Publicidad

En prisión dos jóvenes por la muerte de policía: tienen 20 y 22 años; deberán cumplir 180 días de preventiva

En un sepelio multitudinario se hicieron presentes autoridades ministeriales; su familia pide justicia. “Por favor, encuentren al que mató a mi esposo”, dijo su mujer, entre llantos, a Martinelli.

Compartir esta noticia
Audiencia formalización de policía asesinado
Audiencia formalización de policía asesinado
Foto: Darwin Borrelli

Dos jóvenes fueron formalizados en la tarde de ayer por el homicidio de Alexis Meireles, el funcionario policial de 37 años asesinado en la madrugada del lunes mientras realizaba un operativo en el barrio Marconi.

A los presuntos autores, de 20 y 22 años -este último con antecedentes penales por intento de rapiña-, se les imputó el delito de homicidio muy especialmente agravado, por tratarse de un funcionario policial que se encontraba ejerciendo sus funciones.

Fiscalía, representada por Carlos Negro, solicitó para ambos la prisión preventiva por 180 días, considerando que existe la posibilidad de que los imputados “interfieran en la investigación amedrentando testigos”. De hecho, Fiscalía espera “recabar más testimonios” en los próximos días. La medida fue aceptada por la jueza Marcela Vargas luego de que la defensa de los imputados no presentara oposición.

Tras la audiencia, Negro dijo a la prensa que “según afirman los compañeros de la víctima, llevaba puesto su chaleco antibalas”, y que los orificios de entrada y salida de la bala “se produjeron en lugares donde no protege el chaleco”.

Durante la audiencia, ambos detenidos manifestaron haber sufrido golpes por parte de los funcionarios policiales encargados de su custodia, aunque decidieron no realizar una denuncia.

En su lugar, la defensa pidió que los jóvenes no sean recluidos en Montevideo por “temor a represalias por parte de funcionarios policiales”. El pedido fue trasladado al INR para que sea tenido en cuenta.

En respuesta a la solicitud, Negro dijo que, “si bien la tarea de la defensa es velar por la seguridad de sus patrocinados, Fiscalía no puede dejar pasar ni tolerar que se deslice la suspicacia de que los funcionarios del Estado vayan a tomar represalias contra los individuos”.

El ministro Nicolás Martinelli estuvo presente en el sepelio
El ministro Nicolás Martinelli estuvo presente en el sepelio
Foto: Agustín Carballo

Relato

Según el relato del fiscal Negro durante la audiencia, sobre la 1 de la madrugada del lunes, Meireles se encontraba junto con otros dos agentes en la calle Guarapirú y Burgueño, en el barrio Marconi, lugar al que el fiscal calificó como “zona donde se registraron numerosos hechos de sangre”.

Al momento de identificar a un grupo de personas “con actitud sospechosa”, los funcionarios policiales pidieron apoyo a otro compañero. En ese momento, vieron a varios metros de distancia a un hombre que parecía coincidir con un requerido por rapiña y fueron en busca de él.

Al llegar al lugar, el sospechoso ya no estaba, por lo que decidieron volver sobre sus pasos. En ese momento, escucharon detonaciones a sus espaldas. A pesar de haberse agachado para resguardarse -o al menos eso surge luego del análisis de los orificios de entrada y salida-, una bala impactó en Meireles, que falleció luego de ser trasladado a la policlínica de Capitán Tula.

Según la información presentada por Fiscalía, tras los disparos, dos individuos se dieron a la fuga y otros dos ingresaron en una casa ubicada en Guarapirú y Pasaje 18. El sistema de detección de disparos recientemente incorporado por el Ministerio del Interior, ShotSpotter, aportó el lugar exacto desde donde salieron los tiros. Luego se hallaron en el sitio siete vainas, en la puerta de la casa a la que los delincuentes entraron tras el ataque. Dos testigos reservados confirmaron el relato fiscal e identificaron a los imputados.

Los jóvenes fueron detenidos sobre las 17 horas del lunes, cada uno en su casa -ambas en Marconi- tras las debidas órdenes de allanamiento expedidas por parte del fiscal.

Fuentes policiales consultadas dijeron a El País que la principal hipótesis es que los agresores “no sabían que les estaban disparando a policías” y que “no se trató de un ataque premeditado”.

Según aseguró el fiscal Negro, uno de los agentes que acompañaba a Meireles identificó al menos cuatro personas que dispararon, por lo que “es parte de la investigación” seguir buscando responsables.

Además

Familia de Meireles pide justicia

En la mañana de ayer fue el sepelio de Meireles en el Cementerio del Buceo, al que acudió la cúpula del Ministerio del Interior encabezada por el ministro, Nicolás Martinelli. También estuvieron otras autoridades como el ministro de Defensa, Javier García. En un emotivo momento, su familia lloró su pérdida, y pidió justicia. “Por favor, encuentren al que mató a mi esposo”, dijo su mujer, entre llantos, a Martinelli.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad