Publicidad

Bianchi: “Tengo chats con Ache que jamás voy a mostrar, y si un fiscal quiere mi celular, lo destruyo”

“Estoy dispuesta a que me consideren que obstruyo a la Justicia”, dijo la senadora del Partido Nacional y añadió que la exvicecanciller “traicionó” al gobierno.

Compartir esta noticia
Graciela Bianchi, senadora del Partido Nacional
Graciela Bianchi, senadora del Partido Nacional.
Foto: Juan Manuel Ramos/Archivo El País

Redacción El País
Graciela Bianchi, senadora del Partido Nacional aseguró este jueves que tiene “chats” con la exvicecanciller Carolina Ache “por toda esta temática” vinculada al narcotraficante Sebastián Marset que “jamás” va a mostrar. “Y si un fiscal me pide que vaya a declarar y quiere mi celular, lo destruyo”, dijo.

“Estoy dispuesta a que me consideren que obstruyo a la Justicia”, expresó la senadora en declaraciones a Informativo Carve (radio Carve). "Yo soy de las que considero que las conversaciones privadas son privadas", agregó.

Además, manifestó que “hay cosas que dijo Ache que no son ciertas”, como que en la reunión en la casona del Prado donde se preparó la interpelación “no había otra mujer”, ya que la senadora afirmó haber estado presente, así como su correligionaria Gloria Rodríguez.

También apuntó contra la acusación de que el entonces asesor presidencial Roberto Lafluf rompió un documento que formaba parte de la investigación administrativa de la Cancillería. “Un acta notarial no se puede destruir nunca. Lo que circula es el testimonio del acta notarial”, dijo Bianchi, que aseguró que no sabe “lo que pasó con Lafluf” ni le “interesa”.

“No se puede destruir un documento que está protocolizado. Aunque hubiera sido voluntad de Lafluf, que no lo creo porque bobo no es, era imposible destruirlo”, aseguró.

A su vez, dijo no tener dudas de dónde surgió el problema vinculado al pasaporte de Marset. “Nosotros nos dejamos llevar para proteger a una compañera que se había equivocado y que después nos traicionó”, dijo sobre Ache, y opinó que la entonces subsecretaria “fue absolutamente omisa” y tuvo una “actitud negligente”.

Por último, afirmó que no había forma de no expedir el pasaporte de Marset. “Tengo clarísimo que el pasaporte debía expedirse. Que haya sido conveniente o inconveniente, es otro tema”, dijo y agregó que el narcotraficante “tiene muy buen abogado”, en referencia a Alejandro Balbi, y si se le hubiera negado el documento, el funcionario encargado del otorgamiento “hubiera sido pasible de ser sancionado de abuso de funciones”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad