PROBIÒTICOS

¿Qué es el kéfir, qué beneficios tiene y de qué manera se toma?

El kèfir es una bebida fermentada y ancestral que contiene probióticos, que son microorganismos beneficiosos para la salud de quien los consume.

Kéfir. Foto: Federika Odriozola
Kéfir. Foto: Federika Odriozola

El kéfir es una bebida fermentada a través de la acción de un conjunto de levaduras y bacterias. Proviene de tiempos ancestrales y puede fermentarse tanto con leche como con agua azucarada, lo que determinará el tipo de kéfir que se obtiene: una que queda estilo yogurt y otra de agua.

Esta bebida contiene probióticos, que son microorganismos reconocidos en el mundo por sus múltiples beneficios para la salud. Diversos estudios han demostrado que estos ayudan a las digestiones lentas, tienen un gran poder antioxidante, depuran el organismo, eliminan toxinas, tienen efecto diurético, reducen la inflamación gastrointestinal y ayudan a la absorción de nutrientes.

En Uruguay un grupo de emprendedoras comenzó a producirlo a través del proyecto Convida Alimentos Vivos, que nació para dar a conocer el mundo de los fermentados, sus sabores y el impacto positivo que pueden tener sobre la salud de quien los consume.

Detrás de este proyecto están María Butín, Suraia Abud, Yamile Abud y Sofía Soto, mujeres que han viajado, estudiado el tema, que vienen del campo, de la cocina y están desde hace años muy metidas en lo que se conoce como la antropología de la alimentación.

Suraia y María hablaron con El País para contar detalles sobre esta bebida ancestral y también sobre su emprendimiento, el que nació el año pasado en plena pandemia.

En busca de un impacto positivo.

“Esto nace de nuestras ganas de crear un producto que pueda hacer bien a la gente, que pueda tener un impacto en la salud, pero una trascendencia mas allá de lo que es el impacto físico en sí, también en lo que es, por ejemplo, el estado de ánimo”, comentó Suraia.

Y agregaron la importancia que fueron descubriendo, a través de viajes y estudios sobre el tema, de la fermentación: “La magia de la fermentación es que los alimentos que consumimos están vivos y siguen haciendo un efecto en el cuerpo una vez ingeridos. Nuestro cuerpo tiene más bacterias que células y tenemos una microbiota que tiene que estar fuerte para que las bacterias buenas puedan luchar contra las malas y estemos sanos”, detalló María.

Los alimentos fermentados son muchos, pero ellas decidieron empezar con el kéfir, dado que en el mercado uruguayo todavía no está explotado. En este momento, ellas trabajan para lograr la habilitación para poder vender sus productos.

Sobre el aspecto colaborativo del proyecto, sus fundadoras contaron que tienen “el camino allanado por la kombucha, específicamente por la gente de Karma to brew que nos orientó en muchas cosas”. Y de eso se trata, dicen: “De procesos colaborativos, de compartir conocimientos, de hacer una red dinámica con ganas de compartir. La idea es crear redes colaborativas con artistas y con profesionales de distintas ramas, que pueden ser de la salud, como nutricionistas o gastronenterólogos, por ejemplo, que se interesen hacer un estudio, etc. Pensamos organizar, a través de nuestra financiación, cuando estemos formalizados y habilitados, estudios sobre el tema e intervenciones artísticas para darlos a conocer y así llegar a más gente”, agregó María.

¿Qué sabor tiene? ¿Cómo se toma?

¿Qué sabor tiene el kéfir de agua? El sabor del kéfir de agua de Convida es ligeramente ácido, debido a la fermentación. También tiene tonos frutales ya que los ingredientes en este caso son agua filtrada, nódulos de kéfir, azúcar mascabo sin refinar, cáscara de naranja, jengibre y hierbas frescas.
El kéfir tiene unas pequeñas burbujitas que se producen de manera natural y por el proceso de fermentación tiene un 1,3% de alcohol.

Si el envase está cerrado, no precisa conservarse en heladera (embotellado como el que yo probó El País puede guardarse por hasta tres meses aproximadamente). Pero para beberlo tiene que estar frío. Se recomienda mover ligeramente la botella para que la bebida se integre por si algo se asentó en el fondo.

Se puede tomar solo, con agua, jugos de frutas, licuados de frutas o incluso un poquito de menta o canela si te gustan los sabores especiados.

¿En qué cantidades? Lo conveniente es empezar con poco, ya que cada organismo es diferente y hay que ver cómo se siente tras la ingesta.

“Cada organismo es distinto y tenemos diferentes hábitos alimentarios, pero partiendo de la base de que se trata de una persona sana, recomendamos eso. Ahora, ante cualquier patología como, por ejemplo, problemas intestinales o el problema que sea, lo mejor es consultar al médico para que lo guíe”, dijo Suraia.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error