Justicia

Prostituta VIP: juez decide sobre ejecución de vale por US$ 700.000

Para estar más seguro de los hechos, magistrado cita a testigo y luego falla.

Si la Justicia Civil hace lugar a la ejecución del vale millonario, el empresario podrá apelar. Foto: Shutterstock
Si la Justicia Civil hace lugar a la ejecución del vale millonario, el empresario podrá apelar. Foto: Shutterstock

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

El juicio que inició una prostituta VIP contra un empresario para ejecutar un vale por US$ 700.000 que este le había firmado llega a su etapa final. El juez civil de 20° Turno, Guzmán López Montemurro, citó para el viernes a una testigo clave de los hechos que vio al empresario y a la meretriz en Punta del Este luego de la firma del pagaré.

Esta testigo ya había declarado ante la Justicia Penal, donde el empresario denunció a la prostituta de haberle drogado con cocaína para hacerle firmar el vale millonario, retirar la suma de US$ 22.000 de instituciones bancarias y supuestamente regalarle un auto Corvette avaluado en US$ 180.000. El empresario, que se dedica a importar productos de elevada demanda, dijo en la Justicia Penal que la trabajadora sexual, de 26 años, incurrió en los delitos de suministro de estupefacientes, abuso de inferioridad psicológica y extorsión.

Para citar a la testigo, el juez López Montemurro aplicó la medida denominada “para mejor proveer”. Se trata de un instrumento procesal mediante el cual se permite al juez civil una cierta iniciativa probatoria ex oficio al final del proceso, justo antes de dictar sentencia.

En el Juzgado Penal, la testigo relató que vio en Punta del Este al empresario drogado, en muy mal estado psíquico, y agregó que observó cómo le suministraban cocaína.

Luego de escuchar a la testigo, López Montemurro deberá decidir si hará lugar a la ejecución del vale por US$ 700.000 solicitado por la meretriz o archivará el expediente porque el documento fue logrado en forma ilícita como sostiene el abogado defensor del empresario, Enrique Moller. En caso de que el juez decida la ejecución del vale por US$ 700.000, al empresario podrá apelar el fallo o pagar esa suma.

El expediente penal se encuentra más atrasado que el de la vía civil. El Juzgado Penal aún no fijó audiencias.

Un plan bien orquestado y con asesoramiento

Desde un motel ubicado en Carrasco, la meretriz y su hermana llamaron a varios escribanos para constatar si, en pocas horas, podían hacer una compraventa del auto Corvette. En otra habitación, el empresario estaba bajo el sopor del consumo intenso de drogas. Además, la prostituta le había suprimido durante horas la medicación que contrarrestaba los efectos de la adicción (rivotril, aceprax y quetiapina). Finalmente, la meretriz logró que una escribana realizara el escrito de la compraventa del auto de alta gama. Sin embargo, después desistió de la venta porque el importador estaba saliendo de la sedación. Luego, la trabajadora sexual llamó a su abogada para que armara un vale por US$ 700.000. Le prometió a la profesional la suma de US$ 100.000 si efectivizaba el cobro del mismo.

Extorsiones. 

El caso parece surgir de una serie policial ambientada en una ciudad costera de los Estados Unidos. El expediente revela que el empresario, quien lucha desde hace varios años contra la adicción a las drogas, fue objeto de varias extorsiones por parte de un grupo de prostitutas VIP. No trascendió cómo el empresario contactó a esas mujeres.

Amante de la buena vida, el importador se mueve en coches lujosos y reside en un apartamento en un coqueto barrio de Montevideo. La prostituta también vive en un barrio residencial ubicado en las cercanías del Aeropuerto de Carrasco. En su perfil de Facebook se la ve sonriendo a la cámara junto a una piscina.

El 20 de junio de 2017, por la noche, la mujer se comunicó con el empresario por Facebook, ya que este la tenía bloqueada en el celular. Tampoco podía ir al apartamento del importador porque estaba incluida en la lista de personas que no podían ingresar al edificio. De todas formas, la trabajadora sexual se las arregló para ingresar al apartamento del empresario. Según la denuncia, ambos empezaron a beber y la mujer le “puso algo” en la bebida y luego le dio cocaína.

A partir de ahí, el empresario fue uno de los protagonistas de un “thriller” que duró 30 horas donde fue trasladado en su coche deportivo a dos moteles; se le suministró cocaína en varias oportunidades y hasta fue filmado con otros hombres dentro del baño de uno de los hoteles. Es posible que fueran a extorsionarlo en el futuro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados