INVESTIGA LA JUSTICIA

Prostituta Vip: juez rechazó vale millonario

Juez civil entendió que empresario no consintió el pagaré.

La prostituta filmó al empresario drogado con hombres para luego extorsionarlo. Foto: AFP
La prostituta filmó al empresario drogado con hombres para luego extorsionarlo. Foto: AFP

El juez civil Guzmán López Montemurro, rechazó ayer el vale por US$ 700.000 presentado por una prostituta VIP contra un empresario que se dedica a importar material de elevada demanda.

El 21 de junio de 2017, la meretriz logró la firma del vale luego de que el empresario consumiera grandes dosis de cocaína. También pretendió que el importador le transfiriera los títulos de un auto Corvette y de una camioneta Mercedes Benz. La prostituta mantuvo al empresario drogado durante tres días. En el ínterin se contactó con una escribana y una abogada para que elaboraran los documentos.

López Montemurro, quien también falló en el litigio entre el empresario Juan Carlos López Mena y el Banco de la República por el cobro del aval del remate de los aviones de Pluna, advierte, en su sentencia, que el empresario no estaba consciente cuando firmó el vale millonario. Y expresa que el análisis de las pruebas sobre las circunstancias en que se realizó el negocio -la firma del vale por US$ 700.000- y las características personales de la demandante lo llevan a concluir que el consentimiento del empresario “estuvo claramente viciado”.

A mediados de este año, el abogado del Estudio ALS, Enrique Moller, señaló, en representación del importador, que su cliente fue obligado por la prostituta a ingerir drogas, sufrió abuso de inferioridad sicológica, hurto y extorsión.

López Montemurro coincidió con la posición jurídica de Moller. “Conforme las reglas de la sana crítica, la disminución de las facultades por el alcoholismo sumado a los hechos que vienen de verse (el consumo de cocaína), llevan a la necesaria conclusión de la existencia de un vicio invalidante del consentimiento cuestionado”, afirma el magistrado en su sentencia. Y agrega: “Existió un claro consentimiento viciado, el negocio fue insincero”.

El juez se basó, entre otras pruebas, en la declaración de una testigo que dijo que vio al empresario temblando en un motel, pedía por su medicación contra la adicción y que era motivado por la meretriz a seguir consumiendo drogas.

López Montemurro dice en el fallo que existen indicios claros para concluir que la mujer incurrió en “conducta fraudulenta” incentivando al empresario al consumo de drogas para de ese modo “engañarlo”, “disminuirlo en sus facultades” y ponerlo en estado de “privación de discernimiento” que lo llevó a firmar el vale.

El caso es investigado por la Justicia Penal.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)