Publicidad

Déborah Rodríguez le prestó su medalla a Prince Royce en la ceremonia de cierre de los Juegos Panamericanos

La atleta uruguaya, que obtuvo la presea de plata en los 800 metros llanos, fue protagonista de un momento distendido para finalizar el evento.

Compartir esta noticia
Déborah Rodríguez celebra su medalla de plata en los 800 metros llanos.
Déborah Rodríguez celebra su medalla de plata en los 800 metros llanos.
Foto: @UyDeporte.

Redacción El País
Déborah Rodríguez volvió a dejar bien representado a Uruguay en atletismo. Esta vez en los Juegos Panamericanos que se disputaron en Chile. La uruguaya se quedó con la presea de plata en los 800 metros llanos disputados en el Estadio Nacional de Santiago.

La uruguaya de 30 años hizo un tiempo de 2’02”88 y quedó a tan solo 17 centésimas de ganar la medalla de oro, que quedó en manos de la cubana Sahily Diago, ganadora con una marca de 2’02”71.

De esta forma, Déborah logró su tercera medalla a nivel de Juegos Panamericanos luego de haber conquistado el bronce en Toronto 2015 en los 400 metros con vallas —su anterior especialidad— y también el tercer lugar en Lima 2019 en los 800 metros.

Una vez finalizada la competencia a nivel oficial, llegó el momento del evento de cierre, que se realizó en el estadio Bicentenario de La Florida con la presencia de todos los deportistas participantes.

Los encargados de portar la bandera de Uruguay fueron la pelotari Leonella Acosta y el velerista Fernando Diz. Y a la hora del cierre musical, que estuvo a cargo del reconocido cantante Prince Royce, Déborah Rodríguez se subió al escenario a saludarlo y le prestó la medalla al solista, que la usó con alegría, le dio un beso a la presea y se la devolvió a la uruguaya.

Lo mismo sucedió con Lucas Nervi, el chileno que terminó en lo más alto al ganar el oro en el lanzamiento de disco.

¿Encontraste un error?

Reportar

Te puede interesar

Publicidad

Publicidad