Publicidad

Este aliado en la cocina tiene altas cualidades medicinales que suelen pasar desapercibidas

Una simple infusión de tomillo puede aliviar diversos problemas digestivos, de tensión menstrual o dolores musculares, así como previene daños en el hígado.

Compartir esta noticia
tomillo
tomillo

Laura Guevara, El Universal/GDA
El tomillo no solo es un aliado en la cocina por su sabor y aroma distintivos, sino que también tiene impresionantes beneficios para la salud.

A menudo se le da un lugar destacado en la cocina y sus cualidades medicinales a medido pasan desapercibidas. Esta planta contiene una gran cantidad de nutrientes y compuestos beneficiosos que pueden tener un impacto positivo en tu bienestar general.

Una de las áreas en las que el tomillo brilla es en el alivio de problemas digestivos. Tradicionalmente, se ha utilizado para tratar las digestiones pesadas, calmar los espasmos gastrointestinales y combatir la gastritis. Además de este beneficio, puede prevenir la formación de gases y flatulencias, lo que lo convierte en un aliado valioso para mantener un sistema digestivo saludable.

El tomillo también demuestra ser un hepatoprotector eficaz, estimulando la producción de bilis y protegiendo las funciones del hígado. Esto lo convierte en un buen depurativo y desintoxicante natural, contribuyendo a mantener el hígado en óptimas condiciones. Si sufres de tensión menstrual o dolor muscular, el tomillo puede ser tu aliado. Su consumo en forma de infusión, tintura o extracto fluido puede proporcionar alivio a estos molestos síntomas.

Otro beneficio relevante es su capacidad para combatir infecciones urinarias. El tomillo, en forma de infusión, puede aumentar la emisión de orina y facilitar la eliminación de toxinas del cuerpo, lo que puede ser útil en la prevención y el tratamiento de infecciones del tracto urinario. El tomillo no solo es conocido por sus beneficios internos, sino que también se destaca en el alivio del dolor de garganta. Puede ayudar a calmar la tos irritativa, reducir la afonía y descongestionar las vías respiratorias. Las gárgaras con una decocción de tomillo mezclada con limón y miel o los vapores de tomillo son métodos eficaces para encontrar alivio.

Además de estas ventajas, algunas investigaciones sugieren que el tomillo puede contribuir a la reducción de los niveles de colesterol en sangre gracias a sus compuestos antioxidantes y fitoquímicos. Finalmente, el tomillo exhibe propiedades antibacterianas y antiinflamatorias que lo convierten en un aliado para combatir infecciones y reducir la inflamación en el cuerpo, fortaleciendo así el sistema inmunológico.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

salud

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad