Publicidad

Abel Pintos con El País: "Me parece mágico que el público pueda desmitificar un poco al artista"

El cantante regresa a Montevideo y tocará en el Festival America Rockstars 2023; la cita es el día 26 de noviembre. Antes de la fecha, habló de su presente, su paso por Got Talent Argentina y más.

Compartir esta noticia
Abel Pintos.
El músico y cantante argentino Abel Pintos regresará el 26 de noviembre a Montevideo.
Foto: Leo Mainé /El País

"Sé que va a haber gente esperando para verme, pero también sé que muchas personas allí me van a escuchar por primera vez y esa sensación, después de 30 años de hacer lo que hago, es muy refrescante”, dice Abel Pintos con una sonrisa cuando habla con El País.

El cantante argentino será parte del festival America Rockstars 2023 que regresa a Uruguay los días 25 y 26 de noviembre en la Rambla del Golf; tocará a partir de las 20.00 del segundo día de evento y tendrá su reencuentro con el público uruguayo a casi un año de su última visita, cuando llenó un Antel Arena y selló una gira que lo llevó a varios departamentos. Fueron más de 20 shows donde pudo “reforzar y profundizar lazos con el público del país entero”.

“Esa gira me permitió conocernos mucho más, porque cuando uno tiene la oportunidad de ir a otros países, pero las cosas pasan solo por las capitales, sentimos que no nos da una lectura de la idiosincrasia, de cómo el público interactúa, desde qué lugar conecta con la música. Por eso lo disfruté muchísimo y fue muy especial para mi”, cuenta.

Sobre la oportunidad que lo trae de regreso —un festival con una grilla que hace un recorrido generacional, pasando por jóvenes artistas de la actual escena urbana hasta cantantes de larga trayectoria y de distintos géneros—, entiende que esa diversidad es también parte de “la magia” de este tipo de evento.

“Particularmente disfruto mucho de saber que voy a poder estar en un escenario que es mi lugar natural, y voy a estar compartiendo un lineup con mis colegas que a veces ni siquiera conozco personalmente, pero conocerlos musicalmente ahí es parte de la magia de los festivales”, sostiene. “Nos pone a los músicos en la misma posición que al público, que puede ir y a ver a distintos artistas de distintos géneros y generaciones y puede hacer una lectura a través de estos idiomas musicales y estéticos”, afirma.

Este año el evento propone acercar la historia de vida de los artistas al público a través de entrevistas y charlas previas a los shows, conducidas por Santiago del Moro y, para Abel, la idea permite humanizar al artista y achicar las distancias. “Los conciertos en vivo están más vivos de lo que uno considera justamente porque a las personas que están arriba del escenario les pasan cosas y cada día es distinto”, dice. “Por eso, la propuesta abre para el público el espectro desde dónde recibir a esa persona y su música, y creo que los conciertos van a tener un valor especial por eso, porque la gente podrá conocer las intenciones del ser humano que hay detrás”, complementa.

Para el cantante, hay algo en este ida y vuelta que es sano para artista y público. Inclusive, comparte que durante el viaje que lo trajo a Montevideo leía una entrevista a David Bowie que conecta con esta idea. “Era un reportaje de los años 70 y él hablaba específicamente de lo importante que es que se pueda desmitificar al artista, porque a él le resultaba muy curiosa la tendencia que tiene el ser humano de depositar semejante cantidad de confianza en determinadas personas para que ellas decidan por nosotros, y es cierto que es curioso. Para mí lleva mucha razón. Venía justamente pensando en eso y me parece mágico que el público pueda hacer ese ejercicio de desmitificar y separar al ser humano del artista para incluso tener una lectura más propia, luego, de lo que el artista va a proponer”, puntualiza.

Otras facetas

El cantante viene de su experiencia más extendida en la televisión. Es jurado en Got Talent Argentina, el programa que aquí se ve por Canal 10 y donde comparte con el uruguayo Emir Abdul, y hace un balance positivo de su paso por el concurso. “Acepté hacer Got Talent porque la televisión y la radio siempre me parecieron, cada una a su manera, mundos muy mágicos y fantásticos. La radio porque uno tiene todo para imaginárselo y la televisión porque aunque estás viendo, es un mundo creado y siempre me pareció curioso, por eso me gustaba la idea de vivirlo desde adentro”, cuenta.

¿Qué te ha dejado esa experiencia?

—Aprendí de mis colegas, de los artistas que se presentaron y de los que hay detrás de escena en las producciones de Telefé. También fue curioso porque pude revisarme y en líneas generales estuve de acuerdo conmigo mismo y en otros momentos en desacuerdo, lo cual me planteó algo muy interesante porque me ayudó a tener la lectura del público. Al principio no estaba tan de acuerdo con que el programa fuera grabado, me desilusionó un poco la idea de que no fuera en vivo, pero una vez lanzado disfruté de poder verlo yo también en casa, y lo sigo disfrutando. Por otro lado, establecimos un vínculo muy lindo con Emir, de hecho, de los tres compañeros que tuve, con él mantuve contacto posgrabación. Es un ser especial, hasta donde lo conozco me genera esa sensación de gente de buena madera, ¿sabes? No es casual, me parece, su éxito entre los niños y los adolescentes. Él es como un niño grande, conserva esa frescura, esa inocencia por momentos, es muy inteligente, además de talentoso, pero sobre todo es sensible.

—¿Cómo te afectaron las críticas que el programa recibió?

—Yo hablé siempre desde un lugar genuino. No siento haber sido duro con nadie, siento haber dicho todo lo que pensaba, y siempre supe que es imposible estar en línea con todos. De lo que aprendí más fue de lo comunicacional: saber hablar no significa saber comunicar. Siento que no tenía el conocimiento del idioma televisivo necesario para que las cosas que yo decía desde el corazón y desde el respeto fuesen interpretadas de esa forma. Luego las críticas son parte del juego que yo conscientemente acepté jugar para aprender este tipo de cosas. Participar de la televisión no es hacer televisión, eso es lo que aprendí también. De la misma forma que en el teatro uno tiene que exagerar cierta gesticulación, porque el último de la fila tiene que ver igual o sentir igual que el de la primera, en la televisión funciona igual.

Abel Pintos.
El cantante participará de la segunda edición del Festival America Rockstars en Uruguay.
Foto: Leo Mainé/El País

—En tu última charla con El País contaste que el abuelo de tu padre era de Canelones y que tenía ganas de conocer más de tus raíces uruguayas. ¿Has podido seguir profundizando en eso?

—A raíz de esta nota que me hicieron recuerdo que se armó un revuelo bastante interesante en Canelones y de repente empezamos a recibir llamados y mensajes de gente diciendo que estaba buscando el famoso aljibe del que hablé, que no tengo idea dónde debe estar (se ríe). Mi padre es el que tiene más idea y entonces resolvimos que en algún momento vamos a hacer un viaje juntos para que yo pueda acompañarlo en esa búsqueda de sus raíces y por consecuencia de las mías. Todo lo que sume a una sensación de identidad y de saber de dónde venimos hace bien.

Festival America Rockstars 2023

Este año el evento, cuya primera edición fue en Punta del Este y el año pasado se instaló en Montevideo, será el 25 y 26 de noviembre en la Rambla del Golf. Quedan entradas en el sitio americarockstars.com.uy a partir de $1590, para un día de festival, y $2390 para ambos días. Comparten grilla con Abel Pintos sus coterráneos Lali Espósito, Milo J, Tiago PZK, Coti Sorokin, los dúos El Zar y MYA, y las Djs, Cele Arrabal y Cande Gariso. Los uruguayos serán Matias Valdez, Márama, The Laplanta, Agus Padilla, Diego Maciel y Soficar. El festival será conducido por Santiago del Moro, presentador de Telefé (Gran Hermano y Masterchef), quien realizará entrevistas con los artistas, y habrá transmisión en vivo para Latinoamérica a través de Paramount. Abel Pintos tocará el segundo día.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

Abel Pintos

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad