TOKIO

Juegos Olímpicos: la atleta que celebró el oro sin saber que había ganado la plata

La holandesa Annemiek van Vleuten vivió una situación muy particular luego de creer que se había consagrado en ciclismo de ruta.

Van Vleuten celebra el oro sin saber que había ganado plata. Foto: AFP.
Van Vleuten celebra el oro sin saber que había ganado plata. Foto: AFP.

La holandesa Annemiek van Vleuten celebró como si fuera campeona olímpica su segunda plaza en la prueba de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos, después de haber cruzado la línea con un minuto de retraso respecto a la ganadora, un despiste que atribuyó a la falta de radio para comunicarse con su equipo.

A su llegada a la línea de meta del circuito del Monte Fuji, la campeona de 38 años levantó los brazos, en un habitual gesto de triunfo. Le hicieron falta unos segundos para comprender que la austriaca Anna Kiesenhofer, única sobreviviente de la escapada matinal, ya había celebrado el oro un minuto y 15 segundos antes que ella.

Anna Kiesenhofer con el oro obtenido en ciclismo en ruta. Foto: AFP.
Anna Kiesenhofer con el oro obtenido en ciclismo en ruta. Foto: AFP.

"Hubo mucha confusión y mala comunicación hoy", lamentó Van Vleuten, visiblemente frustrada. "No sabíamos las diferencias, hemos escuchado que tenían 45 segundos a 10 kilómetros de la meta", añadió. La escapada tenía entonces más de dos minutos de ventaja.

"Este es un ejemplo (de lo que ocurre) si se corre una carrera importante como esta sin comunicación. Todas las carreras del World Tour tienen comunicación, y ahora estamos las tres aquí preguntándonos quién ganó realmente", añadió Van Vleuten, refiriéndose a sus compañeras de equipo Marianne Vos y Anna van der Breggen.

"Estoy destrozada por eso, por supuesto, pero estoy muy orgullosa de la medalla, porque no tenía una medalla olímpica. También es una medalla de plata con brillo, porque hoy me sentí muy bien", agregó.

"No conocíamos a Kiesenhofer, no podíamos subestimar a alguien que no conocíamos. Cuando neutralizamos a la polaca y a la israelí, pensábamos que íbamos por el oro. No sabíamos que había otra corredora", sostuvo también der Breggen.

Pero lo que también llama la atención es la historia de Kiesenhofer quien llegó a Tokio 2020 siendo amateur desde 2017 además de tratarse de una doctora con una maestría en matemática que estudió en Vienna, Cambridge y Cataluña y hoy enseña en Lausana.

Llegó a los Juegos Olímpicos como una desconocida y se terminó convirtiendo en medallista de oro y sobre todo marcando una historia que quedará indeleble por mucho tiempo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados