RECICLAR

Desechos que se transforman en materia prima: crear joyas a partir de bolsas y tapitas

Una joven uruguaya creó una línea de accesorios sustentables y vende caravanas y colgantes que hace a partir de bolsas de nylon y tapitas de plástico.

Los residuos se transforman en materia prima. Foto: Chiaramo
Los residuos se transforman en materia prima. Foto: Chiaramo

Una bolsa de papel higiénico, otra de pañuelitos descartables o una de una tienda de ropa. También tapitas plásticas de desodorantes o botellas. Todos estos residuos mencionados, cuando llegan a las manos de Rosaria Iorio, pasan de ser basura a ser materia prima.

Esta joven estudiante de diseño de modas tiene 24 años y es quien está detrás de Chiaramo, un emprendimiento de accesorios sustentables.

Rosaria contó a El País que comenzó con su marca en el año 2017, “haciendo accesorios clásicos, que es algo que me encanta y que hacía desde chica. Pero no terminaba de sentirme cómoda y empecé a buscar alternativas para hacer cosas más sustentables, que fueran más alineadas con mi filosofía. Entonces en un momento empecé a usar retazos de cuero, por ejemplo, pero seguía sin terminarme de convencer. Quería apostar a más”.

A mediados de 2018 en la facultad hicieron un proyecto sustentable y fue allí cuando aprendió la técnica de termofusión de plástico: “Se me ocurrió aplicarlo a mi emprendimiento, empecé a ver cómo podía hacer piezas para ensamblar y fui probando. Cuando creé mi primer par de caravanas dudé un montón en si venderlo o no, lo probé en mí, confirmé que funcionara y que no se rompiera, y saqué a la venta el primer par de caravanas en diciembre de 2019”.

Foto: Chiaramo
Foto: Chiaramo

Ese primer par de caravanas “fue un éxito”, agregó Rosaria, aunque al principio “no sabía cómo iba a reaccionar la gente. Pero les encantó y tanto que luego de ese posteo en redes, al mes ya era el producto único de mi emprendimiento y dejé de hacer los otros accesorios que hacía”, recordó.

Para crear sus piezas, lo primero que hace “es limpiar bien todos los residuos y luego los reciclo, creo las placas de plástico, le doy la forma que quiero y las ensamblo con cualquier otra pieza de bijou”.

En este proceso, Rosaria utiliza los colores que ya trae la bolsa de nylon o el plástico, de manera de no generar un proceso de teñido: “Se podría hacer, pero no lo hago para seguir siendo coherente con esta temática sustentable”, explicó a El País.

A través de la marca Chiaramo en este 2021 la joven también está incursionando en el reciclado de tapitas de plástico o plástico de algunos envases como, por ejemplo, los de detergentes de cocina, shampoo o crema de enjuague (plásticos clasificados como HDPE, PEAD y tipo 2). “La idea es seguir por este camino, seguir reciclando diferentes tipos de plástico y ver qué otros productos puedo generar”, detalló.

Foto: Chiaramo
Foto: Chiaramo

Los materiales que usa para crear sus piezas son, por lo general, los que ella misma utiliza en casa: “Por un tema de espacio no estoy recibiendo en este momento, porque ya estoy abastecida, pero los materiales, que son básicamente bolsas de plástico o tapitas son los que uso yo o también los que me guardan mis amigas y clientas”.

Tiene varios modelos de caravanas, algunas con base de alpaca y otras con base de acero quirúrgico. Pero además de caravanas, desde hace unos meses agregó a su línea colgantes, cuyos dijes hace con los materiales que utiliza, y también realiza cadenas para los tapabocas.

A la gente le sorprende y le gusta: “Recibo pila de mensajes, muchos incluso me han preguntado si doy clases de reciclaje y es muy gratificante que, además de gustarles y que lo vean por Instagram, también lo usen”, contó la emprendedora.

Rosaria destacó la buena respuesta que tuvieron sus piezas y la forma en que las hace, pero también contó que hay clientas que se acercan a crear un diseño con ella: “La idea del codiseño está muy bueno porque hace que no tenga stock parado, algo que es un gran problema dentro de la industria de la moda, todo ese stock de cosas que no se vende. Además, es divertido intercambiar ideas con las personas”.

“Cada par de caravanas es menos plástico que termina en el mar, ayudando a cuidar nuestros océanos y a los animales que ahí viven”, dice una de las publicaciones de Instagram del empredimiento de esta joven.

Chiaramo está en Instagram y vende sus accesorios en línea, se hace envíos y también están disponibles en algunos puntos de venta en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error