Publicidad

Sucesión de casos de violencia en liceos y UTU generaron alarma en Secundaria

La directora de Secundaria, Jenifer Cherro, confirmó que se resolvió que este lunes los liceos 4 (Zorrilla) y Liceo 5 estarán abiertos y se retomarán las clases.

Los efectivos policiales debieron intervenir para evitar que continuara el enfrentamiento entre dos bandas de jóvenes cerca del Zorrilla
Los efectivos policiales debieron intervenir para evitar que continuara el enfrentamiento entre dos bandas de jóvenes cerca del Zorrilla.
Foto: Juan Manuel Ramos

Por Agustín Magallanes y Pablo Méndez

La imagen era para muchos funcionarios, con años de labor, inédita. La trifulca generaliza-da que se vivió el jueves por la tarde en las inmediaciones del Liceo 4 (Zorrilla) encendió las alarmas de las autoridades de la educación .

La pelea, que incluyó hasta el uso de una picana eléctrica, se viralizó en redes sociales a través de videos del combate entre jóvenes -algunos estudiantes liceales- que comenzó en las afueras del Zorrilla, siguió frente al Liceo 5 (José Pedro Varela) y tuvo más episodios en la zona.

No fue el único, porque el miércoles también hubo una pelea de menor magnitud en el lugar, y algunos alumnos aseguraron que ocurrió otro hecho violento una semana atrás.

Pero lo que mayor preocupación generó fue que el episodio no quedara allí sino en las horas siguientes se viralizaron también amenazas de un tiroteo en las afueras del Zorrilla. Los alumnos, padres y funcionarios, quedaron conmocionados.

El País había informado en la edición matutina de este sabado que altas autoridades policiales siguen con atención la situación y efectivos de Inteligencia trabajaban para reunir información que permita determinar si los liceos se mantendrían abiertos o deberían cerrar a partir del próximo lunes. Sin embargo, la directora de Secundaria, Jenifer Cherro, confirmó a El País este sábado de tarde que se resolvió que este lunes los liceos 4 (Zorrilla) y Liceo 5 estarán abiertos y se retomarán las clases luego de la pelea generalizada del jueves en las inmediaciones de ambos centros y una amenaza de tiroteo enfrente al Zorrilla este viernes.

“Las clases se dictarán con normalidad en todo el país”, remarcó a El País este sábado el subdirector de Secundaria, Óscar Yañez.

A las trifulcas que se dieron por estas horas se sumó una noticia impactante. Un alumno de 16 años, no vinculado con estas peleas -según confirmaron a El País autoridades del liceo, fuentes policiales y estudiantes- se suicidó el miércoles de noche. El joven padecía problemas psiquiátricos “severos” y sufría bullying, agregaron las fuentes. Por el hecho, Secundaria inició una investigación administrativa.

el dato

UTU Figari: agredió a su compañera en el tórax

Un alumno de la UTU Figari de 19 años agredió ayer “sin mediar palabras” a una compañera de 16 años con un objeto cortopunzante a la altura del tórax en medio de una clase. Un equipo médico constató que la alumna resultó con una “herida de arma cortante superficial”, y fue dada de alta en el lugar. El joven fue detenido y luego liberado. El director general de UTU, Juan Pereyra, dijo a El País que se está atendiendo a la joven con un equipo multidisciplinario. Indicó que este lunes se retomarán las clases.

Viernes tenso

El choque no quedó solo en la pelea del jueves. Ayer, circularon amenazas donde se señalaba que a las 17:00 horas se repetiría el enfrentamiento, con armas de fuego. Una de ellas divulgada por Whatsapp aseguraba que “hasta que no haya un muerto” no iban a parar. Frente a esta situación, la directora del Zorrilla hizo la denuncia policial.

A pocas cuadras, un grupo de jóvenes -entre los que había menores y mayores- se acercó a la entrada del Liceo 5 con la intención de amedrentar a un estudiante. Por el temor a represalias, el joven comunicó las amenazas a su madre, quien fue a la institución para hablar con las autoridades. El menor y su madre se trasladaron luego en patrullero a realizar la denuncia.

Poco después, tres jóvenes fueron detenidos en las afueras del Zorrilla y a uno de ellos le incautaron un arma de juguete en su mochila. Determinaron que dos de ellos eran estudiantes de ese liceo y que el tercero no. Sobre el mediodía fueron trasladados a declarar y más tarde fueron liberados.

Ayer se reforzó la seguridad en las inmediaciones del Zorrilla. Incluso, la subdirectora del Zorrilla le pidió a los alumnos que no se quedaran frente al liceo tras la amenaza, pero varios permanecieron allí.

Los efectivos se desplegaron para evitar que se repita la gresca del día anterior, que según dijeron estudiantes a El País, tuvo otros capítulos en la última semana. En todos los casos, los consultados no precisaron los motivos de las peleas, que fueron escalando. “Porque se miraron mal”, señalaron alumnos liceales y fuentes policiales.

Choques

Los consultados indicaron que la semana pasada ocurrió la primera pelea entre un alumno del Zorrilla y otro joven que no concurre al centro. Este choque se repitió el martes y miércoles de esta semana en las inmediaciones del centro, hasta que el jueves se formaron dos bandos, algunos con jóvenes que no van a liceos de la zona.

Los alumnos dijeron que hubo unas 30 personas implicadas en la gresca de ese día, mientras que la Policía señaló que fueron una decena.

El episodio del jueves comenzó porque ambos bandos “se miraron feo”, según relataron, y esto desencadenó una serie de empujones. Los estudiantes señalaron que un grupo contaba con cadenas, palos, cuchillos caseros, la picana eléctrica y hasta con un arma.

Cuando se inició la pelea, la dirección del centro llamó “tres” veces a la Policía, pero, según relataron los alumnos, no fue “nadie”. La Policía lo desmiente.

Luego la pelea se trasladó frente al Liceo 5. Durante el enfrentamiento uno de los adolescentes se golpeó contra un contenedor. Después, se separaron. Unos fueron hacia la rambla y otros a la escalinata de Gonzalo Ramírez. El grupo más alejado, según contaron, comenzó a correr al otro por la calle Joaquín Requena.

Las corridas, con golpes de un grupo y otro, siguieron hacia Bulevar España y Joaquín de Salterain.

En imágenes de un local, que se viralizaron, se ve cómo los jóvenes primero se toman a golpes de puño y más adelante se enfrentan tirándose las sillas del local por la cabeza. Un empleado del lugar salió a la calle para intentar que se detuvieran, pero fue amedrentado por la violencia con que los jóvenes arrojaban las sillas. Luego se disolvió la pelea y, siempre según los alumnos, en ese momento intervinieron los efectivos policiales.

las claves

Secundaria ve con “mucha preocupación” las peleas

Batalla campal se desató adentro y fuera del Liceo 1 de Las Piedras
Batalla campal se desató adentro y fuera del Liceo 1 de Las Piedras.
Foto: Captura de video

La gresca en el Parque Rodó que se viralizó en redes sociales no fue el único choque entre alumnos por estas horas. En Las Piedras (Canelones), se desarrolló el mismo día una batalla campal que comenzó en el Liceo 1 de la ciudad canaria y continuó en la plaza José Batlle y Ordóñez. En redes sociales circularon videos de la pelea generalizada, donde se observan golpes y un fuerte nivel de violencia entre los estudiantes. Según información aportada por la Policía canaria, no se recibieron denuncias ni se detuvo a personas, a pesar de que en la pelea de la plaza hubo policías que intervinieron para intentar frenar el enfrentamiento. El País intentó comunicarse con la dirección del liceo, pero no obtuvo respuestas.

Por su parte, Óscar Yañez, subdirector de Secundaria, indicó a El País que estos episodios acumulados generan “mucha preocupación” en las autoridades educativas. Aseguró que tanto la directora de Secundaria, Jenifer Cherro, como el presidente de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP), Robert Silva, monitorearon los episodios durante todo el día para garantizar la seguridad de los estudiantes y funcionarios. También señaló que en varios de estos sucesos no participaron alumnos liceales. “Quienes van a generar las trifulcas no son alumnos nuestros”, aseguró el directivo, quien dijo no tener conocimiento de heridos. Yañez afirmó que en este comienzo de clases han notado casos similares en el Liceo 41 (Montevideo) y en un centro de Soriano. Respecto a si estas grescas son atípicos, dijo: “No lo sé, a mí me preocupan”. El directivo agregó que más allá del carril judicial, Secundaria también investiga los hechos. Si constatan la participación de alumnos en las trifulcas podrán ser sancionados.

Publicidad

Publicidad