Publicidad

Federico Favaro: lo duro de la salida de Los Teros, su rol como capitán y el "año perfecto" de Old Christians

Tras quedar al margen de la selección uruguaya en el camino al Mundial de Rugby 2023, regresó a su club y disfrutó de una temporada en la que los azules volvieron a conquistar el Campeonato Uruguayo.

Compartir esta noticia
Federico Favaro levantando la copa de campeón con Old Christians tras conquistar el Uruguayo de Clubes 2023 de rugby.
Federico Favaro levantando la copa de campeón con Old Christians tras conquistar el Uruguayo de Clubes 2023 de rugby
Foto: Juan Manuel Ramos.

Federico Favaro superó un trago amargo como el quedar afuera de Los Teros en el camino al Mundial de Rugby 2023, pero pasó raya rápidamente y puso la cabeza en Old Christians, su club. Lo designaron capitán y en su primer año en ese rol, los azules se redondearon una gran campaña quedándose con el Campeonato Uruguayo tras vencer en la final a Trébol de Paysandú por 44 a 26.

El jugador de 32 años habló con Ovación y expresó: “Fue el cierre de un año perfecto porque fue una temporada con bastantes cambios, de jugadores muy jóvenes que subieron a Primera, con los referentes de siempre en el plantel y con un staff que trabajó muchísimo porque antes teníamos un entrenador principal, la figura del head coach, a cargo de todo y este año asumió Tomás Fonseca pero hubo muchos entrenadores como asistentes en varios aspectos como análisis de video, las formaciones fijas, la parte física, médica. Se ideó todo para trabajar, entrenar y sobre todo, llevarnos a nosotros como grupo, algo que faltaba últimamente en el club porque había algunas generaciones de jugadores que quedaban aisladas”.

A propósito de eso, Favaro contó: “Faltaba hacernos más amigos y entender que el rugby que nosotros vivimos es el de ir al club, estar juntos en asados, en el tercer tiempo y cuando nos quedamos los jueves a comer. Eso se vivió de manera impresionante y de los 12 años que estoy en Primera de Old Christians este fue el que más disfruté”.

Un punto importante del año de Federico Favaro es que fue elegido capitán. Antes de comenzar la temporada y en una comida que se hizo con todo el plantel a modo de construcción de grupo, él fue el elegido y sobre esto remarcó: “Era algo que esperaba hace tiempo, como cualquier pibe Sub 19 que sube a Primera y se fija en los referentes pensando en estar en ese lugar algún día. Se medio en ese encuentro. Ya se había votado pero ahí supimos los resultados, se presentó a todo el staff técnico y fue un momento muy emotivo. Me emociono al recordarlo porque que me eligieran como capitán fue algo espectacular”.

El festejo de Old Christians en la noche del sábado.
El festejo de Old Christians en la noche del sábado.
Foto: Juan Manuel Ramos.

Y como capitán la responsabilidad es otra, pero la persona sigue siendo la misma: “No me puse esa presión extra de que por ser capitán tenía que cambiar algo. Me votaron por lo que era antes de serlo así que sabía que no tenía que cambiar nada y eso en parte me lo dijo el entrenador, que habían votado al Fede que conocen. Si yo me exigía y me ponía en un lugar de exigencia en el que no tenía que ponerme, me podía salir muy mal y creo que eso lo pude manejar bien porque traté de entrar a la cancha a divertirme, ser un capitán auténtico, ser yo mismo y creo que se vio reflejado en cada partido, transmitir la alegría y la pasión por el rugby. Por lo que me han dicho fue así y eso me deja muy feliz”.

El gran año de Federico Favaro llegó tras el sabor amargo de haber quedado afuera de Los Teros en pleno camino hacia el Mundial de Rugby 2023, pero superó ese mal momento y puso la cabeza en Old Christians: “La salida de la selección no fue fácil porque hacía 12 años que estaba. Fue una vida entera ahí y con este año de Mundial para mí era como un cierre hermoso que anhelaba. Era un sueño. Y fue difícil, pero volví más convencido que nunca porque el club es el lugar para toda la vida, es donde siempre te abren las puertas cuando estás bien o cuando estás mal. Y fue realmente así. El staff me recibió bárbaro, mis amigos también y encima me eligieron como capitán. Por eso te decía que fue el cierre perfecto de un año perfecto”.

Acerca de lo que fue su paso por Los Teros, Favaro lo recordó con alegría y cerró diciendo: “Entendí que la selección es un paso fugaz y vestir la camiseta de Uruguay fue un sueño máximo, jugar un Mundial también. Son momentos que no me los olvido más y van a quedar ahí para siempre. Pero también hay cosas que siempre van a estar como la familia, los amigos y el club, donde están los vínculos más fuertes y como les dije a mis compañeros antes de la final, estoy en el lugar que quiero estar y con las personas que quiero estar”.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad