OPERACIÓN FRAUDE UNIVERSITARIO

Incautan US$ 1 millón a jefe de la banda que vendía títulos universitarios falsos

Tras llegar a un acuerdo con la fiscal Sandra Fleitas, el cabecilla entregó tres casas, un museo y plata; igual irá a prisión durante tres años.

Fiscalía Letrada de Rosario. Foto: Archivo El País
Fiscalía Letrada de Rosario. Foto: Archivo El País

El caso parece salido del guión de una película. El cabecilla de la organización de falsificadores de títulos cobraba entre US$ 2.500 y US$ 4.500 a estudiantes extranjeros por cada diploma trucho que expedía de supuestas universidades. Para dar autenticidad a la maniobra, la banda falsificaba sellos de la Unesco a los incluía en los “títulos” que enviaba a los alumnos.

Con el correr de los años, el líder de la banda acumuló una fortuna que consistía en por lo menos tres casas, un museo de varios pisos en Colonia y dinero en cuentas bancarias, según dijo ayer a El País la fiscal del caso, Sandra Fleitas.

“El museo tenía obras de arte valoradas en más de US$ 200.000”, agregó.

Entre los clientes de la organización se encontraban estudiantes de Estados Unidos, Inglaterra, Alemania y Tailandia, entre otros países. Los interesados, que habían realizado estudios de especializaciones en sus universidades locales, revalidaban sus títulos con la “filial uruguaya” de prestigiosas universidades. Las ofertas de las revalidas eran promocionadas mediante la utilización de páginas web apócrifas de los centros de estudios, según la investigación realizada por la Fiscalía con el apoyo de Interpol, Jefatura de Colonia y la Dirección General Impositiva (DGI).

En los sitios web se señalaba que las universidades contaban con el respaldo del Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay y la Unesco. La investigación de Fleitas constató que esas instituciones desconocían que se estaban usando sus nombres en forma espuria, según informó la Cancillería a la fiscal.

Al ser periciado el celular del líder de la banda de estafadores, la Policía encontró un diálogo de este en inglés con un alemán que enseñaba cómo debía armar las páginas web con los nombres de las universidades y cuánto se debía cobrar por título otorgado a los estudiantes, entre otros detalles de la maniobra. Durante la investigación, también se descubrió que el cabecilla de la banda envió giros a Costa Rica. “Por eso digo que estamos ante una organización criminal internacional”, explicó la fiscal Fleitas.

La investigación comenzó en 2018 cuando nueve estudiantes extranjeros de diferentes nacionalidades presentaron una denuncia penal en la ciudad de Rosario (Colonia).

A la cárcel.

En una audiencia realizada ayer, la jueza letrada de Rosario de 3er Turno, María Inés Nuñez, condenó a nueve personas tras acuerdos de juicios abreviados que alcanzaron los defensores de los imputados con la Fiscalía.

Según Fleitas, el cabecilla acordó la entrega del museo -que incluye cañones antiguos y obras de arte-, casas y dinero de sus cuentas bancarias.

“Yo estimo que el valor de los bienes incautados supera el millón de dólares”, afirmó Fleitas.

El líder de la organización fue condenado por la jueza Nuñez por los delitos de asociación para delinquir y estafas, por utilizar páginas de falsos sitios de Internet de las universidades.

También se le imputó lavado de activos por usar locales de cobranzas de su pareja para ocultar los giros de dinero que recibía desde el exterior. Deberá enfrentar una pena de penitenciaría de 4 años y medio. Estará en prisión tres y el año y medio restante con libertad vigilada.

También fueron condenadas por la Justicia cuatro mujeres que cobraban los giros en los locales de pagos. Se les imputó los delitos de asociación para delinquir y estafas. Como carecían de antecedentes penales, enfrentarán una pena de libertad vigilada.

La Justicia también condenó al hijo del cabecilla de la banda por los delitos de asociación para delinquir y estafas. Su tarea era realizar el mantenimiento de las páginas truchas de las universidades. Como era primaria, esta persona enfrentará una condena de libertad vigilada.

Procesan a jerarca de repartición policial

Tras periciar el celular del líder de los estafadores, se descubrió que un jerarca policial de Montevideo tuvo una vinculación con los estafadores que brindaban títulos truchos. Según la fiscal, Sandra Fleitas, la esposa del jerarca tenía una empresa de seguridad y este oficiaba de instructor. En una conversación con el líder de la banda, el policía acordó el pago de $ 4.500 a cambio de una certificación falsa de un curso para un guardia. El policía fue condenado por falsificación de certificado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados