Medioambiente

Hubo récord de gases de efecto invernadero

Piden tomar medidas rápidas para evitar la desaparición de islas Marshall, Fiyi y Tuvalu.

Récord de gases de efecto invernadero. Foto: Shutterstock
Récord de gases de efecto invernadero. Foto: Shutterstock

Los gases de efecto invernadero, una de las principales causas del calentamiento global, alcanzaron niveles récord de concentración en la atmósfera en 2017, informó ayer la ONU, que urgió a actuar para invertir esta tendencia.

"Los datos científicos son inequívocos. Si no se reducen rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero, y en particular de CO2 (dióxido de carbono), los cambios climáticos tendrán consecuencias irreversibles y cada vez más destructoras para la vida en la Tierra", declaró Petteri Taalas, secretario general de la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

"El período propicio para actuar está a punto de acabarse", advirtió, pocos días antes de la COP 24 sobre el clima, que se celebrará en diciembre en la ciudad polaca de Katowice.

Durante esta cumbre, la comunidad internacional tiene que finalizar el Acuerdo de París para alcanzar el objetivo de limitar el calentamiento climático a menos de 2 °C, o 1,5 °C, respecto a la era preindustrial. El acuerdo insta a los países a revisar al alza sus compromisos, que por ahora llevan a un calentamiento por encima de los 3 °C.

"La tendencia es preocupante. Hay una diferencia entre la ambición y la realidad", reconoció el profesor Pavel Kabat, director del Departamento de Investigación de la OMM, en una rueda de prensa.

"No podemos tener personas sanas, con acceso a alimentos, a agua potable y a un aire limpio sin ocuparse del cambio climático", advirtió la secretaria general adjunta de la OMM, Elena Manaenkova, que señaló que "el calentamiento del planeta es claro".

En una carta abierta enviada el jueves a los Estados antes de la COP 24, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, exhortó a la comunidad internacional a "tomar medidas eficaces, ambiciosas y urgentes" para combatir el calentamiento. "Naciones enteras, ecosistemas, pueblos y modos de vida podrían simplemente dejar de existir", observó. "El cambio climático discrimina (...) y los más afectados son siempre los pobres", agregó.

Según la OMM, las concentraciones en la atmósfera de dióxido de carbono (CO2), metano (CH4) y óxido nitroso (N2O), tres gases de efecto invernadero, volvieron a aumentar el año pasado para establecer "nuevos récords" a escala global.

Y "nada indica una inversión de esta tendencia, que sin embargo es el factor determinante del cambio climático, de la elevación del nivel del mar, de la acidificación de los océanos y de un aumento del número y de la intensificación de los fenómenos meteorológicos extremos", señala la OMM.

No hay "varita mágica".

Los gases de efecto invernadero captan una parte de la radiación solar que atraviesa la atmósfera, que de este modo se calienta. Este fenómeno aumentó un 41% desde 1990. Y el CO2 es de lejos el principal responsable de este calentamiento.

"El CO2 persiste durante siglos en la atmósfera y todavía más tiempo en el océano. No tenemos una varita mágica para hacer desaparecer la totalidad de este excedente de CO2 atmosférico", explicó la secretaria general adjunta de la OMM, Elena Manaenkova.

Su concentración en la atmósfera alcanzó 405,5 partes por millón (ppm) en 2017, un alza de 2,2 ppm inferior a la registrada en 2016 (+3,2 ppm), período durante el cual se observó un potente episodio de El Niño, que causó sequías en regiones tropicales y redujo la capacidad de los bosques y la vegetación para absorber el CO2.

"La última vez que la Tierra conoció un nivel de CO2 comparable fue hace entre 3 y 5 millones de años: la temperatura era de 2 a 3°C más elevada y el nivel del agua era superior en 10 a 20 metros respecto al nivel actual", precisó Taalas.

El metano, que figura en segundo lugar entre los gases de efecto invernadero más resistentes, alcanzó un nuevo récord en 2017, representando 257% del nivel de la era preindustrial.

Contaminación: el plan de Obama reducía las emisiones. Foto: Pixabay
Foto: Pixabay

Los expertos también observaron el año pasado un recrudecimiento "inesperado" de un poderoso gas de efecto invernadero que daña la capa de ozono, el CFC-11 (triclorofluorometano), cuya producción se rige por un acuerdo internacional.

Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera dependen de las cantidades emitidas pero también de las complejas interacciones que se producen entre la atmósfera, la biósfera, la litósfera, la criósfera y los océanos.

Se mueve rápido.

El secretario general de la ONU, António Guterres, dijo que el cambio climático avanza más rápido que la respuesta de las naciones, en un mensaje a la cumbre virtual del Foro de Vulnerabilidad Climática que se celebró ayer en las islas Marshall.

"Necesitamos más creatividad si tenemos que transformar nuestras economías y limitar el calentamiento global lo más cerca posible de 1,5 centígrados. El cambio climático se está moviendo más rápido que nosotros", indicó Guterres.

Guterres opinó que el mundo no puede permitirse seguir sin actuar, reclamó ya un plan de acción y confió en que la comunidad internacional pueda ponerse de acuerdo en Polonia.

"Como gobernante, no encuentro un objetivo o llamamiento más elevado que combatir el cambio climático", señaló en Majuro la presidenta de las islas Marshall, Hilda Heine, en el discurso inaugural. Heine reclamó, en un encuentro desarrollado por internet, más fondos para ayudar a las naciones más vulnerables a combatir el calentamiento global.

La islas Marshall, Fiyi, Tuvalu o Vanuatu son algunos de los países insulares del Pacífico que desaparecerán bajo el mar si no se controlan el aumento global de las temperaturas.

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, también destacó la urgencia de actuar y defendió el derecho de los Estados insulares del Pacífico a vivir en su tierra natal y no tener que buscar otra morada cuando su país se convierta en una Atlántida del siglo XXI.

"No hay excusa para quedarnos de brazos cruzados, porque podemos dar la vuelta al barco (del calentamiento global)", añadió Ardern.

Trump pone en duda el cambio climático
Donald Trump. Foto: Reuters

El presidente de EE.UU., Donald Trump, volvió a poner en duda el cambio climático por la ola de frío que azotará al nordeste del país durante las festividades de Acción de Gracias y que dejará temperaturas de hasta 30 grados bajo cero. "Un frío brutal y prolongado puede romper todos los récords. ¿Qué ha pasado con el calentamiento global?", se cuestionó Trump en un mensaje en Twitter. En Nueva York el récord negativo es de -3 grados y data de 1871, en Boston es de -5 en 1901 y en Filadelfia de -1 en 1996. En estas tres ciudades se esperan temperaturas mínimas de entre -9 y -6 grados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)