdo a lo que indica el artículo 8 de este borrador. 

El proyecto de ley que habilita la rebaja salarial a los funcionarios públicos —para volcar al llamado "Fondo Coronavirus" para conseguir recursos para hacer frente a la pandemia— no se aplicará a jubilaciones inferiores a los $ 100.000 líquidos. 

De acuerdo al texto de la iniciativa al que accedió El País, tanto para el caso de salarios como de jubilaciones de $ 120.000 nominales a 130.000 se le aplicará una tasa del 5% y a los de 130.000 a 150.000 una tasa de 10%. Mientras que a los que perciben entre $ 150.000 y $ 180.000 la tasa aplicable es del 15% y a los de mayor monto del 20%.

Los tributos establecidos en el proyecto de ley se aplicarán a los ingresos correspondientes a los meses de abril y mayo de 2020 facultándose al Poder Ejecutivo a prorrogar su aplicación hasta por un periodo máximo de tres meses.

El proyecto de ley se votará el miércoles en el Senado y el jueves en Diputados. 

Las remuneraciones de los cargos políticos, cargos de particular confianza y cargos del servicio exterior estarán gravadas por este impuesto, a la tasa del 20%.  Además, se gravarán los subsidios otorgados por ley a quienes hubieren ocupado cargos públicos o de particular confianza con una tasa de también 20%.

El artículo 6 del borrador indica: "En ningún caso el monto de las retribuciones y prestaciones líquidas, una vez deducidas las contribuciones especiales a la seguridad social, el aporte al sistema de salud correspondiente, el Fondo de Reconversión Laboral, el Impuesto a la Renta de las Personas Físicas y el impuesto que se crea, podrá ser inferior al mayor de los siguientes montos": los $80.000 líquidos mensuales o "el  líquido resultante del mayor ingreso de la franja anterior conforme de la liquidación de una persona física sin dependientes ni otros familiares a cargo, que liquida bajo el régimen individual a efecto del Impuesto a la Renta de las Personas Físicas y del aporte al Fondo Nacional de Salud". 

En tanto, el artículo siguiente añade que "en ningún caso el impuesto que se establece será deducible en la determinación del IRPF". 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados