Publicidad

Jorge Nasser y el abrazo criollo de "Mundo milonga", el espectáculo que agota el Solís y junta a varias figuras

El viernes a las 20.00, el cantante de Níquel llegará al Teatro Solís para presentar un espectáculo que tendrá como invitados a Sandra Mihanovich, Chacho Ramos, Copla Alta, Gabriel Peluffo y Catherine Vergnes.

Compartir esta noticia
Jorge Nasser 8.jpg
Jorge Nasser.
Foto: Difusión.

Luego de una temporada sumergido en la vuelta de Níquel, una de las bandas clave del rock uruguayo de los noventa, Jorge Nasser se reencontró con el sonido que definió la mayor parte de su carrera solista. Mundo Milonga, el espectáculo que celebra sus raíces, se estrenó en octubre en el Auditorio Nacional del Sodre y ahora vuelve por la revancha. La cita será el viernes a las 20.00 en el Teatro Solís y las entradas ya están agotadas.

Al igual que el año pasado, Nasser estará acompañado por una larga lista de invitados de diferentes estilos musicales. En esta ocasión serán 13 invitados, y la lista incluye a Sandra Mihanovich, Edú “Pitufo” Lombardo, Copla Alta, Gabriel Peluffo, Catherine Vergnes, Ballet Rumbo Norte y Chacho Ramos. Con él, que había participado del show del Sodre, grabó una versión en vivo de “Milongas del querer”, aquella canción de 2003 que selló el interés de Nasser por el género folclórico.

“La milonga es el idioma del Uruguay”, comenta a El País. “Te la cruzás por todos lados”. Y el espectáculo Mundo milonga se propone celebrar sus variantes. “La idea es mostrar quiénes habitan este mundo tan rico. Por ejemplo, va a venir gente de Rocha, que como están a orillas del mar, le da un carácter marinero al género. Después, con Chacho vamos a mostrar que el parentesco entre la charanga y folclore”, adelanta.

Y si bien esa búsqueda ha estado presente en su carrera solista —el disco Por milonga, de 2005, es su ejemplo más abarcativo—, lo reafirmó con una serie de sencillos que complementan su espectáculo. El año pasado versionó “Nadie me dijo nada”, milonga-rock de Jaime Roos; llevó a “Las décimas”, de La Trampa, al género folclórico en una versión sobresaliente; y reimaginó a “Soy Cimarrón”, un rock stone y rabioso que grabó con Níquel.

Nasser, que fantasea grabar un disco con clásicos del rock argentino trasladados a la milonga, celebra y agradece que el público haya agotado las entradas del concierto en el Solís, y dice que es una muestra del interés que hay por el estilo. A su vez, es una confirmación del camino que tomó en 2001, con el disco Efectos personales, cuando cambió el rock con tintes de blues por el entrelazado de guitarras criollas. “Valió ponerse la camiseta”, comenta. “Eso va a ser parte del ambiente que va a reinar el día del show: tanto los músicos como yo, somos conscientes de que merecía el esfuerzo”.

Eso sí, el autor de “Candombe de la Aduana” y “Amo este lugar” aclara que lo más importante de un proyecto como Mundo milonga es despertar el interés por sumergirse en el género. “Es tan generosa la milonga, que hay muchas formas de descubrirla”, dice y menciona los proyectos de Daniel Drexler, Guzmán Mendaro, Nicolás Ibarburu y Milongas Extremas. También destaca las conexiones del estilo con el flamenco, el son cubano y la habanera. “Hay mucho por seguir investigando”.

Por lo pronto, este viernes va a mostrar varias de esas conexiones en un espectáculo que promete ser un acontecimiento cultural. Cuando se le menciona que lo del Solís va a ser un “abrazo criollo” —como el título de su “grandes éxitos”—, Nasser lanza una carcajada. “Va a ser un abrazo criollo por milonga”.

Relacionadas

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Jorge Nasser

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad