Bienestar

¿Cómo elegir el protector solar para este verano?

El cuidado de la piel es necesario todo el año pero en verano es mucho más importante por eso hay que saber elegir el protector solar.

chica pasandose protector solar
Los protectores solares deben aplicarse cada tres o cuatro horas. Foto: Shutterstock

Con el comienzo del mes de diciembre arranca oficialmente la temporada de playas, piscinas y actividades al sol. Y, por esa razón, también comienza la preocupación de los dermatólogos por cómo proteger la piel. Elegir bien el método adecuado suele ser clave para superar el verano sin complicaciones.

Quemaduras e insolaciones suelen aparecer en quienes no se protegen o permanecen expuestos al sol en horas inadecuadas. El problema, advierten los dermatólogos, es que el daño solar es acumulativo y las pecas, manchas y lunares pueden evolucionar en lesiones malignas y cáncer de piel. La Comisión de Lucha contra el Cáncer detecta 2.824 casos de cáncer de piel por año en Uruguay. Por día se detectan unos ocho casos y 131 uruguayos fallecen al año por esta enfermedad.

La dermatóloga Agustina Acosta explicó a El País que los protectores solares deben bloquear los rayos UVB –que son los que hacen que nos pongamos colorados– y los UVA –que son los que nos dan el bronceado–.

“En el pasado solo se hacía foco en el factor de protección UVB, que es el que identificamos con el SPF 20, 30, 50, etc. Sin embargo, ahora el foco está puesto en protegernos también de los UVA, que normalmente viene identificado con cruces, porque el bronceado también provoca lesiones que pueden derivar en diferentes problemas”, indicó la especialista.

Filtro solar factor 50
Los especialistas recomiendan filtros con SPF 30 o 50 dependiendo de las necesidades. Foto: Shutterstock

Y añadió: “Los dermatólogos recomendamos que los protectores solares se usen a diario todo el año. El cuidado de la piel es básico”.

La especialista señaló que normalmente se recomienza utilizar filtros de factor 30 que son los que tienen una cobertura de un 85% y que deben ser aplicados cada un promedio de cuatro horas. Sin embargo, en algunos casos se aconseja el filtro SPF 50 que lleva la protección a alrededor del 90% porque se tiene en cuenta que quizás no se es tan consciente de la reaplicación.

“No existe mayor diferencia entre el 30 y 50. La realidad es que uno aplica a veces mucha menos cantidad y no lo vuelve a aplicar. En los niños o las personas que tienen patologías de la piel preferimos mandar 50”, especificó la profesional.

¿Cómo se debe elegir el protector solar?

Acosta explicó que existen distintos tipos de protectores solares pensados especialmente en el tipo de piel, la edad o la actividad que realiza cada persona. El objetivo es que los productos sean utilizados durante todo el año y no solo en verano, aunque el énfasis se hace durante la temporada estival.

En el caso de quienes tienen pieles grasas, lo ideal es utilizar un producto fluido, mientras que quienes tienen la piel seca deben optar por opciones más pesadas para hidratarla.

Por otro lado, en los niños, los formatos crema y spray más pesados permiten distribuir mejor el producto y aplicarlo bien.

En el caso de los hombres, donde hay más vello corporal, lo ideal es optar por sprays.

En tanto, muchas marcas han agregado color a sus protectores para que el factor solar se convierta en un paso más del maquillaje a la mañana y así incorporar el hábito.

El problema de la Vitamina D y el sol

 Para que el cuerpo sintetice vitamina D, la piel debe ser expuesta al sol.
Agustina Acosta indicó que alcanza con exponer la piel 15 minutos tres veces a la semana, sobre todo, cara, manos y piernas.

La especialista indicó que ir a la plaza caminando, esperar en la parada del ómnibus o salir unos minutos a hacer las compras puede ser suficiente para sintetizar la vitamina D necesaria.

Sin embargo, pasados los 40 años no es suficiente y por esa razón debe suplementarse por vía oral.

“A partir de los 40 años y, sobre todo después de los 50 años, por más que estemos hechos un carbón, no absorberemos la vitamina D necesaria, por eso es importante suplementarla”, subrayó.

¿Cuál es la correcta aplicación de los protectores solares?

Lo ideal es aplicar cada tres o cuatro horas el protector solar en caso de estar expuesto al sol.

“Hay que pensarlo como algo que se hace dos veces al día. Si uno va a la playa de mañana, se lo pone antes de ir. Luego se supone que corta al mediodía para ir a descansar y a la tarde habría que aplicarlo de nuevo. Así está bien”, aseguró.

¿Qué pasa con playas y piscinas? Sobre este tema la especialista sostuvo: “Generalmente se recomienda que si estamos mucho rato adentro del agua se recomienda aplicar nuevamente. Por más que diga resistente al agua, no es infalible”.

Lo mismo sucede en caso de hacer deporte o transpirar. Si se está en alguna de esas situaciones se debe volver a aplicar.

¿Tienen fecha de caducidad?

 Según datos de Mayo Clinic de Estados Unidos, los protectores solares deben conservar su potencia al menos por tres años. Esto quiere decir que si compró un envase el año pasado, su crema le servirá el año próximo; luego deberá cambiarla por una nueva.

Los protectores solares vienen generalmente con fecha de vencimiento y es muy importante revisarla. En caso de que el protector esté vencido, se debe desechar.

Otra forma de detectar si su protector solar necesita ser cambiado es tener en cuenta su consistencia y color original.

Por otro lado, para que las cremas solares permanezcan en buen estado hay que mantenerlas lejos de temperaturas altas o sol directo. En caso de llevarlos a la playa, lo ideal es guardarlos en los bolsos a la sombra o envueltos en una toalla. Estos consejos también sirven para el protector solar. Deseche si ve cambios obvios en el color o la consistencia.

Precios

Si bien en las mutualistas un dermatólogo puede recetar el protector solar, no quiere decir que necesariamente sea más barato. Para acceder a estos productos a través de los centros asistenciales se debe pagar una orden a especialista y luego un tíquet de medicamento, cuyos precios varían dependiendo de la prestadora de salud.

En cambio en ASSE, el acceso si es gratuito pero los tiempos de espera para tener hora con dermatólogo y adquirir el protector solar pueden superar los 30 días de espera.

En las farmacias los protectores solares, dependiendo de la marca y el tamaño, van desde los $300 hasta los $1.800.

Las pantallas y los tratamientos

¿Por qué los dermatólogos hablan de protegernos del sol todo el año? La razón está en que la luz y el sol afectan la piel sin importar la época del año, por eso la insistencia con el uso de estas lociones.

Las pantallas, sean monitores, teléfonos celulares y otros dispositivos, también afectan nuestra piel.

“La pantalla de la computadora no nos provocará cáncer de piel, pero sí puede provocar otros problemas”, indicó Agustina Acosta.

Los cambios más habituales que tienden a producir son: envejecimiento prematuro, arrugas, flacidez, manchas, eritema y daños en el ADN.

La especialista destacó la preocupación actual por los efectos del sol en la piel y aseguró que muchas veces se pierde de vista el efecto nocivo que tienen los dispositivos que emiten luz en nuestro rostro.

¿Cómo protegerse? Para evitar los daños que producen las pantallas es fundamental el uso diario, durante el invierno y verano del protector solar.

Es claro que para protegernos del efecto de los dispositivos no es necesario contar con un filtro 30 o 50; de hecho, muchas cremas hidratantes, correctores de color, bases y BB creams incorporan filtros solares que funcionan muy bien para prevenir el daño que nos provocan estos dispositivos electrónicos.

Además, hidratar la piel siempre es clave al momento de mitigar los daños provocados por todos los tipos de radiación lumínica.

En las rutinas diarias es importante tener en cuenta el tipo de piel (seca, grasa o mixta) e incorporar hidratantes para el día, cremas de contorno de ojos y tratamientos nocturnos.

También existen máscaras de limpieza o de hidratación que pueden realizarse semanalmente en casa.

Por otro lado, durante la temporada de invierno, especialmente, existen tratamientos dermatológicos que debe indicar un especialista como peelings químicos y cremas de tratamiento que ayudan a eliminar las manchas.Eso sí, debe prevenirse la exposición solar para evitar el resultado contrario al esperado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)