Publicidad

Shakira habla de su nuevo álbum nacido del dolor y confiesa: "Tuve personas que me dieron la espalda"

La colombiana habla de "Las Mujeres Ya No Lloran", su nuevo disco compuesto por 16 canciones que tiene colaboraciones con artistas como Cardi B y hits como la "Bzrp Session Vol 53" y "Te felicito"-

Compartir esta noticia
Shakira.
Shakira.
Foto: Jaume de Laiguana

Jon Pareles, The New York Times
Para Shakira, 2022 fue un año de desamor. Décadas de sencillos exitosos y crossovers innovadores de pop latino no pudieron aislar a la estrella colombiana de sus trastornos personales. Rompió con el futbolista Gerard Piqué, su pareja durante 11 años y padre de sus dos hijos, Milan y Sasha. Su padre fue hospitalizado dos veces por una caída que le provocó un traumatismo craneoencefálico y requirió más cirugía cerebral en 2023.

Shakira también enfrentó cargos de evasión fiscal en un caso de larga data que cuestionaba que si había vivido principalmente en España de 2012 a 2014; declaró su residencia allí en 2015. En noviembre, aceptó una multa de 7,5 millones de euros alegando “el mejor interés de mis hijos”. Apenas unos días antes, Shakira había recogido el Grammy Latino a canción del año por “Shakira: Bzrp Music Sessions, Vol. 53”, una colaboración con el productor argentino Bizarrap con juegos de palabras claramente dirigidos a Piqué y su novia.

La canción formaba parte de una serie de sencillos que Shakira lanzó y que se referían directamente a la ruptura: el sarcástico “Te Felicito”; la lamentable “Monotonía”; la sesión de Bizarrap; “Acróstico”, una balada que promete a sus hijos que se mantendrá fuerte; y “TQG” (“Te Quedó Grande”), un dúo burlón de reggaetón con Karol G, quien había pasado por su propia ruptura pública. “TQG” ha acumulado más de mil millones de reproducciones.

Esas canciones reaparecen en el primer álbum de Shakira desde 2017, Las Mujeres Ya No Lloran, que sale hoy. Todos sus temas, excepto uno, tratan de altibajos románticos, perfeccionados en estructuras pop nítidas y melodiosas. El disco continúa la inclinación de Shakira por reunir música y colaboradores de todo América, sumergiéndose en rock, electro-pop, trap, bachata dominicana, afrobeats al estilo nigeriano y cumbia y polka regionales mexicanas. Entre sus invitados se encuentran Cardi B, Ozuna y Rauw Alejandro. Ninguno de ellos eclipsa a Shakira, quien es juguetona o cruda según lo exige el momento.

Shakira.
Shakira.
Foto: Jaume de Laiguana

Shakira habló sobre el álbum desde la cocina de paredes blancas de su casa en Miami, donde había una freidora en el mostrador detrás de ella y con un conejito en un corral a su lado. A diferencia de Barcelona, Miami es un centro de pop latino donde, dijo, “tengo la sensación de que ahora haré mucha más música”. Vestida con una camiseta negra y con el pelo largo y rubio ondulado, Shakira habló alegre y volublemente de un álbum que, para ella, era “alquímico”. Estos son extractos editados de la conversación.

—¿El álbum cuenta una historia? En las primeras canciones, te preguntas cómo aferrarte a alguien. Pero al final estás enojada.
—Hay una narrativa. Es un álbum conceptual sin que haya sido mi intención inicial. Ya sabes, nadie planea pasar por una ruptura como yo. Y la disolución de una familia es probablemente una de las cosas más dolorosas que un ser humano puede experimentar. Pero sucedió. Si la vida te da limones, haces limonada. Eso es lo que hice con este álbum: usar mi propia creatividad para procesar mi frustración, mi ira y mi tristeza. Transmuté o transformé el dolor en productividad.

—El título del álbum, Las mujeres ya no lloran, proviene de la “Bzrp Sessions No. 53”.
—Fue el más directo. Pero comencé a hablar de lo que me estaba pasando a través de “Te Felicito” y “Monotonía”. En el video de “Monotonía” salgo con este agujero en el pecho, porque esa es exactamente la sensación física que tuve cuando estaba pasando por mi pérdida. Casi sentí que la gente podía ver a través de mi pecho, ver lo que había detrás. Pero con cada canción que escribí, me estaba reconstruyendo. Fue como volver a juntar mis huesos. Por eso decidí optar por este título, Las Mujeres ya no lloran. El propio llanto siempre será un mecanismo de supervivencia para el ser humano. Es una parte importante de la vida. Y me siento como las mujeres de hoy, no necesitamos que nos digan cómo se supone que debemos sanar, cómo se supone que debemos lamer nuestras heridas. Somos nosotras las que tenemos que seguir adelante y preservar nuestra especie, preservar la supervivencia de nuestra descendencia, de las lobas que somos.

Shakira.
Shakira.
Foto: Difusión.

—Una de las nuevas canciones, “(Entre Paréntesis)”, termina contigo recuperando el aullido de “La Loba”.
—La loba está por todas partes en este álbum. La loba es lo que me ayudó a reconstruirme. Tuve mis épocas en las que aullaba a la luna, lamía mis heridas. Y me conecté con esa mujer primitiva que había en mi interior, para simplemente cantar y bailar alejar su dolor, para exorcizarlo. Creo que las mujeres tienen esta fuerza y esta intuición especial: este instinto natural de supervivencia. Cuando realmente queremos sobrevivir a una situación, sólo tenemos que encontrar ese ser dentro de nosotros mismos para proteger a la manada. También encontré un apoyo extremo en mujeres que han pasado por cosas peores que yo y que me han enseñado lecciones increíbles. La sociedad nos ha estado poniendo, durante siglos, en un lugar de víctimas, desde la Inquisición, cuando nos quemaban en la hoguera. Pero creo que las mujeres se están rebelando contra eso. Sólo tenemos que luchar por lo que queremos y sanar de la forma que queramos. En algún momento esas lágrimas tienen que transformarse en lágrimas de triunfo.

—¿Ser celebridad, te ayudó a superar esos años difíciles?
—No el hecho de ser una celebridad. No sólo tuve que enfrentar la disolución de mi familia, sino que tuve que hacerlo con los periodistas en mi puerta, con la gente hablando de ello, y yo mismo sabiendo cosas a través de la prensa. Fue extremadamente doloroso. Pero mis fans simplemente me conocen, me comprenden, perdonan mis errores y me apoyan, sean cuales sean las decisiones que tome. Me emociono cuando hablo de eso, porque honestamente nunca pensé que aparecerían como aparecieron. Pero me han mostrado la mejor versión de mí misma y me han hecho creer que valgo la pena y que debo seguir adelante. Sabes, ellos y mis hijos definitivamente han sido la mayor ayuda, el mayor apoyo que he recibido. También tuve personas que me dieron la espalda, que trabajaron para mí y me traicionaron. Y tuve que afrontar todo al mismo tiempo. Y luego mi papá tuvo un terrible accidente que lo dejó comprometido neurológicamente. Mi papá siempre ha sido mi mejor amigo, así que no estuvo allí para darme sus consejos cuando más lo necesitaba. Entonces fue un período de dolor extremo. Sólo escribir las canciones me permitió reconstruirme.

—A lo largo de los años, hiciste todo tipo de duetos y colaboraciones, y hay muchos más en este álbum. ¿Cómo se decide quién puede hacer una canción con Shakira?
—No es un proceso premeditado. Creo que cada canción tiene sus propias exigencias. Para “Punteria”, pensé: “¿Qué tan genial sería tener una rapera aquí?” La única persona que me vino a la mente fue Cardi B. La acababa de conocer en París y parecía muy agradable. Entonces me acerqué, le envié la canción y ella aceptó de inmediato. En realidad fue un enorme placer trabajar con ella. La encuentro tan creativa, ingeniosa, directa y absolutamente genuina.

Shakira.
Shakira.
Foto: Jaume de Laiguana

—Has escrito canciones tanto en inglés como en español. ¿Son mentalidades diferentes?
—El inglés es el idioma al que recurro cuando estoy en el estudio. Es compatible con la tecnología: todos los términos técnicos están en inglés, por lo que cuando hablas con ingenieros o músicos, es más fácil usar el inglés. Pero el español es mi primera lengua y siempre será mi lengua más visceral.

—“Última” se siente como una de las canciones más expuestas emocionalmente del álbum, llena de sentimientos sobre arrepentimiento y recuerdos y la decisión de no volver atrás.
—Fue la última canción que apareció en el álbum y por eso la llamé así. Teníamos todas las pistas terminadas, pero pensé: No, no, no puedo cerrar este álbum. Me voy a ahogar con esta canción. Es un quiste que necesito sacar. Así que entré al estudio, lo produje y lo escribí, lo terminé y lo canté en un día. Y también es la última canción que planeo escribir sobre ya sabes quién y aquel que no debe ser nombrado: Voldemort.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Shakira

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad