EDUCACIÓN

Clases los sábados, curso introductorio de un mes y otras acciones: el plan de ANEP para el 2021

El primer objetivo de este plan es “lograr una mayor presencialidad”. Según un relevamiento de Primaria, al que accedió El País.

Robert Silva en conferencia de prensa de Anep. Foto: Estefanía Leal.
Robert Silva en una conferencia de prensa de Anep. Foto: Estefanía Leal.

El año lectivo 2021 tiene que empezar “mejor” de lo que acabó el 2020. Esa es la meta que se fijaron las autoridades educativas. Por eso hoy publicaron un plan que incluye clases los sábados en liceos y UTU, croquis con las ubicaciones de los niños en los salones y hasta un curso introductorio (de nivelación) que durará todo el primer mes.

El primer objetivo de este plan es “lograr una mayor presencialidad”. Según un relevamiento de Primaria, al que accedió El País, solo dos de cada diez escuelas públicas convocaron a todos sus estudiantes a clases todos los días.

Y una de las razones de ese magro guarismo ha sido locativa: la falta de espacio para que en los salones ingresaran todos los alumnos respetando la distancia prevista en el protocolo sanitario. Por eso la primera medida del plan consiste en la identificación de esas necesidades edilicias. Como adelantó El País, se remodelarán 177 centros educativos (con problemas de ventilación, por ejemplo) y se buscan soluciones de espacio para otros 200. Antes del 12 de febrero tiene que estar ultimado el relevamiento.

Eso supone la apertura a ofertas de locales alternativos. El intendente de Canelones, Yamandú Orsi, ya le ofreció a la administración unos 35 salones comunales o culturales que son propiedad del gobierno departamental.

La semana que viene se terminará una guía para que las directoras de los centros educativos sepan cómo ubicar a los estudiantes en los salones. Para ellos los 60 arquitectos de la ANEP quedaron al servicio de lo que demanden las comunidades educativas.

En el caso de los liceos y UTU que no puedan asegurar la presencialidad diaria de los estudiantes (ya que en esas edades se exige un metro y medio de separación), la ANEP dispuso que los centros educativos dicten clases los sábados. El documento aclara que se trata de una medida excepcional para el 2021. Cada liceo o UTU tiene que definir su estrategia antes del 22 de febrero (los cursos empiezan el primer día de marzo para el ciclo básico y el 8 de marzo para los bachilleratos).

Los insumos de higiene (como el alcohol en gel) y la contratación de auxiliares de servicio son otros de los compromisos que asumieron las autoridades educativas en el plan.

Pedagogía

Durante el primer mes de clases, “como mínimo”, habrá un curso introductorio. El objetivo es que, en ese espacio, los docentes repasen aquellos contenidos y competencias que quedaron truncos el año pasado, así como que se evalúe y se nivele a los alumnos.

Datos preliminares a los que accedió El País demuestran que en lectura no ha habido una caída significativa de los aprendizajes escolares, pero sí la hubo en matemáticas.

Por más que el plan sugiere priorizar algunos contenidos, según el grado, se pide que los docentes valoren lo aspectos socioemocionales. En ese sentido, se aconseja dejar que el estudiante tenga su voz propia, que pueda exteriorizar lo que le acontece en medio de una emergencia sanitaria. Eso obedece, en parte, por la afectación de la salud mental y los escenarios de violencia que incrementó la pandemia y el confinamiento.

El lunes 22 de febrero quedará ultimada una guía con técnicas para el acompañamiento socio-emocional de los estudiantes ni bien inician los cursos. El énfasis será mayor en quienes comienzan o finalizan un ciclo.

Aquellos estudiantes que tengan más dificultades de aprendizaje recibirán un acompañamiento. El plan no “baja a tierra” en qué consiste esa colaboración, sino que se limita a decir que los servicios de tutorías, docentes remotos y horas de coordinación se pueden poner a disposición de ese fin. Eso sí: antes del 26 de febrero, cada centro educativo tiene que tener identificados a los estudiantes con más dificultades y tiene que haber establecido una estrategia de apoyo para ellos.

En marzo se hará una mega encuesta a las familias de educación pública. La participación de los padres en las comunidades educativas fue adquiriendo relevancia e incluso se llegó a conformar un colectivo de familiares de escuelas. La ANEP quiere estudiar la opinión de los padres sobre los desafíos educativos del 2021.

Aunque la presencialidad plena es una meta, el plan de la ANEP reconoce que las tecnologías y la enseñanza a distancia llegaron para quedarse. Por eso se realizará un inventario de dispositivos, de conectividad y se priorizará el apoyo a aquellos que tienen peores condiciones para el trabajo remoto.

Según el presidente del Plan Ceibal, Leandro Folgar, un 6% de la matrícula de Primaria ha sido identificada como de baja conectividad (color rojo del semáforo en la clasificación Ceibal). Si se toma en cuenta solo los alumnos de tercero a sexto, que son quienes más usan las plataformas, el porcentaje cae al 2,67%. En el ciclo básico de liceo y UTU es un 7%.

Para ellos habrá un plan de reposición de equipos, se grabarán las clases presenciales y se darán apoyos específicos, detalla el plan 2021.

Con el fin de que toda esta planificación no quede en un documento de “buenas intenciones”, la ANEP le asignó a cada consigna su responsable y armó un equipo de decisión. Eso supone que cada director e inspector tiene autonomía, pero que, ante la duda, sigue la “cadena de mando” de manera ascendente.

Plan de inicio de cursos 2021 by ElPaisUy on Scribd

Ceibal: un 6% tuvo una baja conexión

La presencialidad plena es la meta. Pero el plan de la ANEP reconoce que las tecnologías llegaron para quedarse. Por eso se realizará un inventario de dispositivos, de conectividad y se priorizará el apoyo a aquellos que tienen peores condiciones para el trabajo remoto. Según el presidente del Plan Ceibal, Leandro Folgar, un 6% de la matrícula de Primaria ha sido identificada como de baja conectividad (color rojo del semáforo en la clasificación Ceibal). Si se toma en cuenta solo los alumnos de tercero a sexto, que son quienes más usan las plataformas, el porcentaje cae al 2,7%. En el ciclo básico del liceo y UTU es un 7%. Para ellos habrá un plan de reposición de equipos, se grabarán las clases presenciales y se darán apoyos específicos, detalla el plan 2021.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados