SALUD

El uso de lentes de sol es necesario todo el año

Se recomienda comprar los lentes en ópticas porque así se asegura que tienen la protección obligatoria por ley en Uruguay: cien por ciento filtro UV.

lentes
Hay que comprar lentes en lugares autorizados por el Ministerio de Salud Pública.

"Para los oculistas es imperioso que se difunda la idea de que hay que usar lentes con filtro ultravioleta (UV)”, insistió el médico oftalmólogo Fernando De Santiago sobre una práctica que la población debería llevar adelante todos los días del año, no solamente cuando el sol está más presente o es más fuerte.

“Todo el mundo tendría que usar lentes de sol y todo el año”, remarcó consciente de que es un elemento al que no se le da la importancia que amerita y es clave para la salud ocular.

Contrario a lo que se piensa, lo que menos importa en estos casos, es que el lente sea oscuro.

“La oscuridad protege la entrada de luz, nada más”, aclaró De Santiago. Incluso es peor porque la pupila se dilata y el rayo ultravioleta daña más la visión. Lo que realmente protege al ojo es el filtro UV, que debe estar cien por ciento presente en el lente para que este cumpla su función.

De Santiago aclaró que “el filtro UV no tiene nada que ver con el grado de oscuridad del lente, es transparente”.

Según el decreto 532/005, de 2005, “todos los lentes protectores de sol a comercializarse deben contar obligatoriamente con filtro ultravioleta”, por lo que comprar lentes en las ópticas autorizadas por el Ministerio de Salud Pública asegura estar protegidos.

“En pocas palabras: hay que comprar en lugares habilitados y no hacerlo en la calle”, subrayó el oftalmólogo. “En la vía pública pueden no tener un filtro cien por ciento UV, por eso es un peligro comprar lentes en cualquier lugar”, agregó.

Siempre que se los adquiera en lugares habilitados, el usuario puede comprar el lente que quiera. La diferencia de precios va a estar dada por la marca, las modas o las decisiones estéticas; la calidad desde el punto de vista de la salud va a ser la misma.

En cuanto a la vigencia, el oftalmólogo señaló que los lentes de sol duran años.

Para todos.

Todo el mundo está expuesto al sol, por lo que todos deberían usar lentes de sol.

De todas maneras, se hace mayor hincapié en su uso para las personas que desarrollan actividades al aire libre, como los trabajadores rurales, gente que trabaja en la playa o choferes, por nombrar algunos de los que más se exponen al sol.

Obviamente que también entran todas las actividades recreativas en lugares abiertos.

“Cuando usted está en una embarcación, el agua refleja la luz; ahí tiene muchos más ultravioletas. También la reflejan la arena y la nieve”, explicó De Santiago. Estar a la sombra no es excusa entonces.

El especialista también advirtió sobre la atención que hay que prestarle a los días nublados en verano, que son más peligrosos todavía, contrario a lo que mucha gente piensa.

“Los rayos ultravioletas pasan perfectamente normal y usted se saca los lentes porque no le molesta la luz. Entonces los ultravioletas lo están masacrando y no se da cuenta”, dijo el profesional a El País.

Agregó que es fundamental empezar a extremar los cuidados desde la niñez. “Lo peor es que estamos exponiendo a nuestros niños a lesiones que, en el mediano o largo plazo, se pueden prevenir. Los niños deben usar lentes oscuros con protección ultravioleta desde que toleran un lente”, indicó.

Lo que tiene que quedar claro, según el especialista, es que cualquier lente, incluidos los de receta que se venden en los comercios autorizados, cuenten con el filtro UV.

“Si usted es miope, tiene astigmatismo o hipermetropía y usa lentes blancos, transparentes, por ley en Uruguay vienen con filtro UV. La oscuridad del lente protege la entrada de luz, nada más”, comentó.

Tal como ocurre con las lesiones cutáneas provocadas por el sol, muchas de las lesiones oculares se terminan manifestando a largo plazo, a veces en 30 o 40 años.

Lo fundamental es tener claro que la prevención debe realizarse desde la edad más temprana, debe ser constante y apelar a lentes controlados por ley.

Hay que asumir que el lente con protección UV no es un elemento estético, sino necesario para la salud.

Los daños que puede causar el sol en los ojos 

En las capas externas del ojo, en la córnea y en la conjuntiva pueden producirse lesiones. A nivel de la córnea, puede haber queratitis (inflamación) por exposición ultravioleta. En la conjuntiva, la exposición a largo plazo puede generar lesiones que se llaman pterigion o pinguécula. A nivel interno, los rayos ultravioletas pueden causar cataratas o, a largo plazo, alteraciones maculares relacionadas con la edad que pueden llegar a ser irreversibles.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados