NOSTALGIA

Helados para saborear la nostalgia: estos son los gustos que te harán viajar en el tiempo

Los sabores pueden traer recuerdos y despertar eso que llamamos nostalgia. En esta nota, golosinas, galletitas y postres tradicionales que se convierten en helados.

Helado. Foto: Chéntola
Helados con sabores que despiertan nostalgia. Foto: Chéntola

El instante en que los ojos se cierran solos y viajamos en el tiempo. A esas tardes con la abuela, a esos domingos con los primos, a esa infancia que gracias a un sabor por un momento parece tan cercana. Es que los sabores y aromas nos transportan y son capaces de hacernos revivir momentos, situaciones, sentimientos del pasado. Y los helados tienen eso por excelencia: hay gustos que son un pasaje a la infancia.

La psicóloga Julia Alderete explicó a El País que “los sabores y olores nos pueden despertar un montón de recuerdos, lo que lleva a la capacidad de reproducir sensaciones que contienen esa mezcla de sensibilidad y tristeza a la que llamamos nostalgia”.

La profesional agregó que “lo cierto es que hay sabores y olores que podemos pasar mucho tiempo sin percibirlos, pero al momento que los sentimos nos invaden todos esos recuerdos”.

Es sabido que el olfato y el gusto están estrechamente relacionados y Alderete explicó que esa nostalgia que nos puede provocar un sabor o aroma se debe a que “el bulbo olfatorio, que es una región del sistema nervioso central que procesa la información sensorial procedente de la nariz, forma parte del sistema límbico. Ese sistema es un área estrechamente asociada con la memoria y las emociones, por tal razón los olores pueden evocar recuerdos”.

A lo largo de nuestra vida queda almacenado en el cerebro todo lo que percibimos a través de nuestros sentidos. Por esto es que experimentamos momentos dónde un estímulo externo y nuestra “base de datos” concuerdan “y es allí donde se ponen en juego nuestros recuerdos y emociones”, señaló la psicóloga.

A continuación, algunas de las heladerías artesanales que ofrecen sabores capaces de lograr un viaje en el tiempo y que son ideales para celebrar la nostalgia.

La estrella: torta helada omelette surprise.

La heladería Los Trovadores, que tiene más de 90 años de historia en Uruguay, tiene algunos sabores ideales para despertar nostalgia como, por ejemplo, la crema del cielo, ese helado celeste casi turquesa que es muy solicitado por los más chicos y también por lo que son grandes que, de vez en cuando, quieren remontarse un ratito a la niñez. Pero, además, ofrecen un postre de esos que despiertan pasiones y que, sin embargo, ya no se encuentra fácilmente en las cartas de los bares o restaurantes: el omelette surprise.

El omelette surprise de Los Trovadores. Foto: Los Trovadores
Foto: Los Trovadores

Gustavo, dueño de Los Trovadores, contó a El País que se trata de la clásica base de bizcochuelo tipo pionono, mojado con salsa de frutilla, luego helado de crema y por encima merengue italiano. Viene en distintos tamaños, para compartir de a dos o también el postre entero de ocho o 12 porciones.

Esta heladería está en Gabriel Pereira 3202 y su cuenta de Instagram es @heladerialostrovadores.

Palito de la selva, Zabala y Candel.

El palito de la selva es la estrella del lugar, pero también hay sabor caramelos Zabala y Astra. Estas famosas y tradicionales golosinas, ambas con muchos años encima en Uruguay, toman forma de helado en La Nueva Roma.

Palito de la Selva de La Nueva Roma. Foto: La Nueva Roma
Foto: La Nueva Roma

Desde la heladería, Cecilia contó que “Palito de la selva, Zabala y Astra (Candel) son sabores que nos regresan a la niñez con un toque de nostalgia. Con el paso de los años, nuestros helados han ido creando su propia personalidad e identidad, no solo se inspiran en las recetas que nos dejaron nuestros nonnos, sino que a un aroma, un producto, un recuerdo, podemos convertirlo en helado”.

La Nueva Roma está en Bulevar España 2730 y Vilardebo 1579. Su Instagram es @lanuevaroma.h.

Arroz con leche o galletitas con dulce de leche.

Arroz con leche o salchichón de chocolate en versión helado: son dos de los sabores que propone Heladería Del Abuelo, entre varios otros que también son un viaje directo a la niñez.

Galletita María con dulce de leche. Foto: Heladería Del Abuelo
Foto: Heladería Del Abuelo

Tienen varios sabores exóticos (como, por ejemplo, limón con albahaca), pero dentro de los gustos “nostálgicos” el que se ubica en el podio es el de galletitas María con dulce de leche. “A la gente le encanta y nos dice que les hace acordar a su infancia”, contó Leticia desde el otro lado del mostrador.

Heladería Del Abuelo está en Malvín (Orinoco y Michigan) y también en Punta Carretas Shopping. Su Instagram es @heladeria.del.abuelo.

Kinder y flan como el de las abuelas.

Este helado despertará nostalgia sobre todo en el público que creció en la década de 1990, cuando los famosos huevos de chocolate con sorpresita incluida se volvieron furor en la región: el sabor Kinder mezcla chocolate blanco con chocolate con leche y uno de los lugares que lo prepara artesanalmente en Montevideo es la heladería La Chicharra.

Cucurucho. Foto: La Chicharra
Foto: La Chicharra

“El sabor Kinder es, sin dudas, una vuelta a la infancia”, cuentan desde la heladería y agregan que el de flan con dulce de leche también promete un viaje a esos postres caseros de las abuelas.

Heladería La Chicharra está en avenida Rivera 2584 y su Instagram es @heladeria.lachicharra.

María o sabores de clásicos como tiramisú.

Galletita María con dulce de leche. Ese es sin dudas el preferido de muchos de los que llegan a la heladería Chéntola y también uno de los sabores que seguro cumple con la consigna de estas líneas: despertar la nostalgia.

Helado. Foto: Chéntola
Foto: Chéntola

Además, entre muchos otros, algunos de los que seguro forman parte de lindos recuerdos para muchos son sus helados de flan con dulce de leche, el siempre clásico tiramisú o strudel.

Chéntola está en Bulevar Artigas 830 y también en Asencio 1097. Su cuenta de Instagram es @chentola.helados.

Sabores que tienen décadas y siguen vigentes.

La heladería tradicional García tiene algunos sabores más modernos que a los jóvenes tal vez les genera nostalgia como, por ejemplo, el de mantecol, pero desde el otro lado del mostrador sugieren los clásicos, esos que siguen sumando fanáticos a sus filas desde hace décadas y que no hay un solo día que no los pidan: sambayón, crema rusa o dulce de leche, sabores que se remontan a los primeros años de esta heladería que cuenta con 80 años de historia.

Helado. Foto: Heladería García
Foto: Heladería García

Heladería García está en Millán 3229 y su Instagram es @heladeriagarcia1942.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error