TENDENCIAS

Se enamoró de la lana uruguaya y creó un emprendimiento pensando en la mujer rural

Melanie Steiner decidió dejar su Alemania natal para venir a vivir al Uruguay y así poder trabajar con un producto que la conquistó y que la llevó a crear De Menas. 

Melanie Steiner
Visitó varias veces Uruguay con su esposo hasta que decidieron instalarse definitivamente.

Por relación familiar, Melanie Steiner y su esposo habían viajado varias veces al Uruguay. Son alemanes y él es responsable de un campo desde 2011. Gracias a eso, Melanie entró en contacto con la lana uruguaya y se puede decir que desde ese momento su vida cambió para siempre.

“Empecé a llevar un poco de lana a Alemania ya que no hay un producto comparable allá”, cuenta en perfecto español desde su establecimiento en la zona rural de Santa Rosa, en el departamento de Canelones.

Como su madre era modista, desde temprano estuvo en contacto con las telas y se enamoró de varias de ellas. Como estudiante de Arquitectura siempre se sintió más atraída por la tela que tiene estructura, que es tridimensional.

“Entonces era obvio que tenía que hacer algo con esta lana increíble y aprendí a tejer en una de las últimas escuelas de tejido en telar en Alemania”, dice. Los constantes viajes a Uruguay hicieron el resto.

De Menas
Sweater hecho en lana merino está entre las prendas que elabora el taller.

“Nos enamoramos del país y la gente y en 2018 nos mudamos. Fue ahí que fundé De Menas, un taller de artes textiles que no es casualidad que esté en una zona rural porque la idea es llevar conocimiento a esos lugares para crear una oportunidad de trabajo para las mujeres rurales”, destaca.

Por el momento son cuatro las mujeres que trabajan con Melanie, algunas en el propio taller y otras como tejedoras desde sus casas.

“Nosotros hacemos todo”, cuenta la emprendedora, que se define como “una artesana con una historia de arquitectura” si bien tiene el título de ingeniera agrónoma.

Destaca que apelan a la lana de mejor calidad. “Lo importante es saber de dónde viene y cómo la trataron”, apunta.

De Menas

De Menas compra las bobinas y los tops y lleva la lana a una hilandería cerca de Montevideo donde la hilan según sus requerimientos. “Cada hilo está hecho solo para nosotros y nuestros productos. Tenemos desde muy fino hasta muy grueso y rústico”, detalla.

Después de hilar realizan el teñido a mano con colores orgánicos. “Son colores únicos y limitados”, apunta.

El siguiente paso es usar los telares para confeccionar ropa, accesorios o mismo telas.

“Traje tres telares de Europa, dos son antiguos y todos tienen su nombre propio”, cuenta entre risas. “Cada uno tiene sus particularidades a la hora de desarrollar un proyecto”, agrega.

La artesana tiene especial interés en que esta forma de trabajo atraiga cada vez más clientes y que ese crecimiento lleve a mayores oportunidades laborales para las mujeres rurales.

De Menas

Objetivos.

“El futuro es para enseñar a más mujeres”, dice Melanie. Cuando se le pregunta si está en sus planes retornar a Alemania, contesta “por ahora no” con mucha seguridad.

“Estamos muy contentos, no hay idea de volver. Elegimos Uruguay para vivir y para criar a nuestro hijo”, señala refiriéndose a su pequeño hijo de 8 años, el que está muy contento de estar acá. En Alemania, en tanto, quedó su hija mayor.

¿Por qué quedarse? El objetivo de De Menas es convertirse en ejemplo de cómo una empresa puede mejorar las condiciones de vida de la población rural. Para ello es fundamental su filosofía de sustentabilidad, que determina que en todos los pasos del proceso se tenga en cuenta el medio ambiente.

“Para mí es muy importante el hecho de que conozco a todas las personas que son parte de nuestro proyecto”, destaca y apunta que en Alemania hay más proyectos de este tipo que son impulsados por el gobierno. “En Uruguay es más difícil y mucho más en las mujeres. Por eso cada paso que vamos dando es en busca de un trabajo amigable con el medio ambiente y con las trabajadoras”, comenta.

De Menas

Sustentabilidad y transparencia para Melanie deben ir de la mano. “Algunas marcas buscan la sustentabilidad, pero no tienen trasparencia y sin transparencia el cliente no puede saber qué impacto tiene el producto que va a comprar”, acota.

Por ese camino va De Menas, procurando ser ejemplo para las demás. “Es una semilla que creo que va a crecer”, augura con mucha seguridad su creadora.

De Menas

Estará presente en feria de Dubai para emprendedoras

De Menas es una de las dos representantes que tendrá Uruguay en la próxima SheTrades Global Dubai, que se celebrará del 13 al 15 de febrero próximos. Se trata de una feria virtual dedicada a empresas fundadas y administradas por mujeres.

“Nos enteramos en agosto que fuimos seleccionados. En setiembre y octubre nos preparan para armar el stand”, explica Melanie. Será un stand con dos avatars y cinco productos, además de un video de la empresa con imágenes de cómo se trabaja en ella.

Para la selección se presentaron más de 700 mujeres de todo el mundo. La feria será mayormente virtual debido a la pandemia, pero también hay unas 3 mil invitaciones para estar presentes en Dubai.

“Es una muy buena oportunidad para generar alianzas estratégicas. Hay talleres, ferias comerciales; todo por países”, detalla la artesana.

Las ediciones anteriores de SheTrades Global, llevadas a cabo en Etiopía, Reino Unido, Turquía, Brasil, Ruanda, México y China, incluyeron representantes de más de 85 países y generaron más de US$ 80 millones en nuevos negocios para mujeres emprendedoras. En nuestro país el brazo ejecutor de este programa es la Unión de Exportadores del Uruguay.

De Menas

Dónde encontrar sus creaciones

Los productos de De Menas se pueden ver en Instagram (@de_menas) y en Facebook (demenas.de), además de en el sitio web demenas.com

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados