JUICIO POR MALA PRAXIS

Blanquita Filippini ganó la apelación, pero otra vez ASSE recurrió la sentencia

Ayer se conoció que el Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 7° Turno ratificó la sentencia de primera instancia que condena a ASSE a resarcir a la joven.

Blanquita Filippini. Foto El País
Blanquita Filippini, a 12 años de la mala praxis. Foto El País

Después de que una atención tardía en la emergencia del Hospital de Salto le cambiara la vida para siempre 12 años atrás, y habiendo pasado por casi 30 operaciones de distinto tenor en diferentes centros del país, Blanquita Filippini vive hoy como una adolescente de 15 años de edad, en la misma casa donde nació, en el barrio Talleres Norte de Salto. Pero ella y su familia tendrán que seguir esperando para ser indemnizados por el Estado.

Ayer se conoció que el Tribunal de Apelaciones en lo Civil de 7° Turno ratificó la sentencia de primera instancia que condena a ASSE a resarcir a la joven por los daños causados luego de que sufriera una infección generalizada que determinara la amputación de dos piernas y un brazo, tras una atención tardía ocurrida el 29 de marzo del año 2009. Pero ASSE redobló la apuesta y presentó un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia para no abonar aún los montos que establece la sentencia de segunda instancia hasta llegar al último recurso legal.

El hecho causó malestar tanto en la familia de Blanquita como en su abogado, Pablo Perna, porque no entienden cómo el organismo estatal, a sabiendas de la difícil situación que atraviesa la menor, luego de que le fueran amputadas tres de sus extremidades, aún se niegue a pagar los daños pese a que dos sentencias así lo establecen.

Perna, quien trabaja en el caso desde que la niña estaba internada en el 2009 y tenía solo 3 años, dijo a El País sobre esta última resolución: “Nos confirma el fallo de primera instancia y además el tribunal nos aumenta en un 70% el monto por los daños y perjuicios que se había dado originariamente, atendiendo la situación de la menor que ha vivido con severas dificultades desde que perdió sus extremidades a causa de cómo fue atendida en el Hospital de Salto”, indicó Perna.

El abogado citó textual la sentencia y apuntó: “Fíjese que sostiene el propio tribunal que hubo un rosario de infelicidades” en la asistencia de la niña Blanca Filippini, que fue lo que llevó a un mal diagnóstico inexcusable”.

Ofuscado, Perna cuestionó la postura del organismo de salud: “Pero con todo esto ASSE ha optado por presentar un recurso de casación ante la Suprema Corte de Justicia. Siguen cuestionando y demorando el fallo, aun cuando han perdido en primera y en segunda instancia”.

Y agregó: “A más de 10 años de este lamentable hecho no comprendemos la insistencia de ASSE en seguir dilatando este lamentable episodio. El tribunal ha dado la posibilidad de que por pago por adelantado tengan hasta una detracción del 20% del monto indemnizatorio, pero aún así persisten en dilaciones procesales. Esperemos que las cosas se resuelvan de una vez por todas, porque Blanquita más que nadie en este país necesita que sobre su caso haya justicia”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados