FERTILIDAD

Fundación Dar a luz: ayuda y contención en un momento especial para quien busca un hijo

Hace 10 años que la Fundación Dar a luz trabaja en Uruguay para contener y acompañar a las familias que buscan el embarazo.

embarazo
Foto: Pixabay

La infertilidad es un tema del que hoy en día se habla más abiertamente que hace unos cuantos años atrás, cuando era un verdadero tabú. Sin embargo, algunos aspectos siguen siendo asuntos que no se mencionan, que no se comparten, de los que poco se sabe.

En Uruguay, la fundación Dar a Luz ayuda a quienes buscan sin éxito un hijo. Sus fundadoras, Sandra Rodríguez Artigas y Lola Capurro Amorim, contaron a El País que el objetivo fundamental de la organización es brindar información, asesorar, dar apoyo y contener a quienes deben recurrir a técnicas de reproducción asistida para lograr ser padres.

“Acompañamos afectivamente a los pacientes durante este camino que implica mucho dolor, mucha frustración y la sensación de estar solos. No están solos, hay mucho otros andando el mismo camino y está nuestra fundación siempre tendiéndoles la mano. Nuestro trabajo diario es contestar consultas de los pacientes a través de las redes y uno de nuestros pilares fundamentales son las jornadas. Organizamos tres o cuatro en el año”, señaló Lola.

La fundación está integrada por un equipo de profesionales que, de alguna manera, la vida los llevó a vincularse con el tema de la infertilidad. Muchos vivieron sus propias dificultades en reproducción y entienden lo importante que es estar acompañados para sobrellevar la situación de la mejor manera posible.

La difusión y la información adecuada, señalaron las fundadoras de Dar a Luz, son herramientas de gran valor para la detección y tratamiento de la infertilidad. “Es nuestro interés poder llegar a la mayor parte de la población, ya que la prevención y la consulta precoz pueden disminuir la incidencia de la infertilidad conyugal, así como mejorar las tasas de éxito entre aquellos que necesiten de un tratamiento de reproducción asistida”, sostuvo Sandra.

En estos 10 años de trabajo han generado una red solidaria de medicación con la finalidad de ayudar a las mujeres mayores de 41 años, ya que no están contempladas en la ley de reproducción asistida; y en el año 2014 publicaron el libro Hijos muy deseados, con historias de vida que ayudan a los familiares y amigos de las personas que están cursando tratamientos de fertilidad para lograr comprender el proceso que atraviesan los pacientes.
El pasado 13 de abril la fundación cumplió 10 años de labor y por ello el próximo jueves 22 de abril se realizará una jornada por Zoom, en la que participarán integrantes de la organización y se compartirán testimonios, tanto de personas que fueron donantes como de otras que se sometieron al tratamiento para tener un hijo.

La cita es el 22 de abril. Foto: Fundación Dar a luz
La cita es el 22 de abril. Foto: Fundación Dar a luz

Con la aprobación de la ley de reproducción asistida desde la fundación notan “que muchos más pacientes pueden acceder a los tratamientos y se generó una mayor igualdad de condiciones. Hace 10 años solamente el que disponía de US$ 8 mil podía tener la oportunidad de intentarlo. Hoy, gracias a la norma, el Fondo Nacional de Recursos está para ayudar y según tus ingresos podés recibir ayuda económica; para los que perciben menos de $ 48.700 mensuales, la ayuda es del 100% del costo del tratamiento”.
Consultadas sobre el perfil de los donantes, Sandra y Lola contaron que se trata de personas que realizan un gran acto de generosidad: mujeres sanas y jóvenes que donan óvulos y que son seleccionadas luego de atravesar rigurosos estudios médicos y psicológicos.

“Es una donación anónima y de forma totalmente altruista. Son varias las mujeres que tienen este sentir genuino de querer ayudar a que otra mujer logre la maternidad porque para ellas ser mamá fue lo más importante de sus vidas y, en muchos casos, tienen algún familiar o amiga que sufrió mucho la infertilidad y ayudar a otra mujer es como ayudar a alguien que quieren mucho”, explicaron a El País.

Las donantes de óvulos en Uruguay reciben una retribución económica simbólica para cubrir los gastos durante el proceso: se calcula que habrá días en que la persona faltará a su trabajo para las ecografías, el día de la extracción de óvulos debe hacer reposo, etc.

El procedimiento es el mismo tanto para la donante que para la mujer que se va a realizar un tratamiento de fertilización in vitro. Se trata de inyectables que se administran durante 15 días con seguimientos foliculares para verificar que los óvulos estén creciendo adecuadamente, luego se agenda la aspiración de óvulos, reciben una anestesia para sacar de ambiente y permitir extraer los óvulos para donarlos. Tras este procedimiento quedan en reposo para recuperarse antes de volver a su vida normal. En promedio son 20 días lo que lleva un tratamiento para donar óvulos.

Dar a Luz cumplió su décimo año de vida y sus fundadoras destacan que en este tiempo “han pasado muchas personas por nuestras jornadas y hemos recibido mucho cariño porque después que logran ser padres, recuerdan la experiencia de participar de estas. Sentimos que todos los que pasan por fundación Dar a Luz se llevan fuertes experiencias y agradecimiento por la ayuda recibida”, señalaron.

Pero, de todas formas, dijeron que quienes están más agradecidas son ellas: “Porque aprendemos mucho con cada historia de vida, con cada uno de los pacientes, que son quienes dan sentido a esta organización. Porque los que fueron pacientes vuelven y entienden que son parte de la fundación y quieren contar sus experiencias vividas a otros”.

Por eso Dar a Luz invita a la jornada del próximo 22 de abril a quienes les interese el tema para entre todos hablar de reproducción asistida de forma seria y respetuosa. Quienes deseen inscribirse pueden hacerlo vía Instagram. La participación es gratuita, como todas las jornadas que organiza la fundación, pero tienen un cupo limitado, por lo que es conveniente reservar lugar.

La idea es que el paciente sea protagonista de la jornada, que se intercambien experiencias e inquietudes. El Instagram para anotarse es @fundaciondaraluz y sus fundadoras destacaron el trabajo que realiza en redes sociales el emprendimiento de marketing digital Negra Digital: “Son las chicas que nos hacen las redes sociales y gracias a ellas esta jornada está logrando récord de inscriptos. Las redes son muy poderosas y están haciendo un trabajo excelente”, agregó Lola. También destacó el apoyo que tienen "desde el día uno" por parte de la empresa Fibase, que se encarga del soporte web de manera honoraria.

“No duden en participar porque los testimonios de ovodonación son muy genuinos y va a ser una linda instancia de intercambio”, concluyó.

Un acto de generosidad.

”Me enteré de que existía la posibilidad casi de casualidad y me pareció una experiencia muy positiva, especialmente porque te hacen una evaluación completa de tu salud reproductiva. Aparte de regalarles algo tan valioso como un hijo a otros que no pueden tenerlo por su cuenta, te ayuda mucho a conocer cómo estás vos y tus posibilidades de ser madre en el futuro”, cuenta una donante anónima en la página web de la fundación.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error