EXPLOTACIÓN DE JÓVENES

Más chats desnudan red de explotación sexual de adolescentes

Cuatro empresarios, un fotógrafo y un economista serán acusados hoy por explotación de menores.

Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez
Fiscalía General de la Nación. Foto: Gerardo Pérez - Archivo El País

Este contenido es exclusivo para nuestros suscriptores.

Su nombre fue publicado en varias ocasiones por revistas de chismes. Se lo ve en las imágenes conduciendo su moto de colección o junto con su pareja, una conocida modelo. También fue entrevistado en alguna ocasión por una publicación especializada en automovilismo. Es conocido como un bon vivant que pasa sus vacaciones visitando los lugares de moda de Punta del Este.

Hoy su nombre integra una lista con menos glamur. Fue uno de los seis detenidos ayer por investigadores de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol. En la lista hay otros tres empresarios, un economista que publicaba columnas en un medio de comunicación y un fotógrafo.

Todos ellos tienen algo en común. La acusación de la fiscal de Delitos Sexuales Darviña Viera y los “chats” extraídos de teléfonos de un grupo de adolescentes que prueban que explotaron sexualmente a las menores ya sea pagando una retribución o prometiendo una retribución.

Operación Océano

La investigación de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol, denominada “Operación Océano”, comenzó el 16 de marzo de este año con la desaparición de una adolescente de 17 años. Lo único que se sabía era que la joven había ido a Tres Cruces para dirigirse a Punta del Este. Su cuerpo apareció flotando cuatro días más tarde en la desembocadura del arroyo Solís Chico.

Posteriormente, los investigadores policiales encontraron una línea de investigación en Maldonado. Una amiga de la chica desaparecida colgó un video en la web donde la mostraba manteniendo relaciones sexuales con un hombre mayor de edad. El hombre fue denunciado por abuso sexual. A su vez, el adulto presentó un denuncia penal por difamación y los celulares fueron incautados. Al realizar las pericias de los aparatos, los policías descubrieron que un grupo de adolescentes, cuyas edades oscilaban entre 16 y 17 años, eran explotadas sexualmente por hombres, la mayoría de ellos con un buen pasar económico.

De las pericias también surgió que las adolescentes concurrían a las casas que sus “clientes” poseen en Punta del Este y paseaban con ellos en el balneario top. Las jóvenes también frecuentaban boliches y fiestas electrónicas donde ingresaban fácilmente a las áreas VIP de los locales. Allí se contactaban con otros adultos que les pedían sexo a cambio de dinero o algún otro tipo de retribución.

El miércoles 13, la jueza Adriana de los Santos hizo lugar al pedido de la fiscal especializada en Delitos Sexuales, Darviña Viera, y decretó el inicio de la investigación penal para cinco hombres vinculados al grupo de adolescentes.

Se trata de un exjuez, un diputado suplente del Partido Colorado y profesor de Física de un colegio privado, un abogado y docente universitario de Derecho, un arquitecto y un productor de eventos.

“Se formalizó a cinco personas por Ley 17.815 artículo 4, por la retribución o promesa de retribución a personas adolescentes de mantener sexo o cualquier otro acto erótico que hicieran las adolescentes”, dijo la fiscal Viera en una rueda de prensa.

Dicho artículo señala: “El que pagare o prometiere pagar o dar a cambio una ventaja económica o de otra naturaleza a persona menor de edad o incapaz de cualquier sexo, para que ejecute actos sexuales o eróticos de cualquier tipo, será castigado con pena de dos a doce años de penitenciaría”.

En la mañana de ayer, los efectivos de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol detuvieron a otros seis hombres.

El grupo esta integrado por cuatro empresarios, entre ellos uno que gira en el rubro inmobiliario y otro es experto en marketing, un economista que escribía editoriales para un medio de comunicación. El play-boy esteño es uno de los empresarios detenidos.

Según fuentes de la investigación, la fiscal Viera se constituyó en la sede de la Dirección de Crimen Organizado e Interpol -Maldonado y Paraguay- donde interrogó a los seis detenidos sobre su vinculación con las adolescentes.

Por la tarde, los detenidos fueron trasladados al Juzgado Penal ubicado en la calle Juan Carlos Gómez para analizar la legalidad de las detenciones y el trato policial. Para hoy se espera que la fiscal Viera presente ante la Justicia el pedido para que establezca el inicio de la investigación formal para los seis detenidos por un delito de retribución o promesa de retribución a menores de edad para realizar actos sexuales.

La tipificación del delito está establecida en el artículo 4 de la Ley 17.815 sobre violencia comercial o no comercial contra niños y adolescentes.

Según las fuentes, los “chats” entre los detenidos y las adolescentes los inculpan.

Por ahora quedan 11 personas investigadas en libertad. Un tercer grupo será detenido en la próxima semana y en la otra los restantes.

Desvinculación de Espacio 40

El sector Espacio 40 del Partido Nacional emitió un comunicado en el que dice que uno de los detenidos es “un militante de nuestro espacio político” que “figuró como noveno suplente a la Junta Electoral de Montevideo” y que a raíz de la investigación judicial ha sido “desvinculado” de todo ámbito de participación de la agrupación mientras continúe la misma. Y agrega que reafirman “el combate a todo tipo de conductas directa o indirectamente relacionadas con el abuso sexual a menores”.

Fiscal: "Las vieron como una mercancía"

En su solicitud del inicio del proceso penal para cinco detenidos efectuada el miércoles 13, la fiscal especializada en Delitos Sexuales, Darviña Viera, señaló que los adultos explotaron a una menor de edad. “El caso que nos convoca trata de una situación de grave vulneración de los derechos de una adolescente al extremo tal de que se la toma por los encausados como una mercancía, como un objeto del cual, de distintas formas, cada uno de los adultos imputados extrajo de forma ilegítima, beneficios para su propio provecho”, señala el pedido de formalización de la fiscal Viera.

El documento señala que la organización Gurises Unidos dice que el fenómeno de la explotación sexual comercial en niñas, niños y adolescentes “es una de las formas más graves” de vulneración de sus derechos ya que constituye violencia sexual que genera daños a nivel físico, psíquico y social. “Es una problemática que tiene como centro las asimetrías y las relaciones desiguales de poder entre los sexos y las generaciones”, expresó Viera en su solicitud de formalización para los adultos imputados de un delito de retribución o promesa de retribución a una adolescente para cometer actos sexuales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados