Publicidad

"Descansar en paz", el nuevo thriller argentino que construye tensión sobre un atentado que marcó la historia

Joaquín Furriel protagoniza el thriller dramático "Descansar en paz", que dirige Sebastián Borensztein, producen los Darín, ganó dos premios en el Festival de Málaga y es la primera gran apuesta argentina de Netflix para 2024.

Compartir esta noticia
Joaquin Furriel en la película "Descansar en paz".
Joaquin Furriel en la película "Descansar en paz".
Foto: Alan Roskyn

Redacción El País
La respaldan varias cosas: la firma de un director, Sebastián Borensztein, que hace cinco años consiguió un prolijo éxito de taquilla con La odisea de los giles; un elenco de primera línea, los dos premios que acaba de conseguir en el Festival de Málaga y una trama que vuelve a ejercitar la memoria reciente, a partir de un dilema humano que atraviesa la historia, más bien la personalidad argentina.

Con esos créditos, Descansar en paz hizo su estreno en Netflix con la proyección de apoderarse del ranking de la plataforma ante el beneficio de un fin de semana largo.

Es un thriller con elementos de drama social, con Joaquín Furriel como Sergio Dayán, un empresario de pequeña escala que, en la singular Argentina de los 90 y por una serie de factores, está agobiado por las deudas. Acechado por un financista con cara del Puma Goity, desaparece del mapa en medio del atentado a la AMIA de 1994. Deja atrás una vida, dos hijos, una esposa a la que compone Griselda Siciliani. Empieza de cero como Nicolás Nieto, y muchos años después, la curiosidad por saber de los suyos pone todo en jaque.

Borenzstein vuelve a hacer equipo con los Darín, Chino y Ricardo, que producen la película junto a Federico Posternak y que habían debutado en ese rol en, justo La odisea de los giles. La alianza del realizador con Ricardo Darín es de larga data y se remonta a Un cuento chino y Kóblic, donde oficiaron de director y protagonista respectivamente.

No es en lo único que reincide Borensztein, que ya había trabajado con Goity en la serie de unitarios Tiempo final, una joya de la televisión argentina; y que ya había abordado el atentado de la AMIA en Iosi, el espía arrepentido, la serie de Prime Video filmada en Montevideo y con Natalia Oreiro a la cabeza del elenco.

Allí, la tragedia es central. Acá, sin embargo, “el atentado es un hecho colateral, un accidente que se cruza en el destino de una persona y lo impulsa a cambiarlo”, dijo el director al diario La Nación. Es concreto: Dayán está en la zona de la Asociación Mutual Israelita Argentina al momento de la explosión, y encuentra en eso una vía de escape para irse a Paraguay, ser dado por muerto y liberar a su familia del insoportable agobio económico.

Hay otras reincidencias: una novela como base (en La odisea de los giles, la de Eduardo Sacheri; aquí, una de Martín Baintrub sobre la que se toma varias licencias) y, sobre todo, una forma de encarar el cine.

Joaquin Furriel en la película "Descansar en paz".
Joaquin Furriel en la película "Descansar en paz".
Foto: Alan Roskyn

Aunque se desprende de un humor que de alguna forma ha permeado sus proyectos, en Descansar en paz Borensztein vuelve a combinar sus elementos esenciales: historias argentinas, muy argentinas, en contextos sociopolíticos determinados y ásperos, contadas a través de personajes que son llevados al límite.

“La historia de Sergio es la de muchísimas personas en esos años. Alguien que tiene una empresa chica, la pelea y le va bien hasta que lo destruyen abriendo las importaciones. En esas circunstancias la gente no claudica de inmediato”, dijo el director a La Nación. “Trata de sostener su trabajo, su estilo de vida. Si aguantamos un poco por ahí la cosa se da vuelta. Y en ese razonamiento te endeudás, te hipotecás, te ponés el agua al cuello, hasta que en un momento tu esperanza se vence y empieza la desesperación. Estás solo, en medio del mar. En esta Argentina cíclica, las cosas son así”.

Filmada entre Argentina y Paraguay, en el Festival de Málaga de este mes le valió el premio a mejor actor protagónico a Furriel, y el de mejor actor de reparto para Goity.

Es el primer gran estreno argentino de 2024 en Netflix, que tiene por delante series como El eternauta, con Darín y el uruguayo César Troncoso, o Envidiosa, con Siciliani. Más cuota local darán Nico Furtado en Goyo, de Marcos Carnevale, y Oreiro en Campamento con mamá, de Martino Zaidelis.

¿Encontraste un error?

Reportar

Temas relacionados

netflixJoaquín Furriel

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad