Publicidad

Penadés quiso comprar colchones para sus compañeros de módulo, pero en la cárcel se lo negaron

El exsenador, que cumple prisión preventiva tras ser imputado por más de 20 delitos sexuales, se encuentra en un módulo con otros siete presos.

Compartir esta noticia
Gustavo Penades siendo trasladado tras ser formalizado por distintos delitos. Foto: Mateo Vázquez
Gustavo Penades siendo trasladado tras ser formalizado por distintos delitos
Foto: Mateo Vázquez

Redacción El País
El exsenador por el Partido Nacional (PN) Gustavo Penadés, que se encuentra en la cárcel de Florida, se compró un colchón para él y quiso comprar colchones para sus compañeros de módulo, pero desde el centro carcelario se lo prohibieron.

Penadés, que cumple prisión preventiva tras ser imputado por 22 delitos sexuales, se encuentra en un módulo con otros siete presos, informó El Observador y confirmó El País. Los reclusos están autorizados, si desean, a llevar su propio colchón.

Cárcel de Florida, donde se encuentra recluido el exsenador Gustavo Penadés.
Cárcel de Florida, donde se encuentra recluido el exsenador Gustavo Penadés.
Foto: Darwin Borrelli

En la cárcel de Florida los presos realizan tareas de campo y según informaron desde el Ministerio del Interior a El País, 15 días después de su ingreso a la cárcel, Penadés comenzará a realizar trabajos en la chacra del centro penitenciario.

El pasado sábado el ministro del Interior, Luis Alberto Heber, sostuvo que Penadés “es un preso común, está en el centro penitenciario de Florida y está como cualquier otra persona. Acá no hay privilegios".

Heber señaló además que se "está en plena investigación" interna para poder determinar si hubo más involucrados de la cartera en el caso Penadés. "Pareciera que estamos con otra persona que colaboró además de estos dos que se conoce", expresó Heber en referencia al exdirector del ex Comcar Carlos Taroco y un subalterno, que son investigados por brindar información de las víctimas a Penadés.

Tal como adelantó El País este sábado, de la investigación interna del ministerio del Interior surgieron tres nombres: el de Carlos Taroco, el del funcionario Federico Rodríguez, subalterno de Taroco, y el de un operador penitenciario que no es policía.

Taroco fue imputado por la Justicia por un delito continuado de cohecho calificado y reiterados delitos de revelaciones de secretos. Ambos delitos agravados por su condición de agente policial, como establece la Ley Anticorrupción (17.060). Como medida cautelar se dispuso prisión preventiva hasta el 15 de febrero.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Gustavo Penadés

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad