Publicidad

Beyoncé: un renacer con nuevo disco y varias polémicas

Compartir esta noticia
Beyoncé

NOMBRES

Renaissance es su séptimo álbum de estudio y su primer trabajo en solitario en seis años. La artista volvió al ruedo y con ella los rumores sobre su vida privada.

Beyoncé cumple hoy 41 años y anda con nuevo disco bajo el brazo cosechando éxitos y millones, aunque también problemas. Renaissance es su séptimo álbum de estudio y su primer lanzamiento en solitario en seis años, por lo que era muy esperado por los fans y la crítica. Pero solo cinco días después de darlo a conocer en plataformas, la cantante tuvo que regrabar una canción, Heated, por incluir una palabra ofensiva para las personas con discapacidad. Se trata del término spaz, que se usa de forma peyorativa para referirse a personas torpes o con algún tipo de parálisis motriz.

Además, recientemente fue acusada de plagiar un fragmento de la canción Milkshake (publicada en 2003), de la cantante Kelis. Y para evitar más polémicas, optó por retirar ese fragmento del tema en internet.

Pero la cosa no quedó ahí. ¿Se acuerdan de Mónica Lewinsky, la exbecaria de la Casa Blanca envuelta en un escándalo sexual en la década de 1990? Pues bien, Beyoncé hizo una alusión a ese caso (que terminó en un juicio político contra el expresidente Bill Clinton) en su canción Partition de 2013. Y ahora Lewinsky -sumándose a los reclamos tras la publicación de este último disco- le ha pedido que elimine esa referencia. “Me desabrochó todos los botones y me desgarró la blusa / Le hizo un Mónica Lewinsky a todo mi vestido”, rapea la artista en ese tema de hace nueve años.

Beyoncé 2
Beyoncé.

Influencias desde la infancia

Todos saben que en Beyoncé es tan importante su música como su apariencia. Pero lo que no todos conocen es que ambas cosas las forjó desde pequeña, en su propia casa. Beyoncé Giselle Knowles, nacida en Houston, Texas, el 4 de septiembre de 1981, es hija de Tina Knowles, una diseñadora de ropa, y de Matthew Knowles, quien aunque se dedicaba a la venta de instrumental médico la apoyó y promovió desde pequeña (como ha pasado en tantos casos en la historia de la música, desde Beethoven hasta Luis Miguel).

Fue así que empezó a cantar a los cuatro años. Y con apenas nueve, montó su primer grupo musical con amiguitas. Tras varias formaciones embrionarias con niñas del barrio que no prosperaron (Girl Tyme, Something Frehs, Cliche y The Dolls), su padre decidió transformarse en su productor y manager. Surgió así Destiny’s Child, en el que completaban el grupo su prima Kelly Rowland, LaTavia Robertson y LeToya Luckett. Según el portal especializado Biografías y Vidas, el cuarteto de chicas actuaba en clubs de Houston (fueron teloneras de artistas de R&B como SWV, Dru Hill e Immature), hasta que en 1997 logró fichar por Columbia Records. “Mi padre se convirtió en nuestro manager cuando teníamos 11 y 12 años, y siempre nos buscaba actuaciones. Actuábamos una vez por semana y en verano dos veces a la semana. Mi madre se encargaba del vestuario y de los peinados”, recordó Beyoncé años después. Su padre exigía una estricta rutina y enseñaba a las chicas a cantar y bailar, e incluso fundó su propio sello musical.

El grupo apareció en la banda sonora de la película Men In Black de 1997 con la canción Killing Time, pero no fue sino hasta la difusión del single No, No, No, extraído del álbum Destiny’s Child, que empezó a pisar fuerte. El tema se convirtió en un éxito inmediato: fue número 1 en la lista de R&B/hip-hop singles de Billboard y llegó al puesto 3 en el Hot-100. A este hitazo le siguió rápidamente la publicación, en 1999, del álbum The Writing’s on the Wal, del que se vendieron más de 10 millones de copias, con tres cortes en el Top Ten: Jumpin, Jumpin; Bills, Bills, Bills, y Say my Name, por el que consiguieron dos Grammy.

De ahí en más, la carrera de Beyoncé fue meteórica. Ya se vislumbraba su futuro como artista solista. La impactante morena brillaba con luz propia.

Beyoncé 3
Beyoncé .

Su vida personal

En 2003 Beyoncé presentó su primer disco propio, Dangerously in love, figurando en sus créditos como compositora, cantante, productora (junto a su padre, como no podía ser de otra manera) e incluso responsable de la mezcla de sonido.

La artista contó en este trabajo con un amplio repertorio de colaboradores, entre los que destacaba su novio, el rapero Jay-Z (interpretando a dúo con ella Crazy In Love), quien después se transformó en su marido. El matrimonio ya ha tenido tres hijos: Blue Ivy y los gemelos Rumi y Sir.

Como Beyoncé, Jay-Z también tiene varios álbumes bajo el brazo que han sido multipremiados. Y algunos cargos criminales: en diciembre de 1999, por ejemplo, apuñaló al productor ejecutivo Lance Riviera por haber plagiado parte de uno de sus discos.

A los pocos días de dar a conocer Renaissance, los fans de Beyoncé ya habían analizado todas las letras de sus canciones en busca de referencias a su vida privada y, más en concreto, a su esposo. Aunque la pareja estaría ahora atravesando por un buen momento, dicen que las infidelidades del rapero se colaron en varios de los temas. Como también se coló la influencia de distintos artistas LGBTI, ya que es notoria la inspiración queer en esta nueva producción discográfica de la cantante. Con respecto al tema de las infidelidades: ambos han declarado que fue la música la que les permitió “salvar” su matrimonio.

Individualmente, Jay-Z y Beyoncé son considerados dos de los artistas que han hecho más dinero con la música, pero si se juntan sus fortunas, serían la pareja más rica del mundo del espectáculo. Según trascendió recientemente, la fortuna de ambos ascendería a más de US$ 1.000 millones.

En el estudio durante la pandemia

Montada sobre el holograma de un caballo plateado, semidesnuda y con una larga melena. Así aparece Beyoncé en la primera imagen que se dio a conocer de su nuevo disco Renaissance (Renacimiento, en francés).

“Con todo el aislamiento y la injusticia del último año, creo que todos estamos preparados para escapar, viajar, amar y reír de nuevo”, dijo en una entrevista con Haarper’s Bazar en agosto de 2021 a propósito del nuevo álbum que estaba terminando de cocinarse. “Siento que está surgiendo un renacimiento, y quiero formar parte para alimentar esa evasión de cualquier manera posible. Llevo un año y medio en el estudio”, agregó.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

musicaBeyoncé

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad