CATAR 2022

Uruguay y la posibilidad de armar una oncena especial para visitar a Bolivia en la altura

La reserva de futbolistas que juegan en México y que haya solo cuatro días entre el partido con Argentina y el de Bolivia abren la puerta.

Fernando Gorriarán
Fernando Gorriarán. Foto: Nicolás Pereyra

Cada vez que se acerca la visita de Uruguay a Bolivia en La Paz se maneja la posibilidad de que pueda armar un equipo específicamente pensado para afrontar un compromiso a 3.600 metros de altura. Se ha hablado mucho de eso, pero no ha ocurrido. El 16 de noviembre la Celeste deberá subir a la ciudad boliviana por la fecha 14 de las Eliminatorias para Catar 2022 y otra vez se maneja la posibilidad de que sean incluidos acostumbrados a jugar en altura.

Algunas pistas se pueden sacar de la nómina de 32 reservados del exterior que dio a conocer Oscar Tabárez el viernes al mediodía. Primero que nada, precisamente la extensión de la lista. Segundo, la inclusión de un zaguero más de lo habitual, ya que hay ocho. Tercero, que precisamente dos de los marcadores centrales reservados jueguen en México, donde hay altura. Y cuarto, el regreso de Jonathan Rodríguez a la reserva, otro que actúa en el fútbol azteca. El que sí faltó de ese mercado fue Brian Lozano.

Analicemos por líneas. Uno de los problemas que ha mostrado últimamente la última línea ha sido la falta de velocidad. Eso, en la altura, puede ser una doble complicación, porque si a la natural lentitud se le añade la falta de oxígeno que impide una rápida recuperación, puede transformarse en un cóctel letal para la Celeste.

La novedad en la reserva de Tabárez es el zaguero Sebastián Cáceres, quien es titular indiscutido en el América de México, lugar de altura. Se trata de un defensa alto y veloz, que puede jugar en cualquiera de los dos perfiles. También aparece en la reserva Yonatthan Rak, que juega en Xolos de Tijuana. Es verdad que no vive en la altura, pero sí está habituado a jugar en lugares que sí la tienen.

En la mitad del terreno está reservado Fernando Gorriarán, un futbolista que ya estuvo en las anteriores convocatorias e incluso tuvo minutos ante Venezuela y Brasil. Su caso es similar al de Rak, pues vive en Torreón, donde no hay altura.

Y en la ofensiva se da el retorno a la reserva de Jonathan Rodríguez, quien vuelve a estar a la orden luego de una lesión. El Cabecita es figura goleadora del Cruz Azul, club de Ciudad de México, donde hay altura.

La importancia de tener a futbolistas que estén habituados a jugar a varios metros de altitud es importante, más en este caso cuando a pedido del propio Tabárez habrá un día menos de recuperación entre el juego de Argentina (viernes 12) y el de Bolivia. La posibilidad entonces de que al menos haya un futbolista por línea habituado a la altura existe. Habrá que ver si se concreta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados