MATÓ PARA ROBAR LAS TRES ARMAS

Asesino de los tres marinos pudo ingresar al puesto de guardia porque lo conocían

La Policía considera que tiene al matador de los infantes de marina; es un desertor de la Armada que fue detenido en el Cerro, junto a dos personas.

Efectivos retiran de su vivienda en el Cerro a uno de los tres detenidos este lunes por el caso del triple homicidio de marinos. Foto: Darwin Borrelli
Efectivos retiran de su vivienda en el Cerro a uno de los tres detenidos este lunes por el caso del triple homicidio de marinos. Foto: Darwin Borrelli

Era domingo de madrugada. El exinfante de marina, de 26 años, ingresó al puesto de guardia que custodia una vieja antena de radar cerca de la Fortaleza del Cerro. Dos de los infantes de marina de guardia, sentados ante una mesa, no se sorprendieron al verlo. Entrenados para actuar ante cualquier contingencia bélica, no se sorprendieron. Lo conocían. Había estado con ellos en el cuerpo de la Marina hasta hace poco.

El visitante era un desertor de la Armada. Adicto a las drogas, que abandonó el cargo meses atrás.

Apenas dio los primeros pasos dentro del hall, el recién llegado extrajo un arma automática y disparó a quemarropa contra sus dos excompañeros que no atinaron a nada. Los disparos impactaron en las cabezas de los marineros.

Tras balear a los dos infantes que estaban en la primera habitación, el desertor caminó rápidamente hasta la habitación donde dormía un tercer integrante de Fusileros Navales.

El marinero no tuvo tiempo de reaccionar, apenas levantó una mano como defensa. Recibió un tiro en esa mano y otros cuatro en el tórax y en el abdomen.

En la mañana del domingo pasado, la Policía encontró seis vainas en el lugar y los cuerpos de Juan Manuel Escobar (22), Alex Guillenea (25) y Alan Rodríguez (31).

Infantes despiden a sus compañeros caídos en servicio. Foto: El País
Infantes despiden a sus compañeros caídos en servicio. Foto: El País

La sorpresa y la experticia del exinfante le permitió realizar la masacre. El asesino había recibido entrenamiento en el manejo de armas automáticas cuando revistaba en la Marina. Cuenta con diplomas de manejo de pistolas Glock, señalaron las fuentes.

El criminal mató a los marineros con el objetivo de apoderarse de sus tres pistolas Glock. En el mercado negro se trata de un arma apreciada por su poder de tiro.

El triple homicida se apoderó de las armas. Se presume que dos pistolas Glock fueron vendidas a las pocas horas. Adicto a la pasta base, es posible que las haya cambiado por droga. Luego se fue a dormir a la casa de una pareja amiga ubicada en el pasaje “Bulgaria-Rusia”. (Bulgaria y Camino Cibils).

Según las fuentes, la pareja no participó en el triple crimen aunque conocía lo sucedido.

Los investigadores de la Dirección de Hechos Complejos y de la Zona IV trabajaron toda la noche en el Cerro y Casabó buscando datos de exintegrantes de la Armada que se hubieran ido hace poco de la fuerza.

A las 15:00 de ayer, los policías de ambas reparticiones allanaron la vivienda y encontraron una de las Glock y tres cargadores. El sospechoso de los asesinatos y la pareja fueron detenidos. Hoy declararán ante la fiscal especializada en Homicidios, Mirta Morales.

Vecinos del barrio señalaron a El País que en la casa de la pareja detenida funcionaba una “boca” de drogas y que los dos hombres hoy detenidos los habían amenazado de muerte si eran denunciados. La Policía no cuenta con esa información.

En el día de hoy, en los departamentos de Rivera y Tacuarembó se llevarán a cabo los velorios de los tres infantes caídos en un acto de servicio.

El presidente Luis Lacalle Pou asistió a la ceremonia de honras fúnebres de las víctimas. “La moral del cuerpo está alta y el mando firme”, dijo el presidente al retirarse de la Base Naval del Cerro, donde se realizó la ceremonia.

Honores fúnebres a los tres marinos asesinados el domingo. Foto: Ministero de Defensa.
Autoridades asisten a la ceremonia de honras fúnebres a los tres marinos asesinados el domingo. Foto: Ministero de Defensa.

Medidas.

Los fiscales Mónica Ferrero y Stella Llorente (Drogas), Diego Pérez (Flagrancia) y Morales (Homicidio) se reunieron para analizar la situación violenta que se vive en la periferia de la ciudad.

Pérez, quien investiga el atentado realizado a la sede de la Brigada Antidrogas el 9 de mayo de este año y las ocupaciones ilegales en Santa Catalina, alertó sobre que funcionarios y profesionales, que trabajan en organismos estatales que combaten el tráfico de drogas, también asesoran a narcos.

El siguiente es el diálogo mantenido con el fiscal Pérez:

-¿Cuál es la dificultad que enfrentan las investigaciones de organizaciones criminales?

-Son investigaciones complejas. Nadie desconoce que los embarques de drogas entran al país por tierra, por aire, por agua. Cada una de esas posibilidades de ingreso tiene relación con una dependencia específica que se ocupa del contralor de esas entradas. El hecho de que personas o profesionales que forman parte de los cuerpos funcionales de esas dependencias, de alguna manera en su actividad privada, puedan asesorar o defender a integrantes de esas organizaciones delictivas es un tema que se tiene que plantear y analizar. Y requerirá por parte de aquellos que tienen competencia en la materia las respuestas que de alguna manera permitan que en este tipo de cuestiones no se siga dando a la luz de lo que esta ocurriendo.

-¿Esa dualidad de roles de personas y profesionales impactan en las investigaciones?

-No hay dudas. Esas personas o profesionales acceden a un cúmulo de información privilegiada por consecuencia lógica de su propia función. Cuando van a trabajar o asesorar a una organización delictiva, dependiendo de la actividad que desempeñen, van a utilizar el bagaje de conocimiento y los vínculos que adquirieron de trabajar en esa dependencia.

-¿Cerro, Casabó y Santa Catalina son puntos neurálgicos para la actividad delictiva?

-Hicimos un vuelo por esa zona en un helicóptero de la Policía. Nos acompañó el jefe de Montevideo (Erode Ruiz). Además de ver desde el aire el crecimiento de la ocupación en Santa Catalina, pudimos ver que es una zona estratégica para la posible llegada o salida de droga por la playa. Esa zona es un lugar estratégico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados