COPA SUDAMERICANA

Paranaense 2-0 Peñarol: errores defensivos en Montevideo y Curitiba pusieron punto final al sueño aurinegro

Paranaense clasificó a la final que el próximo 20 de noviembre se jugará en el Centenario de Montevideo. Su rival será otro equipo brasileño: Red Bull Bragantino.

Agustín Canobbio en Peñarol vs. Paranaense. Foto: Darwin Borrelli.
Agustín Canobbio en Peñarol vs. Paranaense. Foto: Darwin Borrelli.

Peñarol perdió 2-0 en el Arena da Baixada ante Athletico Paranaense y quedó eliminado de la Copa Sudamericana con un global de 4-1.

Tal vez fue mucha la diferencia en el tanteador por lo expuesto en cancha por ambos equipos, pero el aurinegro pagó carísimo sus errores defensivos tanto en Montevideo como en Curitiba.

El aurinegro jugó unos buenos primeros 55 minutos, pero no estuvo fino en los últimos metros. No se pudo poner en partido ni de penal. Después el equipo se desinfló y se despidió de la Copa unos minutos antes del pitazo del árbitro.

Paranaense clasificó a la final que el próximo 20 de noviembre se jugará en el Centenario de Montevideo. Su rival será otro equipo brasileño: Red Bull Bragantino.

Pablo Ceppelini en el encuentro ante Athletico Paranaense. Foto: Darwin Borrelli.
Pablo Ceppelini en el encuentro ante Athletico Paranaense. Foto: Darwin Borrelli.

Primer tiempo

De entrada Peñarol buscó marcarle las condiciones del partido a Athletico Paranaense. Con Walter Gargano como eje conductor, el aurinegro inclinó rápidamente a la cancha y a los 5' tuvo una clarísima. Centro perfecto del Mota al segundo palo para Facundo Torres que llegó a conectar, pero desvió su remate.

Sin embargo, bajo esta tónica, Peñarol también dejó espacios en el fondo y mostró algunos inconvenientes que ya venía arrastrando de los últimos encuentros. Kevin Dawson, sin ir más lejos, tuvo una gran atajada sobre los 10' que evitó la apertura del equipo brasileño.

Luego Peñarol se adueñó de la pelota y llevó el partido donde más quería. Sin mucha profundidad, es cierto, pero se estaba acercando al arco de Santos. Sin embargo, una desatención le costó muy cara. Agustín Álvarez Martínez pivoteó mal y David Terans llevó la pelota de área a área. Él contra cuatro futbolistas y no lo cortó nadie. Luego, Nikão puso el 1-0 con un potente disparo que superó a Dawson.

Peñarol volvió a pisar el acelerador y tres minutos después casi se puso en ventaja, pero la pelota dio en el palo. Insistió y a los 29', Juan Manuel Ramos cayó desplomado en el área. El árbitro cobró penal. Pablo Ceppelini tomó la pelota y se hizo cargo, pero el arquero rechazó su disparo. El volante pateó anunciado y al medio. Santos no se movió, la atajó y mantuvo la ventaja para Paranaense.

El aurinegro fue más en el primer tiempo. Tuvo las mejores chances, pero no acertó en los en los últimos metros y encima pagó un precio altísimo en una desatención. 

David Terans y Jesús Trindade. Foto: Darwin Borrelli.
David Terans y Jesús Trindade. Foto: Darwin Borrelli.

Segundo tiempo

En el complemento se presentó el mismo escenario. Paranaense se dedicó a esperar y le cedió el terreno a Peñarol. El inconveniente fue que el mirasol comenzó a jugar con la mochila del paso del tiempo, por lo que la ansiedad y el nerviosismo pasó a jugar un rol fundamental.

Jugado al todo por el todo, Mauricio Larriera mandó para la última media hora del encuentro a Valentín Rodríguez y sumó a Ariel Nahuelpán en ofensiva. Más tarde le dio ingreso a Ignacio Laquintana.

Ninguno pudo cambiar el trámite del partido. El juego entró en un pozo, Peñarol se quedó sin ideas y Paranaense se aprovechó de eso.

Larriera siguió haciendo cambios y mandó a Máximo Alonso y Nicolás Gaitán. Torres y el canario, sus dos grandes figuras, vieron llamativamente el último cuarto de hora desde el banco de suplentes.

Como si fuera poco, a los 80' el Paranaense le bajó la persiana a la serie. Pedro Rocha se filtró en el área y puso el 2-0 (4-1 en el global) para sacar pasaje a la final de Montevideo.

No hubo tiempo para más. Los últimos minutos le sobraron al partido. 

Walter Gargano. Foto: Darwin Borrelli.
Walter Gargano. Foto: Darwin Borrelli.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados