Publicidad

Qué puede pasar si tomás té de tilo en exceso y cómo preparar esta infusión relajante en casa

La flor de tilo tiene múltiples beneficios para la salud física y mental, pero es importante considerar que en exceso tiene efectos secundarios.

Compartir esta noticia
Taza de té, café.jpg
Mujer tomando una taza de té en su habitación.
Foto: Freepik.

Erika Villagomez, El Universal/GDA
La medicina herbolaria y la naturaleza nos regalan cientos de flores y hierbas que podemos utilizar para curarnos de enfermedades, prevenirlas o simplemente para relajarnos y dormir mejor. Es infinita la lista de plantas a las que tenemos acceso y con las que podemos preparar infusiones que sin duda nos harán sentir mejor, entre ellas la tila.

La tila, también conocida como tilo o flor de tilo, es una de las flores más comunes para preparar té. Suele consumirse en té para aliviar enfermedades respiratorias, quitar dolores de estómago e incluso beneficiar al sistema nervioso. Es ideal para combatir el estrés y la ansiedad, erradicar el insomnio, desinflamar y aumentar la producción de orina, ya que es diurética.

Tomar té de tilo diariamente.

Las flores de tilo han sido clasificadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos como generalmente seguras, en un consumo humano moderado. Según Western New York Urology Associates, la cantidad adecuada de tila por día es de 2 a 4 gramos.

No obstante, si estás pensando en integrar esta infusión a tu alimentación debes consultar a tu médico, pues la cantidad diaria depende de factores como tu edad, peso y salud; y un consumo excesivo puede traer efectos secundarios, como:

  • Somnolencia. La tila no debe combinarse con otras hierbas sedantes o que regulen la presión arterial, y tampoco se recomienda conducir o utilizar maquinaria pesada después de consumirla, pues podría ocurrir un accidente.
  • Deshidratación debido a su efecto diurético.
  • Botulismo, ya que contiene Clostridium botulinum, por lo que no es recomendable que los bebés lo consuman y tampoco consumirla en exceso.

Prepara té de tilo en casa.

Una vez que hayas consultado a tu médico y estés completamente seguro de que puedes consumir este maravilloso té, es momento de prepararlo en casa y para ello necesitarás:

  • 1.5 gramos de hojas secas de tila, o 2 bolsitas de té
  • 1 taza de agua

Deberás hacer lo siguiente:

En un pocillo o cacerola pequeña poné a calentar el agua, y una vez que esté hirviendo añadí las hojas secas de tila o las bolsitas de té. Dejá hervir por un par de minutos, retirá del fuego y tapá el agua. Dejá reposar la infusión durante 10 minutos, colá y serví. Si deseás endulzar el té, podés usar miel.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

nutriciónTe

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad