COMO URUGUAY NO HAY

Pareja de sudafricanos vino de vacaciones a Uruguay y el coronavirus le dio un nuevo lugar de nacimiento a su primera hija

Vici y Hennie llegaron el 10 de marzo por unas vacaciones de tres semanas; no obstante, la pandemia cambió sus planes 

sudafricanos uruguay coronavirus
Vici tuvo una ecografía un día antes de volar a Montevideo para las vacaciones que habían planificado; llegaron el 10 de marzo. Fotos: Vici y Hennie Greeff.

El 25 de marzo recibí este mensaje en Discover Uruguay, el grupo que dirijo en Facebook: “Somos de Sudáfrica, hemos estado aquí desde principios de marzo. Actualmente tengo cuatro meses de embarazo y Sudáfrica está cerrada. Tendremos que esperar (y nos sentiremos más seguros) esperando a que termine el coronavirus en Uruguay. Mi esposo y yo estamos actualmente en La Paloma. Esperamos encontrar un obstetra que hable algo de inglés hasta que podamos regresar a casa. Sé que esta es una pregunta bastante grande e inusual, pero no estamos seguros de qué hacer”.

Vici es de Sudáfrica. Es música a tiempo completo. Toca rock and roll en una banda llamada Die Horries que en afrikaans significa “temblores”, del tipo que alguien siente durante una resaca. Está casada con Hennie, músico e ingeniero eléctrico, quien dirige una compañía de software en Pretoria.

Vici y Hennie se casaron el año pasado, pero debido a que tenían conciertos, no pudieron tener una luna de miel. Él se había fascinado con Uruguay por la política progresista y con que los uruguayos parecían ser “razonables, abiertos e igualitarios”. Combinado con las “hermosas playas”, eran atractivas unas vacaciones aquí.

sudafricanos uruguay coronavirus
Ella es música a tiempo completo; él es músico e ingeniero electrónico.

Ciclo: Como Uruguay no hay.

Karen A. Higgs es autora y referente internacional sobre Uruguay a través de su plataforma, Guru’Guay. Por ocho semanas compartirá el ciclo Como Uruguay no hay sobre extranjeros que se encontraron varados por la pandemia y cómo descubrieron que una situación, a priori, angustiante, les otorgó un refugio. Aquí la historia de Vici (foto a la izquierda) y Hennie Greeff, dos sudafricanos que están esperando su primera hija.

Un mes antes de partir, Vici descubrió que estaba embarazada. Por lo que la luna de miel sería una “luna de bebé”, un término que algunos usan para las últimas vacaciones que tiene una pareja antes de la llegada de un hijo. Tuvo una ecografía un día antes de volar a Montevideo para las vacaciones que habían planificado para tres semanas; llegaron el 10 de marzo.

Iban camino a las playas del este el viernes 13. Escuchaban la radio pero luchaban por comprender lo que sucedía. Cuando llegaron a La Paloma, su anfitrión de Airbnb, que había pasado algún tiempo en EE.UU., les explicó que había casos de coronavirus en Uruguay. Entonces se dieron cuenta de que las cosas iban en serio, pero como La Paloma estaba tan tranquila y silenciosa, no se preocuparon. Pero cuando estaban planeando su próxima parada en Cabo Polonio, entendieron que la situación había cambiado. Su anfitrión los contactó para decirles que debían ir solo por el día, al menos para experimentarlo porque no podían quedarse allí. Luego descubrieron que no iba a salir ningún vuelo comercial desde el aeropuerto de Carrasco.

Mientras tanto, Vici necesitaba hacerse la segunda ecografía. Tomar un vuelo humanitario a casa era arriesgado y habría significado perder la fecha.

Fue en ese momento que Vici se acercó a mí. “Descubrimos Guru’Guay antes de venir a Uruguay. Hennie encontró el sitio y dijo ‘mirá esto, está muy completo’, dijo Vici. Planificaron su lista de lugares de visita obligada utilizando guruguay.com. “Con toda la locura que estaba sucediendo, me puse un poco ansiosa y emocional”, dijo Vici. Y su esposo le comentó: “Solo relájate, envía un mensaje a Guru’Guay y veremos qué pasa”.

sudafricanos uruguay coronavirus
Olva nacerá en el Hospital Pereira Rossell en septiembre; viajará a Sudáfrica en enero.

Yo les sugerí que escribieran a Discover Uruguay para pedir recomendaciones. Recibieron la ayuda de uruguayos que hablan inglés y se pusieron en contacto con otros sudafricanos residentes en Uruguay. Terminaron realizándose la ecografía en el Hospital Británico. Decidieron quedarse otro mes en Uruguay, aunque se mudaron a Atlántida para estar más cerca de Montevideo. 

Para entonces, la situación de la COVID-19 en Sudáfrica había aumentado. A pesar de un confinamiento obligatorio, hoy hay más de 370.000 casos confirmados.

“Había tantas incertidumbres con respecto a volver a casa: cuál sería la situación, cuándo llegaría el pico del virus, se podría dar a luz de manera segura”, relató Vici. Al final, ella y Hennie decidieron que se quedarán en Uruguay donde creen que pueden planificar el futuro cercano.

Siguiendo el consejo de sus anfitriones uruguayos, se inscribieron en ASSE. Se sintieron muy agradecidos por haber sido asignados a una obstetra con excelente inglés en el Pereira Rossell. Si todo sale según lo planeado, Olva nacerá allí en septiembre. Sé que muchos uruguayos se sorprenderán al saber que después de haber experimentado el Británico y el Pereira Rossell, Vici habla muy bien de ambos. Está particularmente impresionada con el último: “No estamos acostumbrados a un sistema de salud pública que sea tan accesible y que tenga un nivel realmente bueno”.

Vici y Hennie regresarán a Sudáfrica con Olva recién en enero, para asegurarse de que puede lidiar con un vuelo transatlántico. La madre de Vici intenta ahora tomar un vuelo humanitario para acompañarlos. Mientras tanto, se mudarán a Montevideo a fin de mes. Vici quiere aprender más sobre la escena local del rock y a Hennie le gustaría hacer contactos para replicar su compañía. La semana pasada, Vici compró una guitarra de segunda mano en Facebook. “Conocimos al vendedor y sabe de rock & roll. Cuando nos mudemos a Montevideo cenaremos con él y su esposa”.

* Karen A. Higgs es es autora y referente internacional sobre Uruguay a través de su plataforma, Guru’Guay. Tiene un regalo para los lectores de El País: una guía de sus lugares favoritos en Uruguay. Se descargar en guruguay.com/elpais.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados