VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Fiscal Gómez asegura que el ataque a los hinchas de Nacional fue premeditado

El fiscal de Homicidios Juan Gómez afirmó que hay indicios de que el ataque contra hinchas de Nacional durante los festejos -que generó la muerte de Lucas Langhain- fue premeditado.

Familiares, amigos y dirigentes de Nacional se hicieron presentes en el velatorio de Lucas asesinado el domingo por la noche. Foto: Gerardo Pérez
Familiares, amigos y dirigentes de Nacional se hicieron presentes en el velatorio de Lucas asesinado el domingo por la noche. Foto: Gerardo Pérez

En la tarde de ayer, investigadores del Departamento de Inteligencia Policial interrogaron posibles testigos, procesaron filmaciones y analizaron contenidos de redes sociales procurando identificar a la pareja que participó en el ataque contra la hinchada de Nacional que se dirigía a la avenida 18 de Julio a festejar la obtención del Campeonato Uruguayo.

La investigación avanzó: se han visualizado claramente los dos rostros de los agresores y la Policía cree está muy cerca de identificar a la mujer que acompañaba al hombre que disparó cinco tiros contra los parciales tricolores, causando la muerte del hincha albo Lucas Langhain (24). Los balazos hirieron en el brazo a otro aficionado tricolor.

Lucas Langhain, el hincha de Nacional asesinado.
Lucas Langhain, el hincha de Nacional asesinado.

Se está muy cerca de ubicar a la persona que acompañaba al asesino”, dijo una alta fuente de la investigación a El País.

Además del Departamento de Inteligencia Policial, también participa en la investigación el equipo de análisis de datos de la Dirección de Investigaciones de la Policía Nacional.

En la tarde de ayer, el fiscal de Homicidios, Juan Gómez, interrogó a testigos que concurrieron a la Fiscalía para brindar información sobre el crimen, entre ellos la pareja de Lucas Langhain.

En una improvisada rueda de prensa, Gómez informó que la investigación logró avances aunque descartó la existencia de detenidos y que la pareja haya sido individualizada en la tarde de ayer.

Según el Fiscal, hay indicios de que los dos agresores encontraban esperando a la parcialidad tricolor que caminaba por la avenida 8 de Octubre en dirección al Centro de Montevideo.

Las filmaciones, que se hicieron virales en las redes sociales, muestra que la pareja estaba en la esquina de 8 de Octubre y Presidente Berro. Ambos caminaron por Presidente Berro unos metros. Se detuvieron. Intercambiaron algunas palabras. El hombre volvió, extrajo un arma y, junto a un árbol disparó cinco tiros hacia los hinchas tricolores.

El fiscal Gómez está convencido que aclarará el caso, ya sea por trabajo de la Fiscalía y del Departamento de Inteligencia Policial o por solidaridad de la población. “Vamos a esclarecer este caso. Ningún caso de homicidio merece quedar impune. Pero este mucho más porque es una afrenta a la conciencia de las personas. No nos merecemos este tipo de hechos”, dijo Gómez.

Y agregó que uno de los testigos aportó información relevante para la investigación penal.

El fiscal señaló que el homicidio de Lucas Langhain le genera profunda tristeza. “Hay seres que en nombre de una camiseta no admiten festejos de otros. Adoptan estas conductas violentas. Es la pérdida de todos los valores humanos de una persona”, dijo Gómez.

Fiscal Juan Gómez. Foto: Marcelo Bonjour.
Fiscal Juan Gómez. Foto: Marcelo Bonjour.

Según información primaria que la Policía obtuvo por testigos, los balazos disparados contra un grupo de hinchas tricolores provinieron desde un auto.

Posteriormente la Policía pudo comprobar, mediante imágenes de cámaras de videovigilancia de la zona, que el autor de los disparos fue un hombre que circulaba a pie por Presidente Berro, quien lo hacía acompañado de una mujer.

En un comunicado, el Ministerio del Interior señaló que circuló información sobre que el autor de los disparos estaría identificado por la Policía, lo cual no es correcto.

Está "visualizado" por dichas imágenes pero aún resta identificarlo así como a la mujer que le acompañaba, dice la cartera. Por tal razón, la Policía solicita la colaboración de la población a los efectos de aportar cualquier información que pueda dar con el autor de los disparos como con la mujer que le acompaña en las imágenes viralizadas, a los teléfonos 9-1-1 y 0800 5000, bajo absoluta reserva.

Bajo amenazas.

Según el comunicado, circuló por redes sociales la imagen de un joven señalado como el autor de los disparos, quien se presentó voluntariamente ante la Policía denunciando que estaba siendo amenazado y que no le cabe responsabilidad alguna en la muerte de Lucas Langhain.

Tras la culminación del partido clásico, la evacuación de las parcialidades se cumplió de acuerdo a lo establecido previamente, informó ayer el Ministerio del Interior.

En los operativos de control fueron detenidas seis personas a las que se les incautó sustancia estupefaciente no para su consumo, siendo todos derivados a la Dirección General de Represión al Tráfico Ilícito de Drogas y puestos a disposición de la Fiscalía.

Ésta dispuso el cese de detención para todos -salvo uno de los detenidos que mantenía situación hasta esta hoy- y destrucción de la sustancia incautada por la Policía.

Desde 1957, se constataron nueve muertes en el fútbol uruguayo

El domingo 15 el fútbol uruguayo se tiñó de luto y congoja. Lucas Langhain, oriundo de Artigas y con 24 años, falleció al recibir un balazo en la axila disparada por un sujeto oculto tras un árbol. El autor es un inadaptado social que, por poco, no generó la mayor tragedia del fútbol uruguayo, ya que disparó cinco tiros contra una multitud de hinchas tricolores.

El triste registro que lleva el deporte de Uruguay muestra que, antes de Langhain, el último muerto por la violencia en el fútbol en Primera División fue Héctor da Cunha, un hincha de Cerro, de 35 años, que murió apuñalado en las cercanías del Estadio Centenario el 11 de marzo de 2006.

El 17 de noviembre de 2010, tras un partido de la Segunda División Amateur, murió de dos balazos el hincha de Villa Teresa, Marcelo López, de 40 años, en la cancha del club Oriental de La Paz, Canelones.

El primer fallecido por la violencia en el fútbol de que se tenga registro fue Carlos Gómez, un hincha de Sudamérica que fue golpeado el 22 de septiembre de 1957 en el Estadio Belvedere, del club Liverpool, durante un partido de la segunda división entre el club naranja y Progreso.

De los fallecidos, cuatro lo fueron por balazos y tres por heridas de arma blanca. Otros dos han perecido por sufrir ataques cardíacos luego de participar de incidentes en las canchas.

Bonomi: “El operativo estaba pensado para las barras”
Eduardo Bonomi, ministro del Interior. Foto: Francisco Flores

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, dijo ayer que la Policía está analizando las imágenes de las cámaras de seguridad que tiene el ministerio en la zona.

“No hay mucho para agregar hay unas imágenes que se viralizaron. La policía las están investigando. Yo creo que no solo va investigar las imágenes (viralizadas) si no que a partir de las cámaras que hay en el lugar, que pertenecen al ministerio. Hay cámaras del Ministerio del Interior pero hay que ver por dónde fue la persona”, dijo Bonomi al programa Puntos de vista, de Radio Uruguay.

Para el jerarca, el homicidio está vinculado a un fenómeno de violencia en la sociedad. “El operativo estaba pensado en términos de disuadir enfrentamientos de barras, no una actitud individual. El homicidio fue una acción individual”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados